Samsung|14 mayo 2017 6:35 pm

Cómo cambiar la resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8


Cómo cambiar la resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8

Tanto el Samsung Galaxy S8 como el Samsung Galaxy S8+ son móviles con una pantalla de gran definición. Sus paneles Super AMOLED alcanzan una resolución WQHD+ de 2.960 x 1.440 píxeles, aunque tengan distinto tamaño. Pero eso no significa que usen todo el tiempo el potencial de estas pantallas. De hecho, por defecto muestran una resolución menor en Full HD+.

Una decisión que tiene un impacto positivo en la autonomía de los móviles. Es el propio usuario el que tiene que cambiar manualmente la resolución si quiere un mayor detalle. Pero, además, también se puede optar por una resolución todavía más baja en el caso de que se busque aumentar el tiempo de uso. Te contamos cómo cambiar manualmente la resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8 y Samsung Galaxy S8+.

Pasos para cambiar la resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8 y S8+

Lo primero que hay que tener en cuenta es que por defecto se muestra la resolución media. Es decir, la Full HD+ de 2.220 x 1.080 píxeles.

Cambiar esta configuración es fácil, pero puede pasar inadvertido al principio. Esta opción se encuentra disponible dentro del menú de Pantalla de los ajustes del Samsung Galaxy S8 o Samsung Galaxy S8+.

Cambiar resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8

Bajo el título de Resolución de pantalla veremos la resolución actual que se está usando en el panel. Si pinchamos sobre este menú veremos una barra con los tres niveles de detalle posibles. Estos son:

-HD+ de 1.480 x 720 píxeles

-FHD+ de 2.220 x 1.080 píxeles

-WQHD+ de 2.960 x 1.440 píxeles

Bastará con que situemos el dedo sobre la resolución deseada y después a Aplicar. De este modo se cambiará la resolución de pantalla del Samsung Galaxy S8 o S8+.

Samsung Galaxy S8+ pantalla

Algunos aspectos a tener en cuenta

Estas resoluciones tienen el apelativo de + porque sus pantalla tienen un formato más panorámico de lo normal. 18:9 en vez de 16:9. Aunque nosotros escojamos una resolución, puede que se cambie si activamos alguno de los modos de ahorro de energía. Al final, si no estamos usando vídeo o juegos potentes la resolución FHD+ puede servir con creces y así ahorraremos algo de batería.

Dejar un Comentario