Fotografía|17 Febrero 2017 9:03 am

Un fotógrafo captura la naturaleza con cámaras de videovigilancia


capturas naturaleza webcam

Imagen: Marcus DeSieno

Las fotos hechas a la naturaleza siempre son majestuosas. Una amapola roja en un campo verde o un lago entre las montañas pueden tener un efecto muy parecido en todos nosotros. Y esto es, en parte, gracias a los colores. La naturaleza nos regala cromatismos ideales, pero ahora ha llegado alguien dispuesto a romper todos nuestros esquemas.

Se llama Marcus DeSieno y procede de Albany (Nueva York), pero reside en Tampa (Florida). El fotógrafo acaba de presentar una serie fotográfica titulada Surveillance Landscapes, cuyo proceso creativo ha sido de lo más curioso. Y es que para fotografiar la naturaleza, a DeSieno no le ha hecho ninguna falta salir al campo.

Lo ha hecho mientras examinaba la friolera de 10.000 webcams, conectado a un ordenador, desde su casa. El proceso es más complejo que una única captura de pantalla, pero la base para las obras de arte resultantes ha sido justamente esa.

¿Y cómo lo ha hecho? Para conseguirlo se ha pasado unas cuantas horas mirando las webcams y ha ido guardando las mejores capturas. Luego, ha hecho fotos de esas capturas de pantalla usando negativos de papel encerado. Por último, ha realizado impresiones de alta calidad de pigmentos.

¿Y qué consigue con eso? Pues reducir la pixelación de las capturas de pantalla, que es inevitable, y que de este modo queda perfectamente camuflada. Al final, las imágenes tienen un aspecto absolutamente etéreo y muy parecido, dicen los expertos, a las mejores instantáneas del maestro Ansel Adams (San Francisco, 1902 – 1984) cuyas fotos más famosas son las que hizo en blanco y negro del Parque Nacional de Yosemite.

fotos webcams

Imagen: Marcus Desieno

Lo hizo desde la comodidad de su despacho. Cuenta DeSieno en Wired, “he visto la puesta de sol en el Gran Cañón, el estallido de las olas del mar en Hawai o las tormentas de los Alpes Suizos“. Lo mejor de todo es que no le hizo ninguna falta moverse de casa, ni tan siquiera correr ningún peligro para conseguir las capturas más impactantes.

La galería, que puede visitarse de manera gratuita a través de la página web del artista, incluye bosques montañosos, carreteras solitarias, paisajes nevados, campos de cultivo, olas y nubes, todas ellas con un aspecto prácticamente pictórico y nada artificial, muy romántico, tenebroso e inquietante.

Si ves las imágenes y eres especialmente sensible al arte, lo más probable es que las fotografías produzcan en ti sensaciones muy diversas. Y aunque no te gusten especialmente, está claro que no te dejarán indiferente.

Marco Desieno Arte fotografía

Marcus DeSieno ha estudiado con mucho interés los avances de la tecnología fotográfica. Así, en sus capturas suele combinar los procesos fotográficos antiguos (¡e incluso obsoletos!) con la tecnologías más contemporáneas, lo que da como resultado obras como la que hoy nos ocupa.

Sus trabajos han sido expuestos en multitud de galerías norteamericanas y publicados en muchos medios, como por ejemplo Wired, Huffington Post o National Geographic’s Proof. En 2016 ha sido galardonado con la distinción de Talento Emergente por Lensculture.

Etiquetas:

Dejar un Comentario