orangutan tablet ipad

¿Qué pasarí­a si una orangután encontrase el amor a través de Tinder? Ahora, igual que hacemos los humanos, un grupo de investigadores pondrá a su disposición la popular aplicación para encontrar pareja. Eso sí­, no es que vayan a reeditar el ‘Lo que necesitas es amor’ con orangutanes, la intención es más cientí­fica que de reality.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Todo parte de los cientí­ficos de un zoo holandés que quieren estudiar cómo eligen los animales sus parejas, y para ello usarán en concreto a una orangután. Su nombre es Samboja, tiene once años y vive en el Parque de Orangutanes Apenheul en Apeldoorn.

En este curioso experimento, los cientí­ficos le irán mostrando a Samboja una serie de imágenes de las que podrí­an ser sus posibles parejas. Es decir, que se respeta el mismo funcionamiento que tienen a dí­a de hoy las aplicaciones para ligar, enseñándole a la primate aquellos que podrí­an ser más compatibles con ella para ver de cerca sus reacciones al ver las imágenes.

Así­, mientras la orangutana va mirando tranquilamente las imágenes de los pretendentes, los cientí­ficos podrán observar cómo responde ante la apariencia de los orangutanes que podrí­an ser su pareja.

El motivo es que en muchas ocasiones los animales que llevan para aparearse tienen que volver de vuelta sin haber llevado a cabo esta misión, con lo que de esta forma podrí­an tener un porcentaje más alto de acierto. De hecho Thomas Bionda, biólogo conductista del zoo de Samboja, explica que “las cosas tampoco van siempre bien cuando un hombre y una mujer se encuentran por primera vez”. Así­ que con este estudio la intención es tener un porcentaje de acierto mayor y conocer mejor los estí­mulos que funcionan.

En un estudio anterior, hecho con bonobos -también llamados chimpancé pigmeo y que son muy cercanos a los humanos-, se observó como tení­an interés en las imágenes con estí­mulos positivos, es decir, donde se veí­an a otros ejemplares apareándose o arreglándose uno al otro.

orangutan tinder tablet

Tinder para orangutanes

Aunque ahora haya saltado la noticia, se trata de un programa cientí­fico que lleva ya cuatro años en funcionamiento, llamado Tinder para Orangutanes. Ésta sólo es una parte de un estudio mucho más extenso sobre el rol de las emociones en las relaciones entre animales.

De hecho, uno de sus investigadores ha explicado al diario The Guardian que “si no interpretas una emoción correctamente en el mundo salvaje, puede ser tu final”.

Tecnologí­a reforzada

Una tablet para un orangután. Aunque pensemos en la más robusta del mercado, todos conocemos la fuerza que tienen estos animales, con lo que el hecho de que sea táctil puede convertirse en un problema. Aunque no serán los primeros cientí­ficos que intentan trabajar con tablets y orangutanes.

En Canadá ya hubo un proyecto por el cual los orangutanes podí­an ver ví­deos y dibujar con el dedo en las tablets. Eso sí­, no les permití­an sujetarlas ya que no eran suficientemente rí­gidas y terminaban rompiéndose. Un problema que también han tenido estos investigadores de Holanda.

La solución, reforzarla con una especie de marco de acero, aunque Samboja fue capaz de destrozarla sin ningún problema. Con lo que para usar Tinder con esta orangutana necesitarán buscar una tablet que no destroce con tanta facilidad.