amazon go

Un chico entra en una tienda, pasa su móvil por un escáner, da un par de vueltas buscando algo para comer que le guste y finalmente lo encuentra. Cuando lo tiene, se lo guarda en la mochila y sale de la tienda. Solamente con esta información, podéis pensar que os estamos contando un cuento de ciencia ficción o que estamos describiendo a una persona robando en un comercio (con más probabilidad lo segundo). Sin embargo, ninguna de las dos opciones es la correcta, pues lo que acabáis de leer es el contenido del nuevo spot de Amazon, promocionando su nueva tienda, un auténtico salto evolutivo para el sector servicios. Con vosotros, Amazon Go, la tienda del futuro.

En esta tienda, de tipo supermercado, el funcionamiento es distinto a todo lo que conocemos hasta ahora. Para poder entrar en ella hay que tener descargada la aplicación Amazon Go, disponible en App Store y Play Store, donde se registran los datos y la tarjeta de crédito del cliente. Una vez hecho eso, nos logeamos mediante un escáner situado en la entrada, y comenzamos a comprar lo que queremos. Mediante los sensores distribuidos por toda la tienda, el sistema reconoce qué productos se están eligiendo y se van sumando a una cesta virtual en la cuenta del cliente, en la aplicación del teléfono móvil. Cuando éste ya tiene todos los productos que necesita, se da la vuelta y se dirige a la salida. No sólo es que no haya que pasar por caja, es que no hay caja propiamente. Al cruzar la salida, la aplicación carga la cesta comprada a la tarjeta de crédito asociada y asunto terminado. Es cierto, suena completamente como una pelí­cula. Sin embargo, es algo totalmente real: Amazon ha abierto ya su primera tienda Amazon Go en Seattle, en la Séptima avenida, número 2131. Todaví­a se encuentra en una fase de pruebas, lo que significa que sólo los trabajadores de Amazon pueden acceder a la instalación y hacer compras, pero si la prueba resulta satisfactoria, el gigante de los enví­os tiene pensado abrir la tienda en Seattle en 2017, y a partir de ahí­, exportar el concepto al resto del mundo.

amazon

Pero, ¿no hay trabajadores en esa tienda? podréis preguntaros. Lo cierto es que sí­ los hay, trabajadores encargados de la organización y limpieza de la tienda, además de la seguridad y la gestión de posibles incidencias tecnológicas. Lo que deja de existir es la figura del cajero, relocalizando a los demás trabajadores hacia tareas más útiles. Lógicamente, el factor humano es imprescindible en cualquier tienda que preste servicios, pero en ésta, el proceso de compra simplemente no requiere de ese factor. Desaparecen las colas, desaparecen los malentendidos. “El siguiente que pase por aquí­ en orden de espera” puede ser una frase que tenga los dí­as contados.

Por último, aquí­ tenéis el spot para que lo veáis con vuestros propios ojos. No es una pelí­cula, no es ni siquiera el futuro. Está ya aquí­, y seguro que será el principio de una revolución imparable.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,