Piper

Hace muy pocas horas que se ha estrenado online y de manera gratuita, pero ya arrasa en Internet. Es Piper, el nuevo corto de Pixar: una delicia que no te puedes perder. Su protagonista, Piper, es un correlimos chiquití­n que empieza a dar sus primeros pasos para la vida adulta. Un correlimos es una ave de zonas húmedas, cuyo principal alimento son las almejas que se acurrucan en la arena. En inglés esta ave se llama «sandpiper», de ahí­ que el protagonista de esta maravillosa obra de arte se llame así­. Pero, ¿qué tiene de especial este cortometraje? Pues en primer lugar, que es absolutamente hermoso. Y de Pixar no esperábamos menos. La productora tiene en su catálogo piezas de animación preciosas. Ahora, sin embargo, parece que Piper se ha convertido (y lo dicen los expertos) en lo mejor que ha hecho hasta el momento. En el apartado técnico, estamos ante una obra impecable; pero es que en lo emocional, Piper trae consigo una historia conmovedora, inspirada en el espí­ritu y la capacidad de superación.

Piper es un cortometraje dirigido por Alan Barillaro y producido por Marc Sondheimer que forma parte del estreno de Buscando a Dory, la que serí­a la segunda parte de Buscando a Nemo. Es habitual, de hecho, que Pixar presente un cortometraje con el estreno de cada nueva pelí­cula. Dura seis minutos y la tecnologí­a de animación empleada es exquisita, lo que da como resultado unas texturas que prácticamente pueden sentirse de verdad: la arena, las burbujas del agua, la espuma del mar, los caracoles embarrados o las plumas mojadas del entrañable Piper. La belleza del conjunto es francamente impresionante y como suele ser habitual en los mundos de Pixar, consigue transportarnos a un universo natural único y repleto de emociones.

Piper

Pero la historia es otro de los fuertes de esta historia. Se trata, tal como explica su creador, Barillaro, de una historia de superación, en la que el protagonista tiene que hacer frente a un universo inmenso e intimidante. Piper será capaz de luchar contra sus miedos y hacer uso de la resiliencia para superarse a sí­ mismo y crecer. Pero el cortometraje encierra otra cosa muy importante, que estamos seguros que habrán observado aquellos que son padres. Y es que también nos habla de la capacidad que tenemos los progenitores de dejar crecer a nuestros hijos. Dice su creador que le gustarí­a ser como la madre de Piper y estar al lado de sus hijos para todo lo que necesiten, pero al mismo tiempo, darles espacio propio para aprender y que puedan crecer por sí­ mismos, por aquello de que han de cometer sus propios errores y aprender a levantarse solos.

Se trata, sin lugar a dudas, de una historia preciosa para abrir este domingo. ¿A ti también te ha inspirado? ¡Cuéntanos lo que te ha hecho sentir Piper! Tienes espacio abajo en los comentarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.