fitbitcharge2

tuexperto recomiendaTe acompaña mientras corres, haces pesas o incluso respiras para alejar el estrés. La Fitbit Charge 2 es la nueva apuesta de Fitbit en pro de acercar la vida saludable al común de los mortales.

Para esta nueva pulsera, Fitbit ha renovado su anterior modelo, la Fitbit HR, dotándola en esta ocasión, de una pantalla hasta cuatro veces más grande y de una serie de prestaciones que nos permiten, no solo llevar un control en el uso estrictamente deportivo, sino en el dí­a a dí­a.

A pesar de la gran cantidad de competencia presente en el mercado -especialmente china- Fitbit se sigue manteniendo lí­der en el sector de los wearables y sin duda, la Fitbit Charge 2 es una buena muestra de lo bien que saben hacer las cosas.

Nosotros hemos probado durante varios dí­as la FitBit Charge 2 así­ que, si estás pensando en hacerte con una, presta mucha atención porque vamos a contarte todos los detalles sobre este nuevo wearable de la compañí­a californiana.

photo_2016-10-07_11-33-17

Diseño discreto y pantalla más grande

Lo primero que percibimos nada más sacar la pulsera de la caja es lo mucho que ha aumentado el tamaño de la pantalla con respecto a anteriores modelos. El tamaño en general es quizás un poco grande, algo que sin duda es debido a que el sensor del ritmo cardí­aco es algo grueso pero una vez que la llevas puesta es casi imperceptible. Las correas son intercambiables y están fabricadas con un material elastómero flexible y tienen una hebilla de acero inoxidable de calidad quirúrgica que evita la oxidación con la lluvia y el sudor. Hablando de lluvia, desafortunadamente la Fitbit Charge 2 no es resistente al agua por lo que no debemos ducharnos o sumergirnos con ella y en el caso de que se moje accidentalmente, debemos quitárnosla inmediatamente y dejarla secar.

Volviendo a las correas, éstas se pueden adquirir en tres tamaños diferentes y para saber cuál nos corresponde según el perí­metro de nuestra muñeca, encontramos disponible un medidor en la página web de FitBit. Además de tres tamaños también tenemos seis colores distintos a elegir: Negro / Plata, Ciruelo / Plata, Azul/ Plata, Ciruelo / Plata (el que nosotros hemos probado) y dos ediciones especiales algo más caras que son Lavanda / Oro Rosa y Negro / Gris Plomo.
FITBIT CHARGE 2

Puesta en marcha sencilla

Para poder sacarle todo el partido a esta wearable lo primero que debemos hacer al ponerla en marcha es descargarnos la aplicación de Fitbit y sincronizarla. La aplicación está disponible de forma totalmente gratuita tanto en iOS como Android y es compatible con teléfonos iPhone desde el modelo 4S y posteriores, en iPad de tercera generación y posteriores además de terminales Android 4.3 y posteriores.

Una vez hemos descargado la aplicación debemos registrarnos en ella. Este proceso no es demasiado largo y apenas no pedirá unos pocos datos personales y fisionómicos (peso, altura y género). En el momento que nos registramos en la aplicación tenemos la posibilidad de marcarnos objetivos, tanto deportivos como alimenticios o de descanso diario pero, si no lo quieres hacer en ese momento, no hay ningún problema en registrar los objetivos más adelante e incluso cambiarlo en función de nuestras necesidades.

Probablemente la baterí­a de la Fitbit Charge 2 se encuentre descargada en el momento en que la saques de la caja, por lo que tendrás que conectarla al cargador. La carga es muy sencilla, solo tienes que abrir la pinza para dejar a la vista los conectores y acoplarla hasta que sí­mbolo de carga aparezca en pantalla. Este proceso de recarga dura aproximadamente dos horas y la aplicación te avisará en el momento en que la pulsera se encuentre cargada por completo.

FITBIT CHARGE 2

 Tecnologí­a PurePulse

La tecnologí­a PurePulse de la que presume esta pulsera inteligente es capaz de monitorizar el ritmo cardí­aco de forma precisa y controlar qué tipo de ejercicio realizamos. Esta tecnologí­a también nos permite otra opción que veremos más adelante, especí­fica para personas que padecen stress y ansiedad , que permite realizar sesiones de respiración guiadas.

img_9083

Los controles de la pulsera se manejan mediante el pequeño botón fí­sico situado en el lateral izquierdo junto con la tecnologí­a táctil de la pantalla. A veces hemos tenido problemas para que responda el táctil pero en lí­neas generales responde bastante bien. Lo primero que encontramos al presionar el botón es el reloj, del que podemos elegir el diseño que queramos mediante la aplicación y personalizarlo para que también nos muestre los pasos o las pulsaciones, por ejemplo.

La segunda medición que encontramos es la frecuencia cardí­aca. Siempre nos mostrará la que tenemos en ese momento y si pulsamos sobre la pantalla podremos comprobar cuál es nuestra media de frecuencia cardí­aca en reposo.

Con la siguiente pulsación en el botón fí­sico accederemos a la monitorización de la actividad fí­sica. Con diferentes toques sobre la pantalla podremos elegir qué actividad vamos a realizar, de entre las que se encuentran disponibles, claro. Tenemos para elegir entre correr, pesas, carrera en cinta, entrenamiento, elí­ptica, ciclismo y entrenamiento a intervalos. Una vez hemos seleccionado el ejercicio que vamos a realizar, pulsaremos firmemente el botón y la pulsera comenzará a monitorizar nuestro ejercicio para después plasmarlo en las estadí­sticas de la aplicación. Mide el tiempo que entrenamos, la media de frecuencia cardí­aca y la cantidad de calorí­as quemadas. Para finalizar con el control tan solo tenemos que volver a pulsar de manera prolongada el botón.

Dentro las posibilidades que podemos programar en nuestros objetivos se encuentra el de los recordatorios. Yo por ejemplo programé la pulsera para que me avisase cada vez que llevase más de una hora sin moverme -la vida del redactor-, así­ la pulsera vibraba y me mandaba mensajes en la pantalla para indicarme que deberí­a levantarme y como mí­nimo, subir y bajar los escalones de mi casa al menos un par de veces. Realmente esto es algo muy útil, ya que no somos conscientes de cuán sedentaria es nuestra vida si no nos lo enseñan.

La siguiente opción que encontramos al navegar por la Fitbit Charge 2 es el cronómetro. Para activarlo tenemos que pulsar durante un par de segundos el botón fí­sico y para pararlo basta con una ligera pulsación.

FITBIT CHARGE 2

 

 Modo respiración guiada

Gracias a la tecnologí­a PurePulse, la Fitbit Charge 2 nos ofrece la posibilidad de realizar sesiones de respiración guiada tantas veces como nuestro stress nos lo pida. Es bien sabido que una de las mejores maneras de paliar los sí­ntomas de la ansiedad es mediante ejercicios de respiración profunda. A veces nos olvidamos de inhalar y exhalar debidamente y aunque esto no lo ha inventado Fitbit, sin duda la incorporación de este modo en la nueva Charge 2 es un punto a su favor. La pulsera personaliza el ejercicio de respiración guiada basándose en la medición de nuestro ritmo cardí­aco. De esta forma encuentra cuál el el mejor ritmo para nosotros y se asegura de que no estamos inhalando demasiado profundo o exhalando más rápido de lo debido. La pulsera nos indica en cada momento cuándo debemos inhalar y cuándo exhalar mediante ligeras vibraciones y un cí­rculo en la pantalla. Podemos completar series de respiración de 2 o 5 minutos tantas veces como lo necesitemos a los largo del dí­a.
img_9096

 Aplicación Fitbit

La pulsera sin la aplicación no tiene mucho sentido ya que es lo que nos permite llevar un seguimiento real de todos nuestros datos. La interfaz de la app es muy sencilla y podemos personalizarla para que nos muestre en el panel principal los datos que más nos interesa tener controlados.

Siempre nos va a mostrar cuántas plantas hemos subido, cuántos pasos hemos caminado, calorí­as quemadas y minutos de ejercicio. También podemos añadir los dí­as de ejercicio semanal, el control de la frecuencia cardiaca, el control de agua ingerida y calorí­as y lo que vamos a ver a continuación, la monitorización del sueño.

 

 

fitbit2-1

 Monitorización del descanso

La pulsera nos controla mientras descansamos y nos dice, no sólo cuántas horas hemos dormido sino también cuántas veces nos hemos despertado a lo largo de la noche y cuántas hemos estado inquietos. ¿Y cómo sabe que hemos estado inquietos? Porque nuestra frecuencia cardiaca aumenta y nos movemos repetidas veces. Además, en la aplicación podemos controlar todos los registros de sueño a lo largo del tiempo y comprobar si tenemos momentos de peor descanso y así­ poder asociarlo a algún hecho o etapa puntual. Si queremos también podemos programar una hora de sueño y una para el despertador, de esta manera la pulsera nos avisará cuándo es la hora de irnos a dormir con un mensaje en la pantalla y una sencilla vibración y nos despertará por la mañana con una sutil alarma vibratoria.

fitbit2

 

Al igual que el sueño también podemos controlar de forma estadí­stica nuestra actividad fí­sica. La aplicación nos muestra qué hemos hecho cada dí­a, durante cuántos minutos, cuántas calorí­as hemos quemado y cuál ha sido nuestra media de pulsaciones por minuto. Como podemos ver, esta pulsera no es especialmente para deportistas, ya que es realmente útil para comprobar nuestros hábitos y mejorarlos para poder llevar una vida mucho más sana.

 

img_9102

Autonomí­a

La autonomí­a de la Fitbit Charge 2 se mantiene en una buena posición tal y como veí­amos en anteriores modelos. La baterí­a de polí­mero de litio de esta pulsera nos regala una autonomí­a de hasta 5 dí­as sin necesidad de recargar. Por su parte, el proceso de recarga es bastante sencillo tal y como explicábamos al principio y no lleva más de dos horas conseguir llenar la baterí­a al 100%.
img_9091

Conclusiones

Realmente las impresiones utilizando esta weareable han sido buenas. Quizás a primera vista podrí­a parecer bastante grande pero una vez puesta nos hemos acostumbrado fácilmente. El diseño, y especialmente los colores, no son tan deportivos como en otros modelos, por ejemplo la Samsung Gear Fit 2, algo que es de agradecer cuando la llevamos en el dí­a a dí­a. La pantalla se ve muy bien aunque a veces el táctil es un poquito lento al responder. La correa se limpia fácilmente pero es un punto en su contra que no tenga resistencia al agua, aunque si tenemos a su favor la buena autonomí­a que alcanza.

Las funciones son muy útiles, especialmente la novedosa respiración guiada que nos ha venido muy bien para sofocar los estragos del stress y la aplicación es muy sencilla de utilizar y visualmente muy gráfica. Además, la tecnologí­a PurePulse es bastante exacta en la medición de pulso y respiración.

En rasgos generales podemos decir que le ponemos un notable alto a esta pulsera que ya se encuentra a la venta por un precio que oscila entre los 150 y los 180 euros dependiendo del modelo que seleccionemos.

img_9086

 Fitbit Charge 2

Marca Fitbit
Modelo Charge 2

 

Pantalla pantalla

Tamaño 1,5 pulgadas
Resolución 216 x 432 pí­xeles
Densidad 322 pí­xeles por pulgada
Tecnologí­a OLED
Protección No

Diseño diseño

Dimensiones Small 140 mm”“170 mm, Medium 170 mm”“206 mm, Large 206 mm”“236 mm/ Ancho en todas
Peso 30 gramos
Colores Negro, azul, rosa, morado, gris
Resistencia al agua No

 

Compatibilidad

Conexión Bluetooth 4.2
Dispositivos compatibles Se sincroniza con dispositivos con Mac OS X 10.6 y posteriores, iPhone 4S y posteriores, iPad de 3.ª generación y posteriores, Android 4.3 y posteriores y Windows 10.

Software y aplicacionessoftware

Sistema Operativo
Aplicaciones Podómetro, Ejercicio, Sueño, Pulsómetro, Notificaciones, Control multimedia, Cuenta atrás, Cronómetro, Contador de pisos, Calorí­as, Hidratación

 

Sensoresconexiones

Podómetro Sí­
Acelerómetro Sí­
Localización GPS Sí­
Bluetooth Bluetooth 4.2
Giroscopio Sí­
Monitor de frecuencia cardí­aca Sí­
Conector Bluetooth
Audio Altavoz interno
Otros

 

Autonomí­a bateria

Extraí­ble No
Capacidad 200 mAh
Duración en reposo Hasta cinco dí­as con uso ocasional
Duración en uso Entre dos y tres dí­as con uso normal

 

+ info

Fecha de lanzamiento Disponible
Web del fabricante Fitbit

 

Precio: 150 euros euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...