GoPro AER

A nadie le parece extraño ya ver a alguien con una cámara anclada en su cabeza en cualquier actividad. Sean unas vacaciones, como una ruta de senderismo o cualquier otra cosa que necesitemos grabar. Las cámaras de acción se han hecho un hueco en nuestras vidas y sobre todo lo ha conseguido la marca GoPro, conviertiéndose en una de las más punteras de los últimos años.

El único problema de este tipo de cámaras es que tienen varias limitaciones, algo que ahora están aprovechando los drones que cada vez ganan más adeptos. Tener un dispositivo capaz de volar y grabar ví­deo, sin duda es un gran acierto. Pero, ¿qué pasarí­a si consiguiésemos adaptar nuestro GoPro como si fuese un dron? Esta misma pregunta se la hicieron dos jóvenes que han ideado un invento que es bastante llamativo.

Si nos sumergimos en Kickstarter, un portal que recoge proyectos que buscan financiación en su modalidad de crowdfunding, encontraremos infinidad de ideas. Algunas sumamente innovadoras y otras que sin duda nos parecerán hasta alocadas e imposibles de llevar a cabo. Pero dos jóvenes han decidido ir más allá y diseñar un dispositivo AER por el cual podremos lanzar nuestra cámara GoPro y trabajar con ella como si estuviese siendo transportada por un dron.

Hacer capturas aéreas sin tener un dron

Tres estudiantes universitarios han sido los que han ideado este nuevo dispositivo. Levin Pablo Trautwein, Nick Schjivens y Mark de Boer han ideado este proyecto por el cual podremos capturar vistas aéreas sin tener un dron. AER, como se llama su invento, vale para la GoPro que encaja dentro de su base. Gracias a dos alas que están en la parte posterior la cámara podrá volar de forma estable durante más tiempo.

Que nadie se preocupe por la integridad de la GoPro. Su base de espuma mantendrá nuestra cámara segura todo el tiempo y sin que los impactos sean un problema. Como ellos mismos explican todo partió de un proyecto en el que hicieron ví­deos utilizando cinematografí­a creativa. Su presupuesto no llegaba para un dron profesional, pero en su equipo sí­ contaban con una GoPro. Así­ que con un relleno de espuma, cinta adhesiva y unas alas de cartón pusieron a volar a sus GoPro.

Relatan que al ver las imágenes se dieron cuenta del potencial que tení­a este dispositivo, así­ que crearon una compañí­a y se pusieron a desarrollar una versión que fuese más resistente para poder vendérsela al mundo. La compañí­a trabaja desde Holanda, y la intención es que los dispositivos AER vean la luz en enero de 2017 si tienen éxito con su capaña de crowfunding.

GoPro AER

A diferencia del prototipo, el modelo final cuenta con una base de espuma que protege a la GoPro y que además puede flotar. Con lo que en el caso de tener un aterrizaje acuático, podremos recuperar nuestra cámara sin problemas.

Explican, además, que por el vuelo del AER las imágenes son distintas a las de los drones. Una espiral lenta hace que tenga un efecto distinto aunque dando la sensación de estable. De hecho, también destacan lo divertido de estar lanzando este dispositivo para tomar imágenes.

Para llevar a cabo la fabricación esperan recaudar algo menos de 80.000 dólares (ahora mismo llevan algo más de 20.000). De hecho, este dispositivo se puede comprar por algo menos de 55 euros, y si queremos tres conseguiremos un buen ahorro por dispositivo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp