wereables adelgazar

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Pittsburg ha revelado que los efectos de los wearables para fitness no son tan buenos como nos hacen creer. El estudio fue realizado durante dos años a más de 400 personas de diversa edad y masa corporal, y deja constancia de que los usuarios que empezaron a utilizar los wearables de fitness a partir de los seis meses adelgazaron más que los participantes sin los dispositivos. La conclusión que sacan los expertos, es que posiblemente este tipo de wearables no trabajan con el mismo tipo de información que los sistemas clásicos de seguimiento fí­sico.

Según el estudio, dirigido por el experto John M. Jakicic, los participantes con wearables de fitness dejaron de media la mitad de su peso. Además, todos y cada uno de ellos se sintieron fí­sicamente mucho mejor cuando concluyó el estudio. Para realizar el experimento, se les aconsejó que entrenaran de la misma forma. Ahora bien, la diferencia crucial surgió a partir de los seis meses. Mientras que una mitad de los participantes comenzó a registrar sus detalles de actividad y medidas fí­sicas en un diario, la otra mitad usó dispositivos wearables de fitness. Ambos grupos fueron dirigidos y aconsejados de la misma forma, usando la misma información y patrones. También fueron asistidos de la misma manera, por lo que ¿dónde se encuentra realmente la diferencia?

wereables adelgazar

La principal hipótesis que manejan los investigadores, es que posiblemente los wearables de fitness no reaccionan igual de bien a como lo hacen los sistemas clásicos de seguimiento fí­sico. Lo cierto, es que los dos grupos fueron monitorizados de igual manera, a través de una web, mensajes de texto y llamadas telefónicas. La diferencia entre ambos se encontraba en la manera de modificar la actividad y la dieta para rebajar peso. En cualquier caso, los datos que se obtuvieron tampoco ayudaron a sacar una conclusión clara, lo que nos llevarí­a a hacernos otras preguntas: ¿estaban bien elegidos los wearables? ¿Es tan importante la marca? ¿Qué tipo de dispositivo serí­a el mejor? Todos estos factores son importantes y podrí­an afectar bastante en la calidad de las mediciones.

El estudio, por tanto, pone en evidencia a los wearables de fitness, un sector que, según datos de IDC, el año pasado experimentó una subida del 197 por ciento con respecto a las ventas conseguidas en 2014. Estamos hablando de veintiún millones de unidades vendidas únicamente en el tercer trimestre del año fiscal. A pesar de que todaví­a es un mercado muy pequeño si lo comparamos con el de otros dispositivos móviles, los wearables de fitness son utilizados por un gran número de usuarios, se puede decir que están de moda. Pero hasta el momento, todos los estudios que han sido realizados sobre sus efectos, como el que acabamos de mencionar, han contado con una pequeña participación de usuarios para llegar a una conclusión clara. Y tú, ¿usas un wearable de fitness? ¿Has notado cambios a la hora de hacer ejercicio? Ya sabes que puedes compartir tus impresiones en la sección de comentarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,