nfc_ring_00

Hace no mucho, cuando nos decí­an que í­bamos a poder pagar nuestras compras con tarjetas que no necesitaban introducirse en ningún sitio, probablemente te sonaba a cuento chino. Después se dijo que podrí­amos pagar a través del teléfono móvil y seguramente te echabas las manos a la cabeza. Esas técnicas ya están a la orden del dí­a y muy pronto llegará una tercera innovación en el sistema de pagos. Nos referimos a un nuevo anillo que dispone de tecnologí­a NFC para pagar sin necesidad de utilizar tarjetas ni sacar el smartphone del bolsillo. Ya se encuentra disponible en modo pre-venta.

Este novedoso anillo está diseñado para funcionar con los sistemas de pago inalámbricos y no es necesario ni siquiera tener el teléfono cerca. Te preguntarás si tiene algún problema de compatibilidad. Será totalmente compatible con la gran mayorí­a de tarjetas VISA, por lo que bastará con registrar una tarjeta válida, ponerse el anillo y simplemente acercarlo a la hora de efectuar el pago.

El anillo ya se ha probado durante los pasados Juegos Olí­mpicos de Rí­o, cuando VISA distribuyó algunos ejemplares entre los atletas para evitar que tuviesen que ir por ahí­ con las tarjetas de crédito o sus teléfonos. Una vez probado, está previsto que lleguen al público en general el próximo mes de diciembre.

¿Solo sirve para pagar o realiza más funciones?

Aunque este peculiar anillo se ha diseñado para efectuar pagos sin preocuparnos llevar la cartera o el teléfono inteligente, lo cierto es que esa no es la única utilidad. Podrás bloquear y desbloquear tu teléfono o tableta con un simple toque en la parte trasera o incluso, si has instalado en tu casa una cerradura inteligente, bastará acercar el anillo para abrir o cerrar la puerta de tu hogar. Además se podrá intercambiar y compartir todo tipo de archivos, fotos, música o lo que se te ocurra, entre dos terminales que contengan tecnologí­a NFC.

nfc_ring_01

Entre sus caracterí­sticas, destaca por encima del resto dos funciones que se antojan básicas en este tipo de accesorios. Por un lado es resistente al agua, asegurando la propia marca que se ha probado a 50 metros de profundidad. Por otro, no necesita cargarse, ya que la tecnologí­a NFC no precisa de electricidad para funcionar. Esto significa que podrás llevarlo contigo siempre que quieras, sin importar la actividad que estés realizando o el lugar en el que te encuentres.

Lo más importante cuando hablamos de nuevos accesorios. ¿Cuánto puede llegar a costar un anillo con NFC? Pues puedes respirar tranquilo, ya que te va a costar muchí­simo menos que un teléfono que contenga dicha tecnologí­a para realizar pagos. Aunque varí­an según el modelo, su precio oscilará entre los 17 y los 40 euros. Una ganga en mi opinión. Si te interesa, puedes reservar ya tu anillo NFC desde aquí­.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...