Proxima B

¿Hay vida allá afuera? ¿En caso de catástrofe, podrí­amos emigrar a otro planeta para salvar nuestro pellejo? Estas eternas preguntas parece que ya tienen respuesta. Y es que acaba de ser hallado un planeta que podrí­a tener vida y que, a juzgar por lo que dicen los astrónomos que la han descubierto, es lo más parecido a la Tierra que hemos visto hasta ahora. Se tratarí­a de “Proxima b”, así­ es como ha sido bautizado el nuevo planeta, y estarí­a orbitando en Proxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar. El descubrimiento ha sido publicado este mismo miércoles en la revista Nature y su importancia reside en el hecho de que se trate de un exoplaneta muy cercano al sol y con grandes posibilidades de alojar vida. Según ha indicado el responsable de la investigación, Guillem Anglada-Escudé, astrónomo de la Universidad de Queen Mary en Londres, estamos en el verdadero inicio de este viaje para la búsqueda de vida más allá de la Tierra.

El profesor Anglada-Escudé ha sido tajante a la hora de afirmar que “Proxima b” es un planeta más o menos similar a la Tierra. Es ligeramente más grande, pero las condiciones de la superficie son favorables a la existencia de agua lí­quida y otras formas de vida parecidas a las que ya conocemos. Además, el exoplaneta en cuestión está relativamente cerca. Proxima Centauri, esta estrella vecina sobre la que orbita, se encuentra a 4,5 años luz de la Tierra, de modo que incluso podemos verla en el cielo nocturno. Sin embargo, llegar hasta el exoplaneta recién descubierto será francamente difí­cil: está a 4,22 años luz o lo que serí­an 25 billones de millas, de modo que aterrizar en su superficie serí­an necesarios 20 años, si lo hiciéramos al 20 % de la velocidad de la luz. Los astrónomos consideran que las primeras sondas podrí­an llegar antes de que termine este siglo, de modo que algunos seres humanos que viven hoy incluso podrí­an ser testigos del gran acontecimiento.

Pero, ¿cómo serí­a la vida en “Proxima b”? Por ahora es difí­cil aventurarse en hipótesis, pero de momento, podemos decir que el planeta rocoso, además de ser muy similar a la Tierra, orbita mucho más rápido que nuestro planeta, de modo que allí­ un año tan solo durarí­a 11,2 dí­as terrestres. Se presupone que las condiciones de vida son favorables, pero lo cierto es que el planeta no rota. Esto significa que en una parte es permanentemente de dí­a y en la otra, permanentemente de noche, con una atmósfera frí­a y oscura. La superficie que mirarí­a a la estrella estarí­a bombardeada por rayos X y radiación ultravioleta, pero los cientí­ficos piensan en vida bajo tierra, así­ que no todo estarí­a perdido.

Proxima B

La hipótesis de que exista vida más allá de la Tierra va cobrando fuerza. Y es que en las últimas décadas, los astrónomos han encontrado la friolera de 3.000 planetas fuera de nuestro sistema solar. Por lo menos 40 de ellos podrí­an tener unas condiciones favorables para la vida, así­ que tampoco serí­a tan extraño que en otras partes pudiéramos encontrar generaciones vitales paralelas. ¿Tú qué opinas?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...