limpieza pantalla

Esta misma semana te contábamos que existen ciertas prácticas muy comunes que pueden bajar el rendimiento de tu ordenador. Una de nuestras recomendaciones en este sentido era la de llevar a cabo una limpieza periódica de los distintos conectores, cables y demás recovecos de los aparatos. Y es que el polvo suele acumularse casi por cualquier parte. Pues bien, otro dispositivo que merece toda nuestra atención es la pantalla del ordenador portátil o e monitor de nuestro equipo de sobremesa. Si te fijas (lo verás mejor con la pantalla apagada) suelen ensuciarse de polvo y de otros elementos o sustancias que uno no sabe ni cómo han ido a parar allí­. Si lo que quieres es conseguir un buen rendimiento de tu equipo y ver las cosas con total nitidez, serí­a interesante que siguieras estos consejos para saber cómo limpiar el monitor o pantalla de tu ordenador.

¿Qué necesito?

Para limpiar cualquier pantalla conviene contar con ciertos utensilios o productos, aunque si no los tienes o no los encuentras, puedes optar por otros de alternativos. En principio, para limpiar la pantalla del cualquier ordenador lo único que necesitarí­amos es:

  • Un paño de microfibra seco o dos, si piensas aplicar una solución húmeda.
  • Una solución especí­fica para la pantalla (puedes encontrarla en cualquier tienda de informática o en grandes superficies, seguramente dentro de las propias secciones de informática).
  • Si no la tuvieras a mano, también puedes optar por un método más casero y hacer alguna de las siguientes mezclas: agua destilada y un par de gotas de lavavajillas, una mezcla de vinagre y agua destilada o una mezcla de alcohol y agua destilada.

Limpiar monitor

¿Cómo limpio la pantalla?

1. Lo que haremos al principio es intentarlo en seco, aunque ya te avanzamos que algunas manchas o restos te resultarán difí­ciles de quitar. Coge el paño de microfibra y empieza por los bordes de la pantalla o el monitor. A continuación, empieza a limpiar la superficie de la pantalla para retirar los restos de suciedad que pueda tener.

2. Cuando hayas terminado, fí­jate bien en cómo ha quedado. ¿Todaví­a está sucia? En ese caso, pasaremos al segundo método, en el que ya tendrás que emplear producto. En las tiendas de informática encontrarás soluciones diluidas para limpiar todo tipo de pantallas (sí­, también las de teléfonos móviles o tabletas). Puedes tener uno de estos botes a mano y seguir las instrucciones proporcionadas por el fabricante.

3. Si no tienes este producto a mano y quieres elaborar tu mismo la mezcla, puedes usar cualquiera de los ingredientes que te hemos indicado más arriba. Cuando tengas el lí­quido preparado, moja el paño y escúrrelo bien: solo queremos que esté un poco húmedo, nada más.

4. Ve pasando el paño por la superficie sin apretar encima de la pantalla (podrí­as dañarla fácilmente), insistiendo con un solo dedo encima de aquella suciedad más persistente. Cuando termines, la pantalla tendrí­a que estar como los chorros del oro. Puedes secarla con otro paño seco o con un poco de papel de cocina. Y ya está.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...