desastres tecnologí­a

Desde que en el siglo XIX se iniciara la llamada Revolución Industrial, el mundo ha avanzado a una velocidad de vértigo. En las últimas décadas, además, al campo de la tecnologí­a ya no lo conoce ni su madre. Y es que se han producido avances verdaderamente impensables: proyectos que nos han llevado a un mundo hiperconectado, con multitud de facilidades y en el que, aunque los coches no vuelen, somos capaces de vernos perfectamente las caras aunque estemos separados por miles de kilómetros de distancia, contamos con robots que nos ayudan en casa y hemos entrado de cabeza en el maravilloso mundo de la realidad virtual. Hay, sin embargo, algunas piedras en el camino que pesan como una verdadera losa sobre la conciencia de aquellos que las han inventado. Hablamos de los inventos fallidos: engendros de la tecnologí­a que lo único que han alcanzado es el más estrepitoso de los fracasos. Y como hay cosas que más vale que no se repitan, aquí­ estamos para recordar (al mundo y a sus creadores) la historia de 10 de los fracasos más sonados de la historia de la tecnologí­a. ¿Te atreves a echarles un vistazo?

Windows Vista

1. Windows Vista

¿Todaví­a te despiertas por la noche acordándote de él y de sus creadores? Tranquilo, ya ha pasado. Estamos en la era de Windows 10. Aunque estamos seguros de que no puedes olvidarte de aquello. Se llamaba Windows Vista y fue uno de los mayores desastres de Microsoft en el campo del software para ordenadores. Finalmente lo admitió, pero hubo un tiempo en el que la de Redmond querí­a convencernos de que estábamos ante una versión decente. El sistema operativo fue lanzado en noviembre de 2006 y desató las crí­ticas tanto de propios como de ajenos. Y no era para menos. Para empezar, se habló de serios problemas de privacidad, de seguridad y de rendimiento. Algunos controladores resultaban incompatibles y hasta la mismí­sima activación del producto generaba controversias.

Nada más salir al mercado, los usuarios detectaron problemas graves en la gestión de archivos. Tareas tan simples como copiar, cortar o pegar resultaban mucho más lentas que en cualquier otro sistema operativo. Al cabo de poco tiempo, Microsoft tuvo que reconocerlo y presentó una actualización para corregir el fallo. Los más jugones también empezaron a odiar a Windows Vista porque, de hecho, sus juegos se ejecutaban con mucha menos calidad que en otras plataformas. La baterí­a de los portátiles también duraba menos y para realizar ciertas acciones, los usuarios necesitaban el consentimiento de Microsoft. Es lo que se denomina tecnologí­a Trusted Computing: el sistema operativo, sin mediación alguna del usuario, es el que decide si hay que instalar o desinstalar ciertos programas o autorizarlos para que funcionen o no. Tras la polémica, Microsoft sustituyó Windows Vista por Windows 7. Pero esto no fue hasta más tarde, el 22 de octubre de 2009. Mientras, hubo muchos usuarios que decidieron volver a la versión anterior del sistema Windows XP e incluso se vendí­an kits especí­ficos para hacer este cambio… Un desastre, vamos.

Apple Newton
2. Apple Newton

Y ahora vamos con Apple Newton, un invento que lanzó la compañí­a de Cupertino y que tampoco tuvo demasiado éxito. El que nos ocupa fue un dispositivo tipo PDA que se comercializó del 93 al 98, pero sin fortuna, aunque fue uno de los primeros equipos capaz de reconocer la escritura. La mayorí­a de componentes fueron fabricados por Motorola y la mayorí­a de dispositivos Newton contaban con un procesador ARM RISC 610. Los comercializaba Apple, pero otros fabricantes como Motorola o Sharp también quisieron implantar el sistema operativo Newton OS. La cosa, como decí­amos, acabó en fracaso y Apple retiró el invento al cabo de poco.

 

Nintendo Virtual Boy

3. Nintendo Virtual Boy

Y aquí­ va otro invento, en este caso de Nintendo, que no llegó a prosperar. El Nintendo Virtual Boy era una especie de artefacto de realidad virtual avanzado a su tiempo. Además de ser un casco de realidad virtual con gráficos 3D monocromáticos, se trataba de una consola de 32 bits. El invento fue comercializado en 1995, pero lo cierto es que no cuajó. En total se vendieron 770.000 unidades entre Estados Unidos y Japón, pero Nintendo no quiso alargar la agoní­a, así­ que en menos de un año fue retirado del mercado. De hecho, las previsiones estaban en 3 millones de unidades.

 

Google Wave

4. Google Wave

Google probablemente sea una de las empresas tecnológicas que más ha triunfado en los últimos años. Sin embargo, en su historial también cuenta con algunos fracasos, la mayorí­a en el campo de las redes sociales. Uno de los más sonados fue el lanzamiento de la plataforma Google Wave, uno de los tantos intentos que ha hecho la compañí­a por posicionarse en el campo de las redes sociales junto a grandes monstruos como Facebook. Antes de Google Plus estaba Google Wave, un sonoro fiasco que se presentó en 2009, en una de las conferencias anuales de Google. El concepto querí­a unir a los usuarios en una herramienta que les permitiera comunicarse y colaborar en tiempo real. A la de Mountain View le bastó un año para darse cuenta de que la cosa no tiraba y retiró el proyecto en abril de 2012.

Apple Pippin
5. Apple Pippin

¿Y qué es Apple Pippin? Por si no lo recuerdas, te diremos que fue una consola de videojuegos diseñada por la propia Apple a mediados de los 90. Estaba preparada con un procesador RISC PowerPC 603 a 66 Hz, 128 K de RAM, un módem de 14, Mbps y una versión de Mac OS. Incluí­a, además, una unidad de CD-ROM y salida de ví­deo para la televisión. Considerado uno de los peores productos tecnológicos de la historia, la Pippin fue lanzada en Japón (1995) y Estados Unidos (1996) en un mercado en el que ya existí­an otras propuestas muchas propuestas más interesantes y potentes. De hecho, se dice que en realidad, la Apple Pippin era un ordenador barato, incapaz de competir contra grandes proyectos como la PlayStation de Sony, la Nintendo 64 o la Sega Saturn. Si a esto le sumamos que apenas habí­a juegos y que su coste rozaba los 600 dólares, el fracaso estaba más que anunciado.

Apple Maps
6. Apple Maps

Las calles de Apple Maps no eran calles, eran montañas rusas. La de Cupertino también intentó hacer su particular incursión al mundo de los mapas. Un mundo todaví­a liderado por la todopoderosa Google Maps. Pero el caso Apple Maps tiene su enjundia. El lanzamiento tuvo lugar en septiembre de 2012 y retiró el de Google como sistema de navegación predeterminado para sus iPhone. De hecho, el servicio de Apple estaba integrado en iOS 6. Sin embargo, los usuarios de la herramienta se quejaron de la gran cantidad de errores que incluí­a y de que era prácticamente inservible (no hay más que ver la imagen superior). A Apple no le quedó otra que retirar la aplicación y regresar a los mapas de Google. Dentro de la empresa, Scott Forstall tuvo que ser despedido por no reconocer su parte de responsabilidad en el proyecto.

Microsoft Kin

7. Microsoft Kin

Los Microsoft Kin fueron dos teléfonos ideados por Microsoft que apenas duraron seis semanas en el mercado. El lanzamiento tuvo lugar en abril de 2010. Eran los Kin One y Kin Two, dos teléfonos que basaban su funcionamiento en la nube y en las redes sociales, cuyo objetivo era el de competir frontalmente con el nuevo iPhone 3GS y con los grandes equipos Android que empezaban a hacerse hueco en el mercado. Los fabricó Sharp y contaban con un procesador Nvidia Tegra a 600 Mhz y 256 MB de RAM. Lo que los caracterizaba era un teclado deslizable que pretendí­a ayudar a los usuarios a escribir de una manera más cómoda. Ambos incluí­an cámaras fotográficas y estaban bastante bien de precio, pero Microsoft solo vendió 500 unidades. ¿Qué falló? Pues que en el mercado ya habí­a otras cosas (Apple y Android) y que el mundo de las aplicaciones estaba a punto de estallar. Microsoft llegó tarde, así­ que no le quedaba otra que retirarse.

 

 

Zune
8. Zune

¿Te acuerdas del Zune? Apareció allá por 2006 con el propósito de competir con el reputado iPod de Apple. Se dio a conocer a bombo y platillo y aunque al principio llamó la atención, Microsoft no consiguió destronar a Apple en el campo de los reproductores portátiles. Las ventas no fueron nada bien y la idea de una lí­nea de reproductores propia dejó de tener sentido. De hecho, Apple fue consolidando sus iPod y pronto aparecieron nuevas alternativas en el mercado que aunaban un montón de funciones y caracterí­sticas. Los teléfonos inteligentes, por ejemplo, se han convertido en la nueva manera de reproducir nuestros contenidos favoritos. La desaparición de los Zune quedó sentenciada en octubre de 2011 y nunca más se supo.

ET videojuego
9. ET Extraterrestre (el videojuego)

Dicen que es el peor videojuego de la historia. De hecho, no es la primera vez que te hablamos de él. Nos referimos a E.T. El Extraterrestre, el videojuego que hizo Atari basándose en esta pelí­cula legendaria. Fue un auténtico desastre. Algunas acusan a los creadores del juego de haber provocado un auténtico cataclismo que casi acaba con el sector. No sabemos cuánto hay de leyenda y cuánto de realidad en esta historia, pero parece ser que el juego era tan malo que Atari no consiguió vender ni una sola copia de los varios millones que se habí­an fabricado. Cuentan que la compañí­a decidió enterrarlos en el desierto para que no se hablara nunca más de ellos. Las crónicas expertas, en realidad, explican que la gente empezó a devolverlo porque no sabí­an cómo jugar. Se trataba de un nuevo concepto que llegaba en un momento en el que el que lo más habitual eran los juegos de acción o de mesa. Sea como sea, el público no lo entendió y E.T. El Extraterrestre pasó a la posteridad como el peor juego de la historia de los videojuegos.

 

Wap

10. El [email protected]

Y vamos a terminar este decálogo de fracasos tecnológicos con una tecnologí­a móvil que pasó por nuestras vidas sin pena ni gloria. ¿Alguien se acuerda de lo que era el [email protected]? Se trataba de un sistema diseñado para poder acceder a la web desde el teléfono móvil. De hecho, algunos fabricantes llegaron a habilitar en sus teléfonos teclas especí­ficas para acceder Internet de manera limitada. Los costes eran elevadí­simos y, por si esto fuera poco, algunos usuarios pulsaban por error esa tecla y gastaban lo que no estaba escrito. La lentitud era otra de sus grandes pegas. Y es que apenas ofrecí­a a los usuarios una velocidad de 9,6 KB. La tecnologí­a desapareció para dar paso a un mundo nuevo de luz, color y velocidad.

¿Cuál es para ti el peor invento de la historia de la tecnologí­a? ¿Tuviste ocasión de probar alguno de estos equipos o servicios? ¡Cuéntanos tu experiencia retro en los comentarios!

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.