patatas

Aquellos que hayan visto a Matt Damon en la pelí­cula “Marte” no se extrañarán de que la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) esté investigando cómo plantar patatas en el Planeta Rojo. La historia que narra esa cinta de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott puede estar cada vez más cerca. Damon encarna a un astronauta que, tras ser abandonado por sus compañeros de misión por error, debe sobrevivir el solo en Marte a base de comer ese tubérculo durante varios meses. Afortunadamente el astronauta además es botánico y se las ingenia para cultivar las patatas en el invernadero de la base espacial. La idea que baraja la NASA es similar, que los primeros humanos que se asienten en Marte pueden alimentarse de lo que consigan cosechar.

Los cientí­ficos de la NASA buscan variedades de patata que sean capaces de prosperar en condiciones de baja gravedad y mucho frí­o. Este popular tubérculo destaca por su flexibilidad, ya que puede adaptarse a climas muy diversos. Además posee propiedades nutricionales muy interesantes; es una fuente de carbohidratos, proteí­nas, vitamina C, hierro y zinc. No solamente sirve como alimento, sino que puede tener otros usos. Se puede utilizar como baterí­a y como materia prima para destilar alcohol. El gran reto es cómo superar el clima marciano.

marte

La atmósfera marciana está compuesta por un 96 por ciento de dióxido de carbono, con una mí­nima cantidad de oxí­geno. La gravedad es un 60% menor que en la Tierra, pero en el planeta rojo hay altos niveles de radiación solar. Y las temperaturas marcianas son muy frí­as; la media es menos 64 grados centí­grados, pero el termómetro puede bajar hasta los menos 174 grados centí­grados.

La NASA está trabajando con investigadores del Centro Internacional de la Patata, radicado en Lima (Perú) para analizar qué variedad de patata serí­a la mejor para la agricultura extraterrestre en los asentamientos humanos en el Planeta Rojo. En el estudio va a realizarse con 65 tipos de patatas elegidas por su especial resistencia. Estos tubérculos van a plantarse en tierra procedente del desierto de Pampas de la Joya, porque sus caracterí­sticas se asemejan a las de Marte. La plantación se va a realizar en un simulador que replica las condiciones atmosféricas marcianas.

Los investigadores consideran que solamente una decena de variedades podrán producir patatas de un tamaño adecuado. Debido a las dificultades ambientales, el sabor puede cambiar, y hacerse tan amargo que resulten incomestibles. Por eso, las patatas resultantes deberán pasar un test de acidez para controlar su sabor. De todos modos, los cientí­ficos implicados en el proyecto prevén que el cultivo de patatas en Marte no podrá realizarse a cielo abierto, sino dentro de unos domos protegidos. La NASA ha detectado que el suelo marciano contiene los componentes esenciales para poder nutrir las plantas, aunque, dependiendo de la zona, podrí­a requerir el empleo de fertilizantes.

Foto inferior: NASA

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...