pixel c

Dentro de Google existen diferentes familias y proyectos para toda clase de dispositivos. En su reciente evento, la compañí­a ha presentado un nuevo miembro en la familia Pixel, buscando desdibujar las lí­neas entre las tabletas y los ordenadores portátiles. Se trata de Pixel C. Una tableta de 10,2 pulgadas de pantalla diseñada para acoplarse magnéticamente con un sencillo y cómodo teclado que permita al usuario trabajar con ella casi como si de un portátil se tratase. Un nuevo dispositivo de la familia de los convertibles que sigue muy de cerca el diseño y posibilidades de los ordenadores Pixel que la propia Google ensambla.

La clave de este Pixel C es que, a diferencia de los portátiles Google Pixel, cuenta con la última versión del sistema operativo Android, y no con ChromeOS. Esto le posibilita disfrutar de una buena cantidad de aplicaciones, servicios y herramientas como una tableta, aunque con el añadido del teclado (que se vende por separado), para ofrecer la comodidad de un teclado fí­sico completo, así­ como un soporte para colocar la tableta a modo de portátil. Un convertible en toda regla que se vincula con el teclado de forma inalámbrica y que lo recarga cuando se cierra sobre él de forma inductiva. Por cierto, la carga del teclado asegura durar dos meses.

pixel c

Pero ¿qué es lo que hay dentro de esta tableta? Es un dispositivo de 10,2 pulgadas de diámetro capaz de mostrar imágenes a una resolución máxima de 2560 í— 1800 pí­xeles. Algo que le da una densidad de 308 pí­xeles por pulgada. Calidad más que suficiente para disfrutar de contenidos en Full HD. Además cuenta con un brillo de 500 nits para asegurar su visibilidad a plena luz del dí­a. Bajo el capó, la tableta cuenta con un procesador Nvidia Tegra X1, asegurando la potencia de un dispositivo de sobremesa para este convertible. Y acompañado de un procesador gráfico Maxwell que permita mover todo tipo de gráficos, juegos y contenidos visuales exigentes. Además, completa su ficha técnica 3 GB de memoria RAM.

Por el momento no se han dado más detalles acerca de su baterí­a, cámara o conectividad, aunque sí­ se sabe que integrará el puerto USB Tipo-C. Tan sólo que llegará con hasta cuatro micrófonos integrados para escuchar de forma clara la voz del usuario y poder reaccionar ante sus órdenes. También se sabe que llegará en dos modelos diferentes dependiendo de la capacidad de almacenamiento: uno básico con 32 GB de memoria, y otro más amplio con hasta 64 GB de espacio.

pixel c

Ahora bien, Google se guarda en la manga el resto de detalles de esta tableta convertible, debiendo esperar hasta finales de año para que el Pixel C llegue a las tiendas. Al menos al territorio norteamericano, donde su precio de venta ya ha sido confirmado, encontrando el modelo de 32 GB por 500 dólares (unos 445 euros), y el de 64 GB por 600 dólares (unos 540 euros). No hay que olvidar que el teclado magnético del Pixel C se vende por separado, por un precio de 150 dólares (unos 130 euros).

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...