Los responsables de Popcorn Time dan la cara

Según el libro del Génesis, Dios tardó siete dí­as en crear el mundo (tomándose el último de descanso); Popcorn Time solamente necesitó cuatro para revolucionar, agitar y cambiar para siempre la industria del cine. Popcorn Time nació como una plataforma de código libre allá por el mes de marzo del año 2014, y su finalidad era sencilla: permitir visualizar pelí­culas online a través de torrents (P2P), sin necesidad de descargar ningún archivo y con la sencillez de uso como principal premisa. Pero el proyecto no duró mucho, y tras pocos dí­as de su presentación -y en medio de una enorme humareda de debates, presiones y subidas de tensión entre los altos cargos de la industria del cine-, sus creadores se retiraron. Pero lo hicieron plantando una semilla que no ha parado de crecer desde entonces.

Popcorn Time está más vivo que nunca. En una entrevista realizada desde Xataka.com, dos de las alternativas (o sucesores, o forks, o versiones derivadas) más populares de Popcorn Time que tomaron el relevo de esta plataforma tras su cierre se han atrevido a dar la cara. Hablamos de Popcorn-Time.se y PopcornTime.io. Las dos permiten visualizar pelí­culas a través de archivos transmitidos mediante torrent, las dos respetan el diseño original de Popcorn Time (de hecho, se parecen tanto que a primera vista es incluso difí­cil diferenciarlas) y las dos aseguran que su plataforma no es ilegal. Pero, ¿qué se esconde detrás de los herederos de Popcorn Time?

Basta con hacer una búsqueda en Google (con la palabra clave “popcorn time“) para comprobar que Popcorn-Time.seLos responsables de Popcorn Time dan la caraPopcornTime.io son rivales, y mantienen una batalla por ganar relevancia el uno frente al otro. Esta rivalidad no es ningún secreto, y en la entrevista los responsables de Popcorn-Time.se (a partir de ahora, PopSE) aseguran que su competidor no está conforme con su posición en la red, y llegan incluso a acusar a PopcornTime.io (a partir de ahora, PopIO) de difundir rumores falsos en la red para tratar de debilitar su imagen ante los usuarios.

Pero, de cara a los usuarios, esta batalla tiene poco o ningún interés. Tanto PopSE como PopIO respetan la filosofí­a del código libre bajo la que nació Popcorn Time y, aunque PopSE parece ser algo menos propensa a compartirlo por completo -supuestamente, por cuestiones de anonimato de sus desarrolladores-, ambas plataformas funcionan bajo un código fuente que se puede consultar en cualquier momento en la red (desde aquí­ en el caso de PopSE y desde aquí­ en el caso de PopIO).

Los responsables de Popcorn Time dan la cara

Las diferencias que existen entre PopSE y PopIO, al menos para lo que entendemos como un usuario convencional, son mí­nimas. Durante la entrevista sale a la luz uno de los pocos aspectos que marca la diferencia entre ambas plataformas para los usuarios: el servicio de VPN, es decir, una extensión que permite navegar de forma segura sin correr riesgos en los paí­ses en los que la justicia castiga el acceso a torrents de contenidos protegidos por derechos de autor. Resulta que en PopSE este servicio (kebrum.com) se ofrece a los usuarios de forma gratuita, mientras que en PopIO es necesario contratar un servicio de pago (VPN.ht) que tiene un coste de 3,33 dólares al mes en el caso de que se contrate una suscripción de 12 meses. Aquí­ también hay lugar a las acusaciones, ya que aparentemente el servicio de pago de VPN.ht pertenece, casualmente, al creador de PopIO.

En cualquier caso, tanto PopSE como PopIO siguen trabajando por mejorar sus plataformas. Por parte de PopSE, los responsables aseguran que están trabajando en una versión de su plataforma para Windows Phone, mejoras en el anonimato a través de la red I2P e, incluso, formas de permitir a los usuarios crear sus propios canales de contenido en Popcorn Time; por parte de PopIO, se habla de una versión para iOS y de correcciones de errores.

¿Y qué hay del aspecto legal de estas dos plataformas? En ese sentido, PopSE y PopIO son tajantes y comparten la misma opinión: Popcorn Time no es ilegal. Estas plataformas ni hospedan ni indexan el contenido, y solamente facilitan su acceso. Además, antes de que se son pasen por la cabeza casos como el de SeriesYonkis, en este caso la situación es todaví­a más transparente: ni PopSE ni PopIO buscan el beneficio económico propio y, de hecho, no aceptan ni donaciones -a pesar de que no son precisamente pocos los usuarios que estarí­an dispuestos a colaborar-. Los responsables de ambas plataformas solamente quieren que el mundo conozca Popcorn Time.

Puede que, con el tiempo, al final sea cierto eso de que “La piraterí­a no es un problema de gente. Es un problema de servicio” (Mensaje oficial del cierre de Popcorn Time).

Los responsables de Popcorn Time dan la cara

“brb”, del inglés “Be Right Back”; “Vuelvo enseguida”, en castellano

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...