yamaha eph-r22

El Yamaha EPH-R22 y el Yamaha EPH-W22 son unos intraauriculares pensados para acompañar a dispositivos móviles. Se pueden colocar de dos maneras: situando el cable por encima de la oreja para que queden fijados de forma más segura o bien del modo habitual con el cable cayendo por debajo. El primer método puede ser útil a la hora de utilizarlos en actividades al aire libre. Esto es posible gracias a un material flexible hecho de elastómeros. Los diseñadores de la marca además han ideado unas conchas fabricadas en dos tipos de silicona, una dura y otra blanda. El conducto que transporta el sonido al interior del oí­do tiene una sección aserrada y es el que está hecho de silicona dura. Eso permite que conserve la forma cuando se inserta en el conducto auditivo a la vez que facilita su acomodación. Este diseño además consigue que no se escape el sonido.

Ambos auriculares están disponibles en color negro o blanco, con acabado brillante, con el logotipo con forma de tridente en la cara exterior de cada una de las conchas. Los dos son de tipo dinámicos y cerrados, e incluyen unos transductores con un diámetro de 8,5 milí­metros. Son un nuevo diseño que cuenta con una potente imán de neodimio. Esta configuración permite reproducir un sonido con buenos graves a cualquier nivel de volumen. La carcasa presenta la misma estructura y emplea los mismos materiales que otros modelos de alta gama de la misma familia EPH. Así­ estos dos auriculares son capaces de ofrecer una respuesta de frecuencias que va desde 20 a 40.000 hertzios. La presión sonora es de 98 decibelios con una potencia máxima de sonido de 30 milivatios (mW) y una impedancia de 16 ohmios, para ambos modelos.

yamaha eph-w22

El Yamaha EPH-R22 y el Yamaha EPH-W22 pueden funcionar con teléfonos móviles, pero se diferencian en que el primero es de cable con un mando de control incrustado y el segundo permite añadir un módulo Bluetooth. El Yamaha EPH-R22 es el más sencillo y, lógicamente, el de precio más económico; cuesta 40 euros. También es el más ligero, ya que sólo pesa 15,3 gramos (con el cable incluido). Tiene un cable con una longitud de 1,2 metros, que está acabado en un conector acodado de tipo minijack estéro (3,5 milí­metros). El mando de control incrustado eincorpora un micrófono en la parte superior, y dos botones para subir y bajar el volumen en un lateral. En el otro lateral hay un botón multifunción que sirve para contestar y colgar llamadas de teléfono. A la hora de reproducir música ese mismo botón vale para reproducir o poner en pausa la canción, y para saltar hacia delante o hacia atrás de tema. El mando de control es compatible con dispositivos iOS y Android, aunque el fabricante que advierte que algunas funciones pueden no funcionar con algunos smartphones o tabletas.

El Yamaha EPH-W22 está distribuido con un precio de venta al público de 80 euros. Pesa 22,5 gramos, contando el cable. El usuario puede utilizarlo como unos auriculares corrientes o bien puede añadir el pequeño módulo Bluetooth, que se ajusta al cable con una pinza. Así­, va a poder escuchar la música sin cables desde teléfonos móviles y otros dispositivos compatibles. El Bluetooth es compatible con el formato aptX. Se pueden emparejar hasta con cocho dispositivos, y pueden estar conectados a dos dispositivos a la vez.



RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,