Canon Eplore EOS

No hay duda de que las fiestas de Navidad y Reyes Magos son muy especiales para los más pequeños de la casa. Por un lado, suponen unas semanas de vacaciones en las que perderán de vista el cole hasta el año que viene. Por otro, el aluvión de regalos que se les viene encima convierten a estas fiestas en todo un acontecimiento. Estos momentos tan especiales son una oportunidad para conseguir las mejores fotos de los pequeños y para compartirlas con la familia y amigos. Así­ que hay que tener a punto la cámara y no perderse detalle. En Tuexperto hemos recopilado unos cuantos consejos fáciles para obtener las mejores fotos de los más pequeños de la casa, sin importar la calidad de tu cámara.

El reciente lanzamiento del nuevo catálogo Explore EOS de Canon disponible a través de la app oficial del gigante japonés, nos ha parecido una propuesta interesante. Además de suponer una manera efectiva y rápida de repasar el catálogo de la marca, los numerosos consejos y trucos incluidos en el documento nos ha hecho pensar en recopilar esta serie de consejos, fáciles y útiles, que seguro serán de gran ayuda a la hora de fotografiar a los peques.

Canon Explore Eos

Una de las primeras cosas a tener en cuenta a la hora de fotografiar a los niños es el modo o programa que usaremos en la cámara. Hay que tener en cuenta que nuestros protagonistas no pararán de moverse, sobre todo en el momento de abrir los regalos o cuando simplemente estén jugando, así­ que lo mejor será escoger el modo de prioridad a la velocidad en caso de que nuestra cámara sea una réflex o una compacta avanzada (modo AV en Canon, por ejemplo). Si usamos una pequeña compacta o un smartphone, habrá que explorar los menús en busca de un programa para acción o deportes o incluso uno especí­fico para niños. Estos modos o programas están pensados para captar imágenes en movimiento, dándole prioridad a la velocidad de obturación sobre los demás parámetros de la cámara. De esta manera obtendremos una imagen bien enfocada aunque los peques no paren de moverse o incluso correr y saltar.

En cuanto a la iluminación, lo mejor es aprovechar al máximo la luz natural o ambiental. En condiciones de poca luz habrá que usar el flash integrado en nuestra cámara o smartphone. Una vez más, si disponemos de una réflex lo más recomendable es hacerse además con un flash externo que podamos girar o rebotar contra una pared u otra superficie para conseguir una iluminación más natural y evitar la agresiva luz frontal de los flash convencionales.

Cámara Android

El siguiente aspecto a tener en cuenta es el encuadre. Aquí­ conviene concentrarse en incluir los elementos imprescindibles para captar el momento del juego o el de abrir los regalos, aunque tampoco hay que cerrarse demasiado sobre el niño o niños. Es más, podemos incluso dejar un poco de espacio por encima de la cabeza o incluir en la foto un elemento que sirva como referencia para destacar la poca altura de los peques.

Otro método que funciona para obtener fotos diferentes es ponernos a su altura, o incluso por debajo de ellos. Si nos agachamos o nos sentamos en el suelo, cambiaremos la perspectiva habitual de arriba a abajo de la mayorí­a de fotos de niños. Si además nos acercamos a ellos manteniéndonos a su altura llamaremos su atención y seguro que conseguimos alguna expresión simpática o interesante. Y ya que hablamos de captar su atención, una técnica que funciona con los más pequeños o con los bebés es imitar el sonido de un animal o usar un juguete como una pelota o un sonajero. Y para los ya son un poco más mayores, una fórmula infalible es usar una aplicación en nuestro móvil con sonidos, digamos, divertidos. Ya os podéis imaginar cuales son los que dan mejor resultado…

Si preferimos no interferir en sus juegos y hacer las fotos sin que noten nuestra presencia, nada mejor que un teleobjetivo o un zoom. Si no tenemos una cámara con zoom o estamos disparando con el teléfono, lo mejor será sacar las fotos con la máxima resolución posible y encuadrar más tarde recortando la foto. Reduciremos el tamaño de la imagen, pero obtendremos la imagen tal y como la habí­amos pensado.

Una vez hayamos hecho las fotos, no está de más retocarlas para mejorarlas un poco. Para esto podemos recurrir tanto a un programa en nuestro ordenador tipo Photoshop, GIMP, etc, o a una app en nuestro smartphone como por ejemplo SnapSeed, VSCO Cam o Adobe Photoshop Express. En la mayorí­a de los casos bastará con aumentar un poco el contraste o con usar un filtro moderado para conseguir que nuestras fotos destaquen.

Esperamos que estos consejos os resulten útiles y os animamos a experimentar sin miedo a la hora de retratar a los peques. Seguro que el resultado vale la pena.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,