Malware para Windows

La guerra contra los programas maliciosos está lejos de terminar. Durante los primeros meses, G Data analizó 1,84 millones de amenazas informáticas nuevas, un ritmo que, de mantenerse, dejarí­a atrás los 3,38 millones de amenazas de 2013. La tendencia más marcada en estos últimos años es el fuerte aumento en el número de programas de tipo “adware”. Estos programas maliciosos suelen alterar el funcionamiento del navegador para que se abran automáticamente páginas y ventanas flotantes con anuncios y ya suponen el 13% de las nuevas firmas de virus. Aún así­, el tipo de software malicioso más repetido son los troyanos, que se introducen en el sistema escondidos en programas, páginas web maliciosas o archivos descargados.

Desde hace años los programas maliciosos han crecido de manera constante para la plataforma Windows. Este sistema operativo utilizado por una gran mayorí­a de los usuarios se ha convertido en el objetivo preferido para los cibercriminales, que han desarrollado una infinidad de armas para tomar el control de los ordenadores o llevar a cabo acciones lucrativas. El tipo de herramienta más repetida para infectar el ordenador de la ví­ctima son los troyanos. Estos programas maliciosos que esconden su funcionamiento llevan años siendo una gran lacra. Además, en los últimos años se han multiplicado los troyanos bancarios, un tipo de software muy peligroso que es capaz de robar los datos bancarios de las ví­ctimas.

Gráficos de G Data

La importancia y peligrosidad de este tipo de amenazas ha llevado a empresas de seguridad como G Data a elaborar herramientas especí­ficas para combatir con los troyanos bancarios, como por ejemplo G Data BankGuard. Fuera de los troyanos, la noticia más interesante que nos deja este estudio de la primera mitad del año es el constante crecimiento de los denominados adware. Estos programas maliciosos no tienen (por lo general) el objetivo de dañar los datos del equipo de la ví­ctima. Su funcionamiento consiste en alterar el uso normal del navegador para mostrar publicidad de determinados productos, sin que el usuario quiera recibirla. Algunos de estos programas pueden pasar inadvertidos, pero existen otros que se convierten en una verdadera molestia para las ví­ctimas. El problema es que resulta complejo y muy pesado conseguir quitarlos del sistema una vez que se introducen en el ordenador.

Según los datos de G Data, los adware ya suponen un 13% de las nuevas firmas de virus y su número se ha multiplicado por 16 desde hace dos años. En total, la compañí­a alemana recibió 1,84 millones de piezas maliciosas a lo largo de la primera mitad de 2014. En el caso de que este ritmo se mantenga en la segunda mitad del año, este año volveremos a ver como aumenta el número de amenazas respecto a 2013, en la que se totalizaron 3,38 millones de programas maliciosos. Por debajo de los troyanos nos encontramos a los programas que descargan contenido malicioso o a los spyware, que espí­an la actividad del usuario en el ordenador y que son capaces de robar sus datos y archivos personales para enviarlos a un servidor controlado por los cibercriminales.

Gráficos de G Data

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,