Remora Dyson Award

Dyson ha anunciado los ganadores de su concurso Dyson Awards, que cada año reúne los proyectos de estudiantes y jóvenes ingenieros a lo largo de todo el mundo. Estos proyectos aportan ideas novedosas para mejorar la vida de las personas o revolucionar campos que viven de una tecnologí­a estancada. La compañí­a británica ha anunciado el ganador español de este año. El proyecto Remora trae un ingenioso sistema para acabar de una vez con las redes de pesca fantasma, que flotan en el océano atrapando a la fauna marina y contaminando las aguas. ¿Quieres conocer esta ingeniosa idea y las de otros finalistas españoles?

Remora es el nombre del proyecto ganador de este prestigioso concurso para estudiantes de ingenierí­a en España. Un proyecto que busca minimizar el impacto medioambiental de las redes de pesca abandonadas. Este grave problema se produce porque resulta complejo encontrar los puntos de rotura de una red cuando ésta tiene gran tamaño, y en muchas ocasiones el coste de volver a arrastrarla a tierra cuando ya no sirve hace que muchos barcos decidan abandonarla en el agua. El problema es que estas redes fantasma siguen capturando peces y cetáceos y suponen un peligro para la fauna marina.

La clave de Remora está en actuar de manera simultánea en varios aspectos para reducir este impacto medioambiental. Por un lado, la red de pesca se fabrica de manera similar a las redes tradicionales, pero en el proceso se añade el aditivo d2w para hacer que el material se biodegrade al cabo de cuatro años. De este modo, los restos no flotarán durante años en el mar. Además, a través de un ingenioso accesorio que imita la zarpa de un animal se integrarán etiquetas RFID (identificación por radiofrecuencia) a lo largo de toda la red. Después, cuando se recoge la red ésta pasa por una polea con un lector de etiquetas RFID que cuenta los paños y avisa a los pescadores de los lugares en donde se han producido los daños.

De esta forma, resulta mucho más sencillo reparar la red. Toda esta información se transmite a una app que facilita el proceso. Además, las etiquetas de la red también generan unas coordenadas GPS que se pueden seguir a la hora de recuperar las redes abandonadas. Sin duda, un proyecto que podrí­a resultar muy beneficioso para nuestros océanos.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=DUQ2PWfnEPw[/youtube]

Pero éste no es el único proyecto que ha llamado la atención en España. Otros cuatro finalistas aportan ideas diversas pero que podrí­an encontrar un importante recorrido. Entre ellos, el que lleva la delantera en cuanto a su posible inserción es Moveker. Una silla de ruedas con un útil sistema de palancas que facilitan moverse con agilidad y sin gran esfuerzo. Se acabó el tener que tocar las ruedas para moverse con todos los inconvenientes que ello implica. Además, uno de los aspectos que se han querido destacar es una mejor respuesta en subidas y bajadas. Una idea a tener en cuenta que se comercializará en esta segunda mitad de año.

Otro de los proyectos es Dauss, un silbato capaz de producir ultrasonidos que se integra en el propio mecanismo del coche para que suene cuando el vehí­culo está en marcha. Este tipo de ultrasonidos son capaces de ahuyentar a los animales y así­ evitar muchos de los accidentes que se producen por esta causa. Por otro lado, el proyecto Nouch es un medidor de glucosa interactivo que funciona a través de colores y que sirve para que los niños pequeños de 4 a 10 años se familiaricen con la diabetes de una forma sencilla. Finalmente, el otro finalista español del concurso James Dyson Award es Controltemp, un medidor de temperatura que se coloca en la oreja (en forma de tapón) y que enví­a una señal acústica a un dispositivo externo cuando los valores se encuentren fuera del rango entre 35,5 y 37,5 grados.

Otras noticias sobre...