haier tv

El fabricante chino Haier también se ha apuntado a la tendencia de los televisores con pantalla curvada. Acaba de mostrar los dos primeros modelos de esta categorí­a de productos, que destacan por el realismo de las imágenes. Los espectadores pueden disfrutar en sus hogares de una sensación de imágenes envolventes, similar a las de las salas de cine más avanzadas. Para que el efecto de la pantalla curvada sea más acusado es necesario trabajar con grandes diagonales. Por lo tanto, no es de extrañar que esta marca asiática haya elegido precisamente unas diagonales de 65 y 55 pulgadas para debutar en este campo. Por un lado, está el televisor con panel OLED curvado de 55 pulgadas (139 centí­metros), que ofrece una resolución Full HD (1080p). Luego está otro modelo más grande, de 65 pulgadas, que se traducen en 165 centí­metros, pero que pertenece a la tecnologí­a LED.

De momento, la marca ha desvelado algunos detalles sobre el televisor LED curvo de 65 pulgadas. Es el Haier 65Q8000. Todaví­a se desconoce su precio recomendado de lanzamiento, y es que está previsto que la distribución en los puntos de ventas comience a lo largo del primer semestre del próximo año 2015. Se trata de un televisor LCD con retroiluminación LED situada en los bordes, con panel curvado. Es una unidad ultradelgada, que ocupa muy poco fondo. Ofrece una resolución 4K UHD (Ultra Alta Definición) de 3.840 por 2.160 pí­xeles. Además, puede mostrar pelí­culas y ví­deos en 3D, con el sistema de pasivo de gafas polarizadas.

haier tv

El Haier 65Q8000 puede sintonizar canales de televisión en alta definición (TDT HD) y también TDT en resolución estándar. Es del 100 hertzios y presenta un alto contraste. Aún siendo tan delgado, incorpora dos altavoces que ofrecen una potencia de salida de 2 por 10 vatios, por lo que no vendrí­a mal completarlo con una barra de sonido adaptada a sus grandes dimensiones. Es un televisor conectado inteligente que puede acceder a Internet y a redes domésticas de forma inalámbrica ví­a Wi-Fi por usando un cable Ethernet. Está certificado DLNA, por lo que puede reproducir contenidos multimedia desde dispositivos compatibles dentro de la red doméstica de casa. Aparte, tiene dos puertos USB con capacidades de reproducción avanzadas, puesto que puede leer pelí­culas en HEVC (High Efficiency Video Coding), que es el formato empleado para codificar ví­deos con una resolución 4K o superior. Además es posible grabar programas de televisión por USB; basta con pinchar una llave de memoria, por ejemplo.

La conectividad del Haier 65Q8000 se completa con un HDMI 2.0 y tres HDMI de la versión 1.4a; según el fabricante dos de ellas son capaces de manejar señales de ví­deo 4K, mientras que la tercera se queda en Full HD (1080p). La primera entrada HDMI, por cierto, incluye un canal de audio de retorno. También dispone de una entrada VGA para conectar un ordenador, una salida de auriculares y una ranura de interfaz común CI+ (para la televisión de pago). Aún siendo un televisor con una amplia diagonal de pantalla consume poca electricidad; ostenta una etiqueta energética de clase A+.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...