facebook-escucha

Parece que los anuncios de Facebook, como los de los buenos sencillos, siempre tienen una misteriosa cara B. Hace unos dí­as conocí­amos una nueva funcionalidad de Facebook, que va a permitir reconocer música y fragmentos de series de pelí­culas al estilio de Shazam, para hacer más completos los post que compartimos en la red social. Además ayer también supimos que los de Zuckerberg parecí­an tomarse un poco más en serio el asunto de la privacidad e iban a cambiar algunas cosas para protegerla.

Facebook anunció en un principio que ningún sonido iba a ser almacenado, con lo que no parecí­a que habrí­a ningún problema de privacidad. Pero al International Business Times, un diario norteamericano, se le ocurrió preguntarle a Facebook si se iba a recopilar información de las conversaciones privadas que se escucharan de fondo, y ha obtenido el silencio por respuesta.

La red social afirma que todos los datos van a ser tratados de manera anónima, pero tampoco ha contestado a la segunda pregunta clave que le planteó el IBT: ¿Piensan vender los datos a terceros?. Y es que con una base de 1.200 millones de usuarios, recopilar las conversaciones privadas sobre gustos personales, problemas familiares o medicamentos puede ser una mina de oro para los anunciantes.

facebook

Aunque el comunicado de prensa original decí­a que ningún dato se almacenarí­a, el portavoz de la compañí­a MoMo Zhao ha matizado después: “Si (al utilizar el servicio) se produce una resultado positivo se guardan los datos, pero todos los datos son anónimos”. Es decir, que sólo se almacenarí­an los sonidos que Facebook, al estilo de Shazam, reconociera como parte de una canción o una pelí­cula. Pero la duda se centra en las conversaciones privadas que pudieran escucharse a la vez, pues queda abierta la puerta a que se graben y almacenen y a que puedan ser vendidas (o cedidas) a terceros.

Este último matiz es importante. Y es que a los expertos en privacidad no sólo les preocupa en hecho de que estas conversaciones puedan ser utilizadas con fines comerciales, sino también el acceso que la NSA podrí­a tener a ellas. La poderosa agencia de seguridad norteamericana trabaja muy estrechamente con Facebook para recabar información.

Aunque le costó mucho tiempo y filtraciones reconocerlo, Facebook recopila y cede a la NSA y al FBI datos de sus usuarios, y recibe dinero del Gobierno de los Estados Unidos a cambio de ello, al igual de que lo hacen casi todas las grandes empresas tecnológicas como Google, Apple o Microsoft. La preocupación sobre la falta de intimidad y la vulnerabilidad de nuestros datos personales está bastante justificada cuando hablamos de Facebook.

No es ni de lejos la primera polémica que ha tenido esta red social con la privacidad, un tema espinoso para Facebook desde su aparición hace ya diez años. En la actualidad sigue siendo la red más utilizada en todo el mundo y su base de usuarios no ha dejado de crecer.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,