selfie

El selfie se ha convertido en todo un fenómeno cultural. Un selfie es un autorretrato tomado con un teléfono móvil con cámara con la intención de compartirlo en las redes sociales. No siempre es fácil conseguir hacer uno con el que sentirse satisfecho. Los primeros intentos no suelen obtener los resultados esperados, pero tampoco es cuestión de desanimarse. Evidentemente, cuando mejor sea la cámara del smartphone, más flexibilidad de disparo vas a tener a la hora de lograr una buena foto o al menos una instantánea digna de publicar en tu red social favorita. De todos modos, antes de empezar conviene que des un repaso a las funciones de la cámara de tu móvil para averiguar de qué es capaz. Tampoco tengas miedo de hacer varias pruebas para ver cómo se comporta la cámara. Y ten en cuenta los siguientes consejos.

1) Elije un buen fondo

Un fondo bonito puede hacer mucho por un buen autorretrato. Los exteriores con arbustos o flores pueden quedar bien. Si te decantas por los interiores, procura que sea un fondo interesante pero que no distraiga demasiado la atención. Simplemente, antes de disparar, mira lo que hay detrás de ti y analiza cómo va a afectar a la escena final.

2) Presta atención a la luz ambiente

Con la luz natural seguramente podrás obtener mejores instantáneas. También puedes trabajar bien en una habitación bien iluminada o junto a una ventana con las cortinas corridas. La cuestión es que el sol y la lámpara se encuentre delante de ti para que tu rostro salga bien iluminado y sin sombras. También puedes recurrir a los automatismos de la cámara del móvil. Muchas ofrecen escenas especí­ficas para hacer retratos nocturnos o a pleno sol. Así­, evitarás tener que configurar tú mismo los parámetros de la cámara.

selfie

3) Evita posturas y expresiones forzadas

Un selfie con una gran sonrisa suele ser garantí­a de éxito. De cualquier manera, una sonrisa apenas insinuada puede quedar mucho más atractiva que una mueca exagerada. Mira al objetivo y trata de relajar tu expresión facial. Si va a ser un selfie de cuerpo entero, quedará mejor si lo tomas en un espacio abierto. Experimenta con distintas poses y desde distintos ángulos. Casi todo el mundo tiene “un lado bueno”, en el que sale más favorecido. Sobre todo, las sombras en la cara nunca son buena idea.

4) Haz muchos disparos

Cuantas más fotos tomes de ti mismo, mucho mejor. Antes de empezar, asegúrate de que queda espacio libre en la tarjeta de memoria del móvil. Una vez que estés inspirado, no pares de disparar. Ya habrá tiempo luego de seleccionar las tomas más acertadas. Si quieres capturar un selfie en una situación efí­mera, que no vas a poder repetir, por ejemplo, durante una hermosa puesta de sol, recuerda hacer uso del disparo continuo de la cámara. Muchos smartphones dan esa posibilidad, y así­ aumentarás las probabilidades de que grabar alguna buena imagen.

5) Usa los filtros de la cámara

Las cámaras de muchos smartphones a menudo incluyen prestaciones similares a las de las cámaras compactas. Es el caso del disparo de belleza, que ayuda a eliminar las imperfecciones de la piel. También puedes probar con los filtros de efectos, especialmente aquellos que no te dejen irreconocible.

6) Edita el autorretrato

Los smartphones suelen venir precargados con aplicaciones de edición de fotos sencillas de utilizar. Y la cámara del móvil suele ofrecer funciones básicas para corregir pequeños defectos como los ojos rojos o aumentar el brillo y el contraste de las imágenes.

7) Escoge bien y descarta

Finalmente, selecciona cuidadosamente el selfie que quieres compartir. No es necesario -ni tampoco conveniente- que publiques todos los que has tomado. Normalmente, los autorretratos que parecen más naturales suelen ser los mejores.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.