Windows 8

A la hora de utilizar Windows 8, uno de los añadidos de seguridad que ha introducido la compañí­a estadounidense es la necesidad de introducir la contraseña de nuestra cuenta de Microsoft cada vez que iniciamos el equipo o que salimos del estado de suspensión. No obstante, esta caracterí­stica se puede volver bastante pesada si utilizamos el equipo en casa y no necesitamos esa extra de seguridad. Para dichos usuarios, existe un modo de eliminar la necesidad de introducir la clave cada vez que se entra al equipo. Te contamos en pocos pasos cómo aprovechar esta caracterí­stica para agilizar el uso de tu ordenador con Windows 8.

Pero primero hay que tener en cuenta que activar esta función supone que cualquier usuario ajeno puede entrar dentro del ordenador, así­ que más vale asegurarse de que somos los únicos que tenemos acceso habitual al equipo (o nuestra confianza en los usuarios que accedan al equipo es total). Además, para llevar a cabo estos pasos resulta necesario que seamos el administrador del equipo o que tengamos una cuenta con derechos de administrador. Lo primero que hay que hacer es abrir un cuadro de búsqueda de Windows 8. Para ello, hay que abrir la barra de opciones de la derecha de la pantalla arrastrando el dedo desde el borde hacia el centro o si no es un dispositivo táctil colocando el puntero del ratón en la esquina izquierda y luego subirlo hacia arriba. La opción en cuestión es “Buscar”. También podemos utilizar un atajo rápido a través del teclado que consiste en pulsar la combinación “tecla de Windows + Q”.

Quitar clave en Windows 8

Dentro del recuadro blanco, introducimos la palabra “netplwiz” sin las comillas. Deberí­a aparecernos un icono inmediatamente debajo del panel junto al que se puede ver el nombre de la herramienta. Pinchamos sobre él. Aquí­ nos aparecerá una ventana en el que debemos introducir la contraseña del administrador. Esta herramienta es en realidad una pequeña ventana donde se puede gestionar las diferentes cuentas de usuario que están configuradas en el ordenador. Justo encima de esta lista deberí­amos tener por defecto marcada la opción “Los usuarios deben escribir su nombre y contraseña para usar el equipo”. Nos aseguramos de que la cuenta que esté seleccionada en la lista sea aquella en que queremos quitar la contraseña y después desactivamos la opción pinchando sobre el pequeño recuadro que está junto a esa frase. Finalmente, pinchamos sobre la opción de “Aplicar”.

El sistema abrirá otra ventana pequeña donde podemos ver el recuadro con el nombre del usuario y debajo dos recuadros más. Para que este cambio surta efecto, deberemos escribir la contraseña de la cuenta en los dos. Después volvemos a pinchar sobre aceptar y el cambio se habrá realizado. Si todo ha salido bien, la próxima vez que entremos en el sistema o que salgamos del modo de suspensión no se nos pedirá ningún tipo de contraseña al entrar. Este truco permitirá agilizar el proceso de entrada en Windows 8 aunque hay que utilizarlo con cuidado. En cualquier momento se puede volver a instaurar la contraseña haciendo los mismos pasos pero activando la función para escribir nombre y contraseña.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...