nokia x

El terminal Nokia X es la sorpresa de la compañí­a finlandesa adquirida por el año pasado por el gigante Microsoft. Y es que es un terminal que acoge en su interior un sistema operativo personalizado, a pesar de que la compañí­a propietaria del dispositivo disponga de su propia plataforma (Windows Phone). Una mezcla que ha llamado la atención por sus interesantes resultados en cuanto a lo funcional, ya que no se trata de un dispositivo especialmente potente o que llame la atención por sus caracterí­sticas técnicas. Todo lo contrario. Por lo que sorprende es por dar a un terminal de la calidad de fabricación de Nokia la posibilidad de instalar aplicaciones del ecosistema de Android y Windows Phone. Eso sí­, basándose siempre en los servicios de la nube de Microsoft y no en los de Google.

El Nokia X llega como terminal de entrada de una nueva familia en la que también están presentes el Nokia X+, con más capacidad de almacenamiento y memoria RAM, y el Nokia XL, que posee una pantalla de cinco pulgadas y mejores cámaras fotográficas. De esta forma se presenta como un terminal más comedido, para llegar a toda clase de mercados y bolsillos con caracterí­sticas que no sorprenden en cuanto a potencia, pero que permiten ajustarse notablemente a un precio de lo más asequible.

Pantalla y diseño

Este terminal de Nokia es ecléctico tanto en concepto como en diseño. De tal forma es posible reconocer las lí­neas de otros dispositivos de la gama Lumia como el Lumia 520. De él toma su robusta forma rectangular, con aristas marcadas pero que se curvan en las esquinas. Todo ello en el ya clásico material plástico de policarbonato con un cuerpo único y los vistosos y brillantes colores a los que nos tiene acostumbrados la compañí­a finlandesa: verde brillante, rojo brillante, cian, amarillo, negro y blanco . Una carcasa que tiene unas proporciones de 115.5 x 63 x 10.4mm, lo que hace que sea un móvil manejable y cómodo para utilizarlo con una sola mano sin ningún problema. Además su peso no supera los 128,66 gramos, por lo que es ligero y con sensación de robustez y resistencia.

En cuanto a la pantalla, hay que hablar de un panel que se queda en las 4 pulgadas. Una amplitud más que suficiente para disfrutar de toda clase de contenidos sin necesidad de utilizar ambas manos. Se trata de una pantalla de resolución media con 800 x 480 pí­xeles que puede antojarse insuficiente para los usuarios más exigentes. Pero no hay que olvidar que es un terminal de gama de entrada. Este panel tiene tecnologí­a IPS y es LCD, lo que consigue una buena amplitud en el ángulo de visión y una respuesta rápida y ágil, además de incluir la tecnologí­a Nokia Glance.

nokia x

Cámara fotográfica

En este apartado el Nokia X tampoco destaca especialmente. Y es que lleva montada una sola cámara de fotos de 3 megapí­xeles en la parte posterior. Un sensor que llega con un foco automático para conseguir imágenes definidas y enfocadas sin mucho esfuerzo. Un aspecto un tanto pobre pero que resulta más que suficiente para lograr imágenes fijas con resolución HD para compartir o publicar en las redes sociales. Algo similar ocurre con los ví­deos, sin llegar a alcanzar los estándares de los grandes terminales actuales que ya apuntan hacia el 4K o UHD.

Potencia y memoria

Como en el resto de apartados técnicos, el terminal Nokia X resulta básico en comparación con los buques insignia de la propia compañí­a finlandesa o los de otros fabricantes. Su objetivo inicial de ser asequible para todo tipo de mercados hace que no se puedan incluir grandes procesadores y memoria. Aunque no por ello se sacrifican funcionalidades o agilidad. Y es que parece que el terminal está bien optimizado para mover las aplicaciones y herramientas más utilizadas.

Para ello utiliza un chip de la familia 8225 Qualcomm Snapdragon de doble núcleo que es capaz de moverse a una velocidad de reloj de 1 Ghz. Ayudando a este cerebro a gestionar y controlar todas sus funciones, cuenta con una memoria RAM de tan sólo 512 MB. De nuevo una caracterí­stica que puede quedarse corta para disfrutar de las aplicaciones y juegos más rompedoras y actuales, pero que ofrece agilidad y potencia suficiente para la mayorí­a y más utilizadas.

Junto a la potencia está la capacidad de almacenamiento. En este caso el almacenamiento del Nokia X es ampliable hasta los 32 GB de espacio mediante las tarjetas de memoria micro SD, partiendo de los 4 GB iniciales de los que dispone de manera interna. Más que suficiente para guardar fotografí­as, música y ví­deo, además de archivos y otros contenidos siempre que se opte por la ampliación.

nokia x

Sistema operativo y aplicaciones

Pero si por algo destaca el Nokia X es por su sistema operativo y las aplicaciones y herramientas a las que tiene acceso. Y es que a pesar de ser un terminal algo básico en especificaciones técnicas lo compensa al tener acceso al ecosistema de aplicaciones Android. No hay que perder de vista que a pesar de su diseño en forma de Tiles o baldosas al más puro estilo Windows Phone, su corazón está más cerca del androide verde. Algo que se nota en la compatibilidad con herramientas desarrolladas para este sistema operativo.

Lo curioso es que Nokia X dispone de una tienda de aplicaciones propia de Nokia donde encontrar todas estas herramientas. Con ello, el usuario no sólo dispone de toda la gama de utilidades lanzadas por la compañí­a finlandesa para sus dispositivos (Here Maps y Nokia MixRadio), sino también los servicios de Microsoft (OneDrive, Outlook, Skype”¦) además de otras aplicaciones desarrolladas en el ámbito Android que también estarán dispositivos en este mercado.

Junto a esto hay que comentar la posibilidad de acceder a otros mercados de aplicaciones de terceros donde encontrar reposiciones y herramientas basadas en Android, multiplicando así­ las posibilidades del usuario y evitando la limitación de otros dispositivos de Nokia que están limitados a Windows Phone Store.

Además, Nokia ha introducido una buena colección de aplicaciones y juegos en los terminales de su familia Nokia X. Tí­tulos entre los que destaca el carismático y conocido juego de estrategia Plantas Versus Zombies 2, así­ como otras famosas aplicaciones del momento como la red social de ví­deos Vine, las aplicaciones de mensajerí­a BlackBerry Messenger y Viber o la red social Twitter. Todo ello para que el usuario disponga de una completa baterí­a de herramientas nada más iniciar el Nokia X por primera vez.

Una mención aparte merece su también ecléctico escritorio. Una pantalla que bebe directamente del diseño de Windows Phone y las baldosas, pero con un renovado aspecto y más posibilidades para los usuarios preocupados por la personalización. Así­ ahora además de mover los iconos a cualquier lugar realizando una pulsación larga sobre ellos, también es posible agruparlos por carpetas cómodamente. Todo ello consultando en la pantalla izquierda del escritorio todas las notificaciones y acciones recientes del terminal, rescatando apps que siguen en funcionamiento o conociendo cualquier cosa que haya sucedido. Y con la barra de notificaciones capaz de informar rápidamente de cualquier cuestión deslizándose desde la parte superior de la pantalla.

Conectividad

Aquí­ reside otro de los puntos débiles del Nokia X. Y es que bajo su criterio de gama de entrada, se trata de un terminal que no está preparado para las conexiones a Internet de alta velocidad bajo la tecnologí­a LTE. Es un terminal capaz para las redes 3G, concretamente las ESGM 850 / 900 / 1800 / 1900 y WCDMA 900 / 2100. De nuevo centrado en los mercados emergentes.

Lo que sí­ sorprende es que llega preparado para una de las caracterí­sticas más demandadas en los mercados emergentes: soporte para doble SIM. Con ello el usuario puede utilizar dos tarjetas SIM y aprovecharse de ofertas de operadoras para ahorrar o utilizar servicios de Internet más competitivos.

http://youtu.be/oUCEN-XvC7g

Autonomí­a y disponibilidad.

Sí­ resulta un punto mucho más positivo que el Nokia X disponga de una baterí­a de 1.500 mAH. Esta caracterí­stica le permite una vida útil bastante prolongada llegando, según Nokia, a alcanzar los 22 dí­as en reposo sin ningún tipo de uso, o hasta las 10 horas en llamada si se está conectado a una red 3G.

El Nokia X ya está disponible en los principales mercados (Asia, Europa, India, Latinoamérica, Oriente Medio y ífrica), pudiendo escoger entre una amplia variedad de colores vivos y brillantes. Todo ello por un precio que se queda en los 89 euros.

Conclusiones

El terminal Nokia X sorprende como concepto, siendo casi un experimento de la calidad de fabricación de Nokia, aprovechando los servicios de la nube de Microsoft y sin perder de vista el ecosistema y la variedad de aplicaciones Android. Un terminal muy comedido en cuanto al aspecto técnico, pero capaz de ofrecer funcionalidad a los usuarios que no puedan acceder a las gamas altas. Todo ello con un precio muy ajustado y unas posibilidades muy extensas.

 

Modelo Nokia X
Pantalla y cámara LCD IPS 800 x 480 pí­xeles táctil capacitiva dos puntos
233 ppi
Cámara trasera 3 Mpx con autoenfoque
Procesador, RAM y memoria interna 8225 Quadcomm Snapdragon S4 doble núcleo a 1 GHz
512 MB RAM
4 GB memoria interna ampliable hasta 32 GB
SIM Doble SIM
Comunicaciones y conectividad 2G/GPRS, 3G, Wi-Fi, Bluetooth 3.0 + HS, Micro USB-B, salida para auriculares (3,2 mm), ranura tarjeta micro SD de hasta 32 GB
Sistema operativo Plataforma Nokia X (basado en Android)
Baterí­a Intercambiable
1.500 mAH 

Tiempo máximo con dual SIM en reposo: 17 dí­as

Peso 128,66 gramos
Precio orientativo 89 euros
+info Nokia

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,