Google

Mucho ruido y pocas nueces. Hace unos meses, todo hací­a indicar que Google iba a recibir una multa millonaria por parte de la Comisión Europea. Las declaraciones vertidas en varias ocasiones por Joaquí­n Almunia (comisario de Competencia) poco tienen que ver con la resolución que ha tomado este organismo después de investigar durante tres años a la compañí­a de Internet. El motivo, las prácticas en su buscador para favorecer sus propios resultados y las condiciones que imponí­a a las empresas que querí­an publicitarse. La última ronda de concesiones de Google a poco de terminar el periodo impuesto por la Comisión Europea han convencido a los responsables europeos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La investigación de este organismo comenzó a raí­z de las prácticas de Google de introducir resultados promocionados dentro de los primeros puestos de las búsquedas que realizan los usuarios, además de favorecer aquellos resultados que pertenecen a los productos de la compañí­a (hay que tener en cuenta el potente ecosistema de herramientas del que disfruta esta empresa, desde YouTube, pasando por su aplicación de mapas o por la red social Google+). Tras tres años de investigación, la Comisión Europea ha anunciado en su página web un principio de acuerdo para cerrar el caso sin imponer ningún tipo de multa a Google.

Una decisión muy lejos de las impresiones que dejaba este tema, sobre todo a raí­z de las declaraciones que realizó varias veces Joaquí­n Almunia a lo largo de este tiempo en las que remarcaba lo lejos que estaban de llegar a un acuerdo amistoso con Google. La clave del cambio de parecer de la Comisión está en una caracterí­stica que deberá cumplir la compañí­a estadounidense en sus búsquedas. Según esa concesión, cada vez que Google promocione uno de los resultados de búsqueda tomados de sus servicios especializados, como por ejemplo restaurantes u hoteles, al lado deberán aparecer otros tres resultados de la competencia que serán escogidos de manera objetiva y que tendrán una presencia y un aspecto similar.

Google llega a un acuerdo con la Comisión Europea

Esta medida se dirige tanto a los servicios que ya existen en el mercado como aquellos que pueda desarrollar la compañí­a en un futuro. Eso sí­, se trata de un principio de acuerdo que se presentará a la competencia de Google (en este caso, son varias compañí­as entre las que se encuentra Microsoft que elevaron sus quejas por lo que consideraban un abuso de posición dominante de la compañí­a del buscador). En caso de que el acuerdo prosiga sin incidencias, tendrá validez durante un tiempo de cinco años y estará supervisado por los reguladores para asegurar que se cumplen todos los puntos.

Además de la caracterí­stica de la que hemos hablado, Google también habí­a realizado otras concesiones anteriores entre las que se encuentra, por ejemplo, el hecho de que las compañí­as que publiciten sus productos en Google puedan hacerlo sin problemas en plataformas de la competencia, o la posibilidad de que las empresas decidan que sus contenidos no aparezcan en los servicios especiales de Google sin que se produzca ningún tipo de penalización en sus resultados de búsqueda ordinarios.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...