Windows XP

Puede sonar un tanto catastrófico, pero el fin de Windows XP está cerca. Por lo menos, para aquellos usuarios que quieran seguir recibiendo actualizaciones de seguridad importantes y mantener su equipo a salvo de los ataques de los cibercriminales. Microsoft dejará de lanzar parches para esta plataforma después del próximo 8 de abril (último de los meses en los que la compañí­a incluirá este sistema entre sus boletines de seguridad). Después de esta fecha, Windows XP se convertirá en una plataforma más vulnerable a todo tipo de malware. Pero, ¿es tan grave como para tener que cambiar? ¿Bastará con tener un antivirus al dí­a para asegurar la plataforma? ¿Renovar el sistema o cambiar el ordenador?

El destino de los ordenadores que todaví­a utilizan Windows XP es uno de los aspectos que pueden marcar el mercado de PC durante este 2014. Según los datos de StatCounter y Netmarketshare, recogidos por G Data, en diciembre todaví­a utilizaban este sistema un 19% y un 29% respectivamente de todos los ordenadores del mundo. Aunque se trata de un porcentaje que se ha ido reduciendo de manera progresiva, todaví­a se trata de una gran porción del mercado que puede generar muchos movimientos en las próximas fechas. Con el fin del soporte técnico, Windows XP se convertirá en una plataforma peligrosa para aquellos usuarios que sigan usándola, ya que los diferentes agujeros que se descubran quedarán sin cerrar.

En esta situación, la pregunta que puede surgir con facilidad es si será suficiente con tener un programa antivirus para asegurarse la protección contra los cibercriminales y poder seguir usando esta plataforma. Según indica G Data, no. Aunque las soluciones de seguridad siempre son aconsejables y muchos fabricantes ya han anunciado que sus próximos lanzamientos seguirán siendo compatibles con Windows XP, la seguridad que podrán ofrecer no será completa. De hecho, el propio Microsoft anunció hace poco que sus soluciones de seguridad para particulares y profesionales seguirán funcionando con Windows XP por lo menos hasta 2015. Pero la propia compañí­a ha vuelto a repetir que no se trata desolución para seguir usando el sistema, sino como una forma de facilitar la transición hacia otras plataformas.

Windows XP

A estas alturas, lo más recomendable es comenzar a pensar en el salto, ya sea actualizando el ordenador a una versión más reciente de Windows u optando por un nuevo ordenador. Esta segunda opción es la más recomendable si contamos con el presupuesto suficiente, ya que los equipos más antiguos pueden tener problemas de rendimiento al utilizar versiones más nuevas de Windows. Y se trata de un buen momento para comprar, ya que la crisis del mercado de PC está generando muchos descuentos y ofertas. Tiempo de decir adiós a Windows XP, como se dice desde G Data. El decano sistema operativo de Microsoft ya lleva en el mercado más de doce años, y ha demostrado ser una de las propuestas más sólidas de la compañí­a estadounidense. La compañí­a de software ya quiso terminar con el soporte técnico en 2012, pero la inmensa cantidad de usuarios que todaví­a utilizaban este sistema provocó que retrasara esta decisión dos años. Esta vez, todo indica que será la definitiva.

Otras noticias sobre...