Nokia Lumia 1020, probamos a fondo su cámara de 41 Mpix 1

Este artí­culo pretende responder a la pregunta que (inevitablemente) surge al conocer el smartphone Nokia Lumia 1020: Un móvil que tiene una cámara de 41 Mpix ¿hace que ya no necesites para nada tener otra cámara de fotos? Para conocer todas las caracterí­sticas de este smartphone te recomiendo que leas, si no lo has hecho ya, este excelente análisis del Nokia Lumia 1020 publicado anteriormente en tuexperto.com.

Nokia Lumia 1020 vs las cámaras “de verdad”

Entre los aficionados a la fotografí­a hay una especie de tribu, de la que formo parte para bien o para mal, a quienes nos gusta hacer fotos pero también nos atraen mucho las cámaras, los objetivos y los accesorios en sí­ mismos. Disfrutamos con el “aparataje” necesario para hacer fotos. Esto tiene un peligro y es que, en busca de la cámara perfecta, el objetivo ideal o el accesorio imprescindible, acabes por dedicarle más tiempo a probar cámaras y objetivos que a hacer fotos en sí­. Un peligro muy real, créeme.

Los apasionados de la fotografí­a y en especial del “cacharreo fotográfico” consideran de forma casi unánime que las cámaras de los móviles o smartphones son prácticamente una broma. Hay fotógrafos muy prestigiosos que se molestan cuando les mencionan las fotografí­as tomadas con móviles. Opinan que, para ellos, lo que salga de un móvil no se puede considerar fotografí­a. Me temo que el presente al que estamos asistiendo, ya ni siquiera el futuro que está a punto de llegar, les va a pasar por encima como una apisonadora. Pero esa es otra historia. No quiero perder de vista la sorprendente maravilla tecnológica objeto de este artí­culo.

Una frase que también se dice mucho entre los aficionados a la fotografí­a, y que pretende poner algo de cordura en la búsqueda interminable del equipo fotográfico perfecto es ésta: “la mejor cámara es la que llevas contigo“. Esto es, que una cámara, por buena que sea, sirve de poco si la ocasión fotográfica surge de improviso y nos encuentra sin nuestra súper-cámara encima, seguramente guardada en casa y sin nada a mano con lo que captar ese momento que se presenta ante nuestros ojos. Evidentemente encontrarnos de bruces con un momento importante y no tener una cámara disponible puede ser una pequeña desgracia.

Y aquí­ es donde entran las cámaras de los móviles y el cambio que suponen smartphones como el Nokia Lumia 1020. Hasta ahora, un fotógrafo “serio” o con aspiraciones, dado que no siempre es posible llevar encima una cámara grande, se tení­a que conformar con una de dos opciones: acarrear una compacta de alta calidad o bridge o, simplemente, renunciar a captar esas fotos imprevistas.

La nueva generación redefine las reglas del juego

Eso está cambiando y mucho. Estamos asistiendo al lanzamiento de una nueva generación de móviles con cámaras de calidad, como este Nokia Lumia 1020, el Sony Xperia Z1, el smartphone LG G2 o el cruce entre móvil y cámara Samsung S4 Zoom como los ejemplos más destacados. Cada uno aporta soluciones propias al reto de hacer buenas fotos con un móvil, aunque todos coinciden en equipar un sensor de muchos megapí­xeles. Casualmente siguiendo el camino que recorrieron antes las cámaras compactas.

Vamos a repasar brevemente el conjunto de decisiones técnicas que emplean estos rivales del móvil de Nokia porque creo que ilustra muy bien la situación. LG, Samsung y Sony incluyen sensores de 13, 16 y 20.7 megapí­xeles respectivamente. Y en el caso de los modelos de Sony y Samsung su sensor es del mismo tamaño fí­sico que la mayorí­a de cámaras compactas, y por lo tanto superior al habitual en los móviles. El tamaño fí­sico del sensor del LG es algo menor. Adicionalmente los modelos de LG y Samsung también disponen de estabilizador óptico en el objetivo que, en los smartphones de LG y Sony son además de gran luminosidad.

Como puedes ver, todos aportan cosas muy interesantes, pero ninguno las incluye todas. Bueno, ninguno salvo el protagonista de este artí­culo: Nokia Lumia 1020. Tiene un sensor de nada menos que 41 megapí­xeles, de un tamaño fí­sico semejante al de las cámaras bridge, a medio camino entre las compactas y las réflex APS-C. Además tiene un objetivo de enorme luminosidad firmado nada menos que por Carl Zeiss y que está dotado de estabilización ópticaDesde luego, se puede decir que, sobre el papel, lo tiene todo.

Un sensor casi infinito

Lo que más llama la atención es esa brutal resolución de 41 Mpix, aunque dosificados de una forma distinta a lo que estamos acostumbrados, porque no todos acabarán por formar parte de tus fotos, depende de la relación de aspecto con la que lo configures la cámara.

De este enorme sensor de 7.712”‰í—”‰5.360 puntos son efectivos 34 Mpix (7.712”‰í—”‰4.352 pí­xeles) al hacer fotos con el formato 16:9 de los televisores planos y 38 Mpix (7.136”‰í—”‰5.360 pí­xeles) en las fotos que tengan la relación de aspecto 4:3 de los televisores de toda la vida. Para entenderlo, piensa que el sensor es de un tamaño más grande al de cualquiera de las fotos que puedes hacer con él. El formato elegido aprovechará todo el ancho del sensor o todo su alto, pero no los dos a la vez.

Esto, que puede parecer una desventaja, me parece mucho mejor que la opción habitual, que consiste en que el sensor tenga el formato más cuadrado, generalmente 4:3 y las fotos 16:9 sean un recorte sobre él, lo que al final quiere decir que tienen menos pí­xeles reales de los deseables.

Primero haces la foto, luego eliges el zoom

Y ¿cuál es la finalidad de incorporar un sensor de 41 megapí­xeles en un móvil? ¿qué hacer luego con fotos tan grandes? Bueno, esta es la principal novedad que aporta el Lumia 1020. Parece que con el propósito de evitar una lente voluminosa, pero sin dejar de tener zoom (de hasta 3x), los ingenieros de Nokia han “simulado” el efecto de un zoom “derrochando” megapí­xeles.

El sistema es el siguiente: primero se hace la foto con la distancia focal fija que es de 25mm en formato 16:9 y de 27mm en formato 4:3 y, después de haber hecho la foto, con ella en pantalla, es cuando se puede hacer zoom en la pantalla táctil y recortar la parte de la foto con la que quieras quedarte. Suena un poco raro, pero funciona muy bien, como puedes ver en las fotos que te mostramos a continuación.

Paisaje vertical

Esta es una foto tirada sin ninguna complicación desde un piso alto a una escena no especialmente estética pero con muchos detalles y con el sol entrando de lado. Lo impresionante es el nivel de detalle que puede captar el minúsculo objetivo de este smartphone. Conviene recordar que los vehí­culos como el de la ampliación se estaban moviendo y que la rotulación de su lateral se puede leer bastante bien. Y, sobre todo, que es una foto tirada con la cámara de un smartphone. De los que caben en un bolsillo.

Los reflejos que se cuelan en la foto, lo que se conoce como flare, no son para tirar cohetes, pero eso, en mi opinión, no le quita apenas mérito a lo que es capaz de captar el sensor del Nokia Lumia 1020. A continuación tienes otra imagen donde ponemos en aprietos al sensor con el sol y los sorprendentes resultados que ofrece.Paisaje horizontal

Esta foto, tirada poco antes de la anterior, tiene el sol entrando prácticamente de frente, en un ángulo muy molesto, a pesar de lo cual la cámara del smartphone Nokia Lumia 1020 hace un gran trabajo con el resto de elementos de la foto. Aunque no están maravillosamente expuestos, el modo automático consigue respetar una buena exposición para muchos de ellos. Un caso muy representativo es el de la pintada en el muro de la parte inferior derecha de la foto. Está bastante bien expuesto a pesar de que la cámara ha tenido que hacer malabarismos con el sol que le entra por la parte superior izquierda.

Smartphone + apps = cámara de fotos

Habituado a la fotografí­a con cámaras “grandes”, te puedo asegurar que me ha sorprendido mucho la calidad que es capaz de ofrecer la cámara de este smartphone. Mucho. Respecto al funcionamiento de la cámara de cualquier smartphone conviene aclarar un punto, todo lo que hacen como cámaras lo realizan a través de apps. Y para hacer fotos incluye varias apps, con cada una de las cuales es una cámara un poco distinta.

Digamos que comparten sensor, objetivo y pantalla pero la inteligencia de la cámara varí­a un poco de unas a otras. Con cada app, la cámara de un smartphone, y la de éste en concreto, se comporta como una cámara de fotos que tuviera un firmware distinto. Comparten toda la mecánica, pero el cerebro que toma las decisiones no es el mismo.

Las aplicaciones fotográficas incluidas en este smartphone son éstas: Nokia Pro CamNokia Smart CamPanoramaCamera y, para ampliar sus posibilidades, Nokia CinemagraphCreative Studio. La que aprovecha todas sus posibilidades como cámara es la primera, Nokia Pro Cam, que se puede usar en modo automático sin más complicaciones pero que, si lo deseas, te deja elegir muchos parámetros de la toma. No llega al mismo nivel que los controles de una compacta de gama alta, pero se le acerca mucho. Muchí­simo.

Las apps Nokia Smart Cam y Cinemagraph están pensadas para hacer fotos con curiosos efectos y compartirlas con tus amigos y familiares. Panorama sirve para eso, para hacer panorámicas y Camera es la aplicación tradicional de Windows Phone. Si me permites un consejo, usa Nokia Pro Cam en modo automático y evita a toda costa la app Camera. Y respecto a las otras dos, seguramente jugarás con ellas los primeros dí­as y luego no volverás a abrirlas. La app Creative Studio te servirá para hacer sencillos retoques, puede salvar alguna foto anodina introduciendo un efecto de desenfoque o de color. No la usarás todos los dí­as, pero sí­ agradecerás que esté allí­ cuando te haga falta.

No salgas de casa sin Nokia Pro Cam

Si te interesa, aunque sea muy poco, la fotografí­a, sólo usarás Nokia Pro Cam. De hecho, te recomiendo que configures el Nokia Lumia 1020 para que ésta sea la app de fotografí­a que se active cuando pulses el botón del lateral derecho que hace las veces de disparador. Y esto me recuerda que todaví­a no te he hablado del botón de disparo. En cuanto te acostumbres a él, olvidarás el pulsador táctil de la pantalla, ya que el botón fí­sico se comporta como el habitual de una cámara y activa el autoenfoque cuando está a medio pulsar y sólo hace la foto cuando lo pulsamos del todo. Es más, si adquieres el grip adicional que le da forma real de cámara y amplí­a su baterí­a, tendrás a tu alcance un botón más grande y casi indistinguible del de una cámara compacta. Parece aparatoso pero es muy efectivo. Cuando menos, pide probarlo el dí­a que pruebes el teléfono.

Respecto a los controles que permite manejar Nokia Pro Cam, estas son sus principales caracterí­sticas: balance de blancos automático o con cuatro valores predefinidosenfoque automático o manualsensibilidad automática o manual entre ISO 100 e ISO 4000obturador automático o manual entre 1/16.000s y 4 segundos; compensación de la exposición de hasta +/- 3 EV;horquillado de exposición de +/-0.5 EV, +/-1 EV o +/-2 EV; temporizador de disparo o detección automática de rostros. El flash de xenón puede configurarse en modo automático, activado, desactivado y la luz de enfoque puede también activarse o desactivarse a voluntad.

No sé a ti, pero a mi me parecerí­an una serie de especificaciones muy respetables si estuviéramos hablando de una cámara compacta con aspiraciones, ¡pero son las de la cámara de un móvil!

Fotos ¿demasiado grandes?

Y ¿cómo es capaz un smartphone de “mover” fotos de casi 40 Mpix? Aquí­ nuevamente los ocurrentes ingenieros de Nokia han encontrado una curiosa solución. Nokia Lumia 1020 viene configurado por defecto para guardar dos copias de cada foto, una con toda la resolución de que es capaz y una “miniatura” de 5 Mpix. Si no haces ningún cambio en la fotografí­a, ambas serán la misma imagen.

Si, tras hacer la foto, la amplí­as para recortar parte de ella, esto es, para hacer un zoom a posteriori, la imagen de 5 Mpix será la de este recorte. La de gran resolución seguirá como la tomaste. Así­, caso de arrepentirte del recorte, con volver a pulsar sobre el icono de recorte en Nokia Pro Cam, podrás volver a trabajar sobre la imagen original. Mira este ejemplo. Esta foto de una mesa de trabajo tiene como centro una botella de agua. En el recorte puedes ver la calidad real que ha captado la cámara.

Detalle foto mesa

El smartphone trata esas dos imágenes como una sola, lo interesante está en que la imagen que compartirás con todo el mundo es la de 5 Mpix y que, sólo si conectas el teléfono a tu ordenador será posible extraer las dos imágenes, la de gran tamaño y la de 5 Mpix. La verdad es que, para casi cualquier uso, no echarás de menos disponer directamente de la imagen de 40 Mpix, pero sí­ te será interesante acceder a ella para conocer la verdadera calidad de la cámara.

Eso sí­, nada de mover la imagen grande por WiFi u otro sistema al que estamos tan bien acostumbrados hoy. Aquí­ los ingenieros de Nokia no se han lucido ya que sólo podrás extraer las imágenes a toda resolución cuando conectes el Nokia Lumia 1020 con un cable USB a un ordenador. Parece algo poco pensado dentro de un conjunto tan bien combinado. Imagino que alguna actualización de firmware posterior lo arreglará.

Se puede configurar el Nokia Lumia 1020 para que sólo guarde la imagen de 5 Mpix pero, entonces, todo esto no funcionará y sólo lo podrás utilizar como un teléfono con una cámara de cinco megapí­xeles de resolución. El zoom (a posteriori) sí­ estará disponible pero con mucha menor calidad de la que muestran las fotos de prueba. Salvo que tengas grandes problemas de almacenamiento, te recomiendo que lo dejes configurado para guardar las dos fotos. Las posibilidades que te ofrece son enormes. Y se puede decir que son las que le dan sentido a la cámara de este móvil.

Como resumen me atrevo a decir que en Nokia han conseguido hacer un pequeño milagro. En un smartphone que por fuera no parece que tenga una cámara fuera de lo normal han incorporado unas capacidades fotográficas que le sacan los colores a cualquier otro smartphone y a muchas compactas de gama media, si no a todas. Obviamente no puede reemplazar a una cámara bridge ni mucho menos a una réflex digital, pero a cambio estará siempre en tu bolsillo. Es como para pensárselo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,