smartphones pantallas

Elegir un smartphone es una tarea complicada dada la enorme variedad que ofrecen los distintos fabricantes, por eso lo mejor es tener claros ciertos factores que nos ayudarán en la elección. El primero que se suele tener en cuenta es el precio, un punto decivsivo para la mayorí­a de usuarios y que definirá la gama del terminal: alta, media o baja. Pero hay otro punto muy importante al elegir smartphone y es el tamaño de la pantalla. Normalmente el precio ya nos acotará en ese sentido, por ejemplo los gama baja suelen ser bastante compactos y los gama alta tienden  a los paneles grandes, aunque siempre hay alguna excepción.

La pantalla de nuestro smartphone puede influir notablemente en la forma en la que lo manejamos y lo transportamos. Los paneles grandes son una tendencia que se ha establecido y la gran mayorí­a de fabricantes tiene dispositivos muy amplios que apuestan por una experiencia visual mucho más rica que otros más reducidos. Sin embargo el tamaño puede influir negativamente en la funcionalidad y muchos usuarios prefieren tener un dispositivo manejable antes que un ladrillo. A continuación hacemos un repaso de los diferentes tamaños de pantalla agrupados por bloques y vemos las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

iPhone5S

4 pulgadas o menos: compacto ante todo

Como decí­amos, los smartphones que están en cuatro pulgadas o por debajo suelen ser de gama media-baja. Si hablamos de  menos de 3,5 pulgadas serí­a un tamaño excesivamente reducido que no permite un manejo tan fluido de los actuales sistemas operativos. La interfaz quedan demasiado apiñadas y tareas como escribir un mensaje son más complicadas porque las letras del teclado son mucho más pequeñas. Las 3,5 pulgadas siguen siendo muy reducidas según los estándares actuales, pero conservan cierta funcionalidad y nos permiten movernos por los menús con soltura. La ventaja de un panel tan compacto es, por supuesto, la comodidad de transporte ya que podremos meternos el móvil en el bolsillo sin apenas notarlo, además son mucho más ligeros.

Si subimos un poco más, a cuatro pulgadas, ya son unas dimensiones aceptables en cuanto a la correcta visualización  del contenido. También permite un manejo más cómodo y nuestros dedos no parecerán gigantes al interactuar con  la pantalla. Actualmente muchos terminales de gama media-baja ya equipan paneles de estas dimensiones, como por ejemplo el Nokia Lumia 520, uno de los móviles con mejor relación calidad-precio del momento. No obstante hay una excepción para los usuarios que buscan un gama alta compacto, los iPhone. Apple aumentó el tamaño de su pantalla a cuatro pulgadas argumentando que es el tamaño lí­mite para poder manejar el dispositivo con una sola mano. Actualmente es uno de los pocos terminales avanzados que sigue conservando una pantalla de estas caracterí­sticas, pero todo apunta a que la próxima generación, el iPhone 6, apostará por un panel más amplio.

Resumiendo, si lo que quieres es un terminal que sobre todo sea compacto y manejable, lo encontrarás  en el rango que va de las 3,5 a las 4 pulgadas. Consideramos que los paneles que se sitúan por debajo de esta cifra son demasiado pequeños, y la funcionalidad que ofrece su tamaño se pierde al no poder movernos con fluidez por la interfaz.

Motorola Moto G

Más de 4 pulgadas: amplitud sin renunciar a la funcionalidad

A pesar de que Apple asegure lo contrario, los terminales cuyas pantallas están entre 4 y 4,5 pulgadas se pueden manejar con una  sola mano sin dificultad. En este rango ya podemos encontrar modelos más avanzados como las populares versiones ‘mini’. Samsung y HTC cuentan con dos versiones reducidas de sus buque insignia (el HTC One Mini y el Samsung Galaxy S4 Mini) que cuentan con pantallas de 4,3 pulgadas. Este incremento que puede parecer insignificante, se nota mucho a la hora de visualizar el contenido y además siguen siendo terminales que caben perfectamente en cualquier bolsillo. Podrí­amos subir hasta 4,5 pulgadas y seguir estando dentro de un área similar, en la que tenemos sensación de amplitud pero sin llegar a perder la comodidad y lo que podrí­amos denominar un teléfono normal.

Dentro de este rango hay otros modelos muy interesantes como el recién presentado Motorola Moto G, que tiene pantalla de 4,5 pulgadas, un perfil técnico muy equilibrado y cuesta tan sólo 180 euros. Hay otras opciones como algunos Nokia Lumia entre los que destacamos los Lumia 720 de 4,3 pulgadas, Lumia 925 de 4,5 pulgadas o Lumia 1020 también de 4,5 pulgadas.  Si nos vamos un poco más arriba, sobre las 4,7 pulgadas, también hay algunos modelos muy interesantes como el HTC One o el Nokia Lumia 625, que además tiene un precio muy competitivo (220 euros).

Probablemente el tamaño de pantalla  que  mejor unifica lo mejor de las pantallas grandes sin resultar gigante, sea el que se encuentra entre 4,5 y 4,7 pulgadas. En este punto el manejo con una mano ya resulta algo complicado, aunque también juega un importante papel el diseño. Hay fabricantes que ciñen la pantalla a los bordes para que el tamaño total no sea tan amplio. En definitiva es adecuado para usuarios que buscan un panel amplio pero dentro de los lí­mites de la funcionalidad.

Sony Xperia Z1

5 pulgadas: el lí­mite que separa un smartphone de un phablet

Los principales fabricantes ya se han sumado a la tendencia de las cinco pulgadas como el estándar habitual en sus smartphones de gama alta, los llamados buque insignia. Sony tiene el Sony Xperia Z y el Sony Xperia Z1, Samsung ofrece el Samsung Galaxy S4 y Google tiene el Nexus 5. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las cinco pulgadas ya se han establecido como lo normal en cualquier teléfono avanzado. Los usuarios que busquen un móvil a la última verán que la gran mayorí­a de opciones se sitúan en este tamaño de pantalla y encontrar algo inferior es complicado, a menos que apostemos por un iPhone.

En los móviles con esta configuración de pantalla  prima la experiencia visual, el hecho de ver las imágenes y ví­deos en este tamaño resulta mucho más satisfactorio que hacerlo en un dispositivo mucho más reducido, de eso no cabe duda. Asimismo la interfaz del sistema se ve con total claridad, caben más elementos en la pantalla y hay una sensación general de amplitud que resulta muy atractiva. Sí­ que es cierto que en este tamaño el manejo con una sola mano se hace más complicado, sobre todo si se trata de escribir textos, pero lo cierto es que la experiencia del panel grande compensa en muchos casos este problema. Al probar un smartphone de cinco pulgadas nos acostumbramos rápido y luego resulta engorroso volver a un dispositivo más reducido.

Aunque este segmento se asocia a los terminales más avanzados y de precios más elevados, hay que destacar que cada vez son más los fabricantes de terminales asequibles los que apuestan por las cinco pulgadas. Por ejemplo Wiko ofrece el Wiko Darkfull por 280 euros o la empresa española bq ha anunciado el nuevo Aquaris 5 HD que cuesta tan sólo 200 euros.

Nokia Lumia 1520

Seis pulgadas: experiencia visual sobre comodidad

Cuando se superan las cinco pulgadas ya estamos entrando en un terreno diferente, pero no hablamos de un incremento pequeño (por ejemplo el LG G2 tiene 5,2 pulgadas y se englobarí­a en el bloque anterior), sino de marcas que se acercan o incluso superan las seis pulgadas. Aquí­ ya abandonamos completamente la funcionalidad que se le pide a un teléfono y nos acercamos más al concepto de tablet.

Con un dispositivo de estas caracterí­sticas nos podemos olvidar del manejo con una sola mano, y mucho menos metérnoslo en el bolsillo (a menos que tengamos bolsillos sin fondo). Tampoco podemos esperar un peso muy ligero y la técnica de ceñir la pantalla a los bordes no sirve de mucho. Sony es la compañí­a que ha ido más lejos con su Sony Xperia Z Ultra de 6,44 pulgadas, un dispositivo que funciona perfectamente como mini-tableta, además permite la escritura con un lápiz convencional y sirve como una especie de bloc de notas. Sin embargo llevarnos ese mastodonte a la oreja para hacer una llamada ya es harina de otro costal.

Nokia también cuenta con los recién presentados Nokia Lumia 1520 y Lumia 1320, ambos de seis pulgadas. Huawei fue uno de los primeros en lanzar su Huawei Ascend Mate de 6,1 pulgadas y Samsung también cuenta con el Samsung galaxy Mega 6.3. Merece especial mención el Samsung  Galaxy Note 3, que a pesar de ofrecer un panel de 5,7 pulgadas, su diseño más compacto y el lápiz táctil con funciones exclusivas sí­ justifican la presencia de un panel de tamañas dimensiones.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...