SPC Smartee Dual Core

Si hay un concepto que se ha popularizado de un tiempo a esta parte es SmartTV. La caja tonta, cada dí­a más, va dejando de lado ese molesto adjetivo que la acompaña desde hace ya muchos años (prácticamente desde su popularización). Los principales fabricantes de pantallas llevan unos años poniendo el punto fuerte en mejorar las funciones de sus televisores, con el fin de cambiar el modelo de consumo pasivo de contenidos, por otro en el que el usuario tiene más control sobre lo que ve, cómo y cuándo lo hace. No es de extrañar que, junto con la competición en la que se encuentran sumidos por presentar sus modelos con definición 4K, estén llevando a cabo otra guerra más silenciosa, pero igual o incluso más importante, relacionada con sus funciones Smart. Esto, sin embargo, no es siempre una ventaja para el usuario, ya que si quiere disfrutar siempre de las últimas funciones, tiene que cambiar de televisor cada año o dos años, algo muy lejos de la gran parte de las economí­as domésticas de hoy en dí­a. Una interesante alternativa, que resulta mucho más económica es utilizar un dispositivo como SPC Smartee Dual Core, con el que convertir cualquier televisor en un Smart TV.

Su funcionamiento es realmente sencillo: tan sólo hay que conectarlo al televisor a través de HDMI e, inmediatamente, ya se puede acceder a las funciones del mismo. Y esas funciones son las que ofrece un dispositivo basado en Android 4.2 Jelly Bean. Y es que, en realidad, el concepto es, casi, como conectar un ordenador un monitor, sólo que en este caso el monitor es la pantalla de TV, y el ordenador, un gadget equipado con Android y diseñado especí­ficamente para tal fin. Esto, además, permite emplear gran parte del universo de aplicaciones disponibles para este sistema operativo, algo en lo que se enfrenta con ventaja a las plataformas especí­ficas de otros fabricantes, que al menos de momento cuentan con un catálogo de aplicaciones bastante más limitado.

SPC Smartee Dual Core

Cuenta, como puedes ver en la imagen superior, con conexión HDMI, red cableada, dos USB y, claro, la toma de alimentación, aunque en realidad, y gracias a la conexión de red, pues utilizarse no sólo para correr apps, sino también para acceder a contenidos multimedia de todo tipo, ya estén en algún dispositivo conectado a tu red local o directamente en Internet.
Este tipo de gadgets son la solución para aquellos usuarios que se sienten interesados por el concepto de Smart-TV, pero que en este momento no pueden o quieren cambiar su televisor. Ellos, eso sí­, deben tener en cuenta que es imprescindible que su TV cuente con, al menos, un conector HDMI, pues es el que emplea el dispositivo para que puedas ver su imagen en pantalla.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,