Samsung pantalla flexible

Tras meses de rumores, Samsung por fin ha mostrado el primer fruto de su investigación con las pantallas flexibles con el Samsung Galaxy Round. El último juguete de los coreanos hace gala de un diseño innovador que destaca por su pronunciada curva, un detalle que sólo ha sido posible gracias a que su pantalla lo permite. Su competidor más directo en su paí­s natal, LG, se apresuró a ofrecer una solución parecida con el LG G Flex, inaugurando una nueva subcategorí­a de tabletófonos curvados que prometen más comodidad al ofrecer formas más ergonómicas. Los avances en esta materia ya han visto la luz, pero no dejan de ser una mejora más bien discreta. El Samsung Galaxy Round es un smartphone con la forma curvada, tampoco tiene mayor secreto. Sin embargo la compañí­a surcoreana no va a parar aquí­, en un futuro  podrí­amos ver nuevos productos que aprovechen las pantallas flexibles de formas más contundentes. Samsung ha mostrado una serie de posibles conceptos con este tipo de pantallas, y los resultados auguran dispositivos que parecen sacados de una pelí­cula de ciencia ficción.

Samsung pantalla flexible

Antes de nada insistimos en que las imágenes muestran conceptos que podrí­an hacerse realidad en el futuro, pero que no son posibles de fabricar con la tecnologí­a actual. Cuando pensamos en una pantalla flexible nos viene a la cabeza una especie de hoja que podemos doblar o incluso enrollar, de esta idea han partido para crear estos conceptos. Imagina un smartphone del grosor de una hoja de papel que se puede doblar en tres y se queda con un tamaño similar a una tarjeta de visita, después lo metemos en la cartera y listo. La portabilidad es el principal atractivo de estos interesantes conceptos, que de momento son lejanos pero podrí­an llegar a hacerse realidad más adelante.

Samsung pantalla flexible

Samsung también ha ideado un concepto de tablet plegable e incluso una pequeña cámara que se dobla formando una especie de triángulo, así­ también podrí­amos ponerlo en una superficie. Quizás lo más interesante del proyecto es la naturaleza convertible de los dispositivos. La compañí­a ha mostrado varios separados, pero no resulta difí­cil imaginar un smartphone que se despliega para formar un tablet, con pantalla mucho más amplia, y que lleve la cámara integrada. Otras ideas detalladas incluyen una especie de escritorio donde la superficie superior es una pantalla, ésta se puede transformar en un piano para enseñar música o proyectar imágenes en tres dimensiones.

Por el momento Samsung ha realizado una primera aproximación a las pantallas flexibles, centrándose sobre todo en la ergonomí­a y en ofrecer un diseño diferente. Las ideas mostradas todaví­a están en el terreno de la imaginación, pero dejan clara cual es la dirección de la compañí­a y en unos años podrí­amos ver algún producto similar a los de las imágenes.

Otras noticias sobre...