google chrome

La cantidad de datos y contraseñas personales que introducimos en nuestros navegadores es verdaderamente ingente. La mayorí­a de sistemas siempre nos preguntan, sobre todo cuando empezamos a utilizarlos, si queremos guardar las contraseñas para que al acceder en los servicios o sitios más habituales (correo electrónico, redes sociales, tiendas de aplicaciones, etcétera) podamos hacerlo de una manera ágil y rápida, sin tener que introducir cada vez el password de acceso. Y aunque hasta ahora no lo habí­amos comprobado, nuestra percepción – tal vez confianza ciega – nos decí­a que los dueños de los navegadores almacenaban estos datos de forma segura. No en vano, las contraseñas constituyen la puerta de entrada a gran parte de la información que compone nuestras vidas. Pues bien, parece que a estas alturas Chrome no está haciendo lo propio y que nuestros datos son fácilmente localizables. Lo acaba de descubrir un desarrollador de software que ha dado la voz de alarma.

google chrome passwords

Él es Elliott Kember, un destacado ingeniero de software que acaba de denunciar que dentro de Chrome resulta demasiado fácil encontrar nuestras contraseñas de acceso a cada uno de los servicios a los que accedemos de manera habitual o incluso puntual. Para comprobarlo (nosotros lo hemos hecho y podemos certificarlo) basta con abrir nuestro navegador Chrome y acceder al apartado Configuración (pulsa en el botón de Opciones, situado en la parte superior derecha del navegador). Cuando estés dentro de esta página, tendrás que hacer clic sobre el enlace Mostrar opciones avanzadas y dirigirte al área Contraseñas y formularios. Al pulsar sobre Administrar contraseñas guardadas se abrirá ante ti una nueva página en la que se mostrarán todas las claves o contraseñas que has introducido en tu navegador en alguna ocasión. Dentro de cada una de las entradas existe un botón bautizado como Mostrar. Basta con hacer clic sobre esta opción para que la contraseña que antes estaba escondida bajo una crí­ptica leyenda de puntos pase a mostrarse con todos sus caracteres.

En las últimas horas, Justin Schuh, responsable de seguridad de la tecnologí­a de Chrome, ha quitado hierro al asunto indicando que cuando una persona ha conseguido iniciar sesión de manera fraudulenta en cualquier sistema operativo, acceder y robar las contraseñas e informaciones relevantes que se almacenan en un equipo es relativamente sencillo. Hay que indicar, sin embargo, que para conseguirlo es necesario utilizar programas y herramientas ilegales. Por contraste, basta con hacer uso de las opciones que nos ofrece Chrome para obtener las contraseñas de cualquier persona que haya iniciado sesión en el equipo.

Está claro que para solventar esta incidencia será necesaria una actualización que refuerce la seguridad de los usuarios para mantener nuestra privacidad a salvo. Mientras no llega ese momento, aquellos que utilicen Chrome deberán ser extremadamente cautos y mantener alejado su equipo y navegador de cualquier desconocido o persona indeseable. Ya habéis visto lo fácil que resulta obtener las contraseñas de acceso al correo electrónico o a la cuenta de Facebook. Seguiremos informando sobre la resolución de este peliagudo asunto.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...