E1

Acer ha renovado toda su lí­nea de ordenadores portátiles. Entre las novedades más llamativas hemos visto los Ultrabook Aspire V5 y Aspire V7. Pero los modelos más llamativos no son precisamente los más demandados, por lo que es importante echar un vistazo a otros equipos con los pies un poco más en la tierra.

Es el caso de esta gama Acer Aspire E1, que comparte muchos componentes con los modelos de la gama, pero con una carcasa y diseño un poco más discretos, y sobre todo, con un precio más bajo. La gama es muy configurable, por lo que se puede optar por distintos componentes para crear un equipo adaptado a las necesidades especí­ficas de cada usuario.

E1

Los procesadores arrancan en los modelos más sencillos de modelos Intel Pentium dual Core B960. Un procesador de doble núcleo con potencia suficiente para el usuario medio. Pero hay tantas necesidades como usuarios, por eso, la gama de procesadores abarca modelos más potentes, como los Intel i3, i5 o i7 de nueva generación (Haswell).

Lo que comparten todos los modelos de la gama es el tamaño de la pantalla: 15,6 pulgadas. El tamaño nos da la idea del uso para el que están pensados. En este caso serí­a un portátil “grande”, concebido más para ser el ordenador principal de la casa que para viajar con nosotros a lo largo del dí­a, con un peso que ronda los dos kilos y medio. Lo que si que cambia dependiendo del modelo es la resolución, que puede alcanzar el Full HD (1.920 x 1.080 pí­xeles).

E1

Otro factor que nos indica que es un equipo doméstico es el almacenamiento. Acer ha optado por discos duros tradicionales en este modelo. Son más baratos y pueden almacenar más datos que las nuevas memorias SSD. A cambio, son algo más pesados y su lectura es más lenta. Las capacidades varí­an también dependiendo de la versión, oscilando entre los 500 y los 750 GB.

La RAM es uno de los puntos que más llama la atención, y es que en algunas versiones llega hasta los 8 GB, aunque hay modelos más discretos con 4 y 6 GB. Precisamente, son estos equipos los que incluyen también tarjetas de ví­deo más potentes, modelo NVIDIA GT630 con hasta 2 GB de memoria dedicada. Esto deja clara la vocación del equipo como centro multimedia, con un procesador potente, una buena gráfica y gran capacidad de RAM. Junto con un monitor grande de 15,6 pulgadas, parece bastante adecuado para videojuegos.

Todos los modelos tienen una unidad óptica de DVD y, por supuesto, vienen con Windows 8 como sistema operativo. Como hemos señalado, las posibilidades con configuración son realmente amplias, por lo que también es grande el abanico de precios que encontramos. Los modelos más básicos arrancan en los 430 euros, con procesadores Intel Pentium dual Core B960. Por la parte de arriba, el modelo con Intel i7, 6 GB de RAM y NVIDIA GeForce 710M alcanza los 700 euros, y en el medio hasta 17 posibilidades con configuración diferentes.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...