wd solid state hybrid drive

Los discos duros hí­bridos, también conocidos como unidades de estado sólido hí­bridas (SSHD), combinan las caracterí­sticas de disco duro convencional con prestaciones similares a una SSD. Son unos disco duros que cuentan con un búfer de alta capacidad, porque integran una caché de memoria no volátil o incluso una pequeña unidad de almacenamiento sólido (SSD). A diferencia de los discos duros convencionales, los discos duros hí­bridos o SSHD mantienen el motor y los platos en descanso, sin consumir energí­a, ni generar calor. Los datos se escriben en la memoria flash del búfer que es no volátil, esto es, no existe riesgo de pérdida de datos si se corta la energí­a. A la hora de leer los datos guardados en los platos del disco duro hí­brido, esa información después se guarda en la memoria del búfer.

Los discos duros hí­bridos o unidades de estado sólido hí­bridas presentan diversas ventajas frente a los discos duros convencionales, especialmente para su integración en ordenadores portátiles. El arranque del sistema es mucho más rápido y, en general, aumenta la velocidad de acceso a los datos. Al no tener los platos girando todo el tiempo, consumen menos energí­a; así­, se incrementa la autonomí­a de la baterí­a. Además presentan una mayor fiabilidad, gracias a la memoria flash del búfer. El rendimiento de la máquina es superior para muchas aplicaciones, por ejemplo, para el almacenamiento de contenidos multimedia, para la edición ficheros de ví­deo grandes o para generar informes desde una base de datos. Y también se acentúan las capacidades de multitarea.

wd solid state hybrid drive

Los discos duros hí­bridos o SSHD suelen ser más delgados que sus equivalentes en capacidad en soluciones de discos duros convencionales. Suelen emplear interfaces de transferencia de datos estándar como SATA (Serial Advanced Technology Attachment). Sin embargo, a igual capacidad, son más caros que los discos tradicionales, y la oferta existente en el mercado todaví­a no es muy amplia. Fabricantes como Seagate, Samsung o Hitachi han sido pioneros en lanzar este tipo de soluciones de almacenamiento hí­bridas.

Uno de los ejemplos más recientes de discos hí­bridos de estado sólido son los desarrollados por Western Digital en colaboración con SanDisk. Son fruto de la experiencia de SanDisk en la fabricación de memorias flash y de WD en tecnologí­as de discos duros. Los discos hí­bridos WD Black SSHD ya están disponibles para fabricantes e integradores. Son de 2,5 pulgadas y tienen un grosor de sólo 5 milí­metros; la unidad con una capacidad de 500 GB es casi la mitad de pequeña que los discos duros portátiles convencionales de 2,5 pulgadas y 9,5 milí­metros. La interfaz es SATA. Los WD Black SSHD están pensados para los ordenadores ultraportátiles más del delgados del mercado; el modelo de 500 GB incorpora una SanDisk iSSD de 24 GB que actúa como memoria de caché de escritura no volátil y que está fabricada con tecnologí­a de 19 nm (nanómetros).

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,