Google glass

A muchos todaví­a les sigue sonando a broma, e incluso hay quien ha empezado a tomar medidas para “protegerse” de ellas. El caso es que las gafas de Google están muy cerca de ser una realidad, y el gigante americano ya ha publicado muchas de las especificaciones de este nuevo gadget.

Google ha hecho público que sus gafas vendrás con WiFi y Bluetooth. Son los medios de conexión sin cables más habituales y parecí­a lógico que las gafas contaran con ellos. Sin embargo, para disponer de acceso a Internet en cualquier parte, lo importante va a ser el teléfono que se lleve en el bolsillo.

Y es que por lo datos que conocemos, las Google Glass van a ser muy poco prácticas si no van de la mano de un teléfono con Android, y además de última generación. La clave es la aplicación MyGlass, que estará disponible para móviles con Android 4.0.3 o superior. Esta app es la que abre la puerta a cosas tan interesantes como el GPS o la lectura de mensajes en la “pantalla” de las gafas.

Google glass

De este display no tenemos demasiados datos. Google se ha limitado a informar de que tendrá la apariencia de una pantalla de 25 pulgadas vista a dos metros y medio de distancia. No obstante, detalles como la resolución de pantalla, brillo o nitidez quedan de momento en el aire.

Lo que si sabemos son las caracterí­sticas de la cámara que lleva incorporada. Tendrá cinco megapí­xeles de resolución y podrá grabar ví­deo en calidad HD (720 p). Esta es la parte del dispositivo que más miedo da a particulares e instituciones, ya que las gafas podrí­an estar grabando situaciones comprometidas sin conocimiento de los afectados.

Google glass

También sabemos que las Google Glass tendrán un reproductor de audio, pero no habrá necesidad de meterse nada en la oreja. El sistema se llama Bone Conduction Transducer, y permite que escuchemos la música a través de vibraciones que trasmite a patilla de la gafa al hueso del cráneo.

El almacenamiento teórico de las gafas será de 16 GB, aunque en realidad sólo 12 GB serán útiles, al estar sincronizados con la plataforma de almacenamiento en la nube Google Cloud Storage.

La autonomí­a parece que va a ser uno de los puntos más decepcionantes, a la altura de los quebraderos de cabeza que dan casi la totalidad de los smartphones. Según Google, podrán aguantar un dí­a de uso normal, aunque ellos mismos reconocen que algunas actividades como los Hangouts (videoconferencias) o la grabación de ví­deo pueden acortar el tiempo de uso. La recarga de la baterí­a se llevarí­a a cabo a través de un cable microUSB, al igual que en la mayorí­a de los smartphones.

Por supuesto, aun no sabemos cuando se presentará finalmente uno de los gadgets más esperados de los últimos tiempos, ni mucho menos cuando llegará a las tiendas. Del precio si que tenemos algunos indicios, y es que parece que Google está intentado que no cuesten más de 1.500 dólares, unos 1.150 euros al cambio actual.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...