gmail

De un tiempo a esta parte, Gmail se ha convertido en un servicio tan dinámico y personalizable como un servicio de pago cualquiera. La diferencia está en que el correo electrónico de Google es completamente gratuito y ofrece al usuario una experiencia prácticamente profesional. Una de sus caracterí­sticas más divertidas, sin embargo, está en la posibilidad de personalizar y cambiar el tema de la bandeja de entrada. Para este fin, Gmail dispone de toda una serie de plantillas creadas por la propia Google o incluso diseñadas por profesionales de lo gráfico. El usuario tiene la opción de cambiar el aspecto de su herramienta de correo electrónico tantas veces como desee. Si quieres dar un toque distinto a tu bandeja de entrada, a continuación te contamos cómo hacerlo en muy pocos pasos.

cambiar tema gmail 01

1) En primer lugar, tendrás que acceder a tu correo electrónico introduciendo el nombre de usuario y la contraseña correspondiente. Hasta aquí­ todo claro.

2) Una vez dentro de la bandeja de entrada, accede al apartado Configuración. Lo encontrarás en la página superior derecha de la página, pinchando sobre la pequeña rueda de engranaje. Al pulsar sobre ella, te aparecerán distintas opciones. Simplemente pulsa sobre Configuración.

cambiar tema gmail 02

3) Habrás accedido a una página con un montón de apartados que te permiten configurar el aspecto de tu bandeja de entrada, pero también el número de cuentas, los filtros, los gadgets o las etiquetas de tu Gmail. Para poder cambiar el tema, bastará con que pulses sobre la última etiqueta denominada Temas.

4) Dentro encontrarás hasta cuatro apartados distintos: Temas de colores, Temas de alta definición, Temas personalizados y Temas clásicos. Los primeros simplemente modifican los colores de la bandeja, pero los segundos, insertan en el fondo de la bandeja imágenes en alta definición de madera, playas paradisí­acas, montañas, guijarros, planetas, césped o incluso grafitis.

Uno de los apartados más celebrados es el de los temas clásicos. Aquí­ tienes varias ilustraciones que puedes integrar en la portada de tu correo, con un aspecto cambiante según sea de dí­a, de noche o esté lloviendo. Para lograr este efecto (que oscurezca, que se haga de dí­a o que los personajes aparezcan portando un paraguas) tendrás que configurar la ubicación en la parte inferior de la página. De esta manera, Google se basará en los husos horarios y en la meteorologí­a de tu zona para mostrarte una imagen u otra.

5) Los temas personalizados son un mundo aparte. Y es que permiten al usuario añadir sus propias instantáneas para lucirlas en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Si quieres subir la fotografí­a de tu hijo, de tu familia o del paisaje que más te gusta solo tendrás que seleccionar la foto que quieres, pudiendo elegir entre cualquiera de las que tienes colgadas en tu cuenta de Google o revisando alguna carpeta de tu ordenador. Si no tienes ninguna foto que te guste, también puedes insertar alguna de las propuestas de Google con paisajes, gente y animales en alta definición.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.