Teléfono antiguo

Mala noticia para los usuarios de telefoní­a e Internet. La CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) ha decidido desregular el precio fijado para la cuota del alquiler de lí­nea hasta 2016, por lo que Teléfonica podrá subir el precio de este cuota a partir del 2013. Eso sí­, este posible aumento durante el año que viene no podrá superar en ningún caso el IPC de 2012, así­ que si la compañí­a decide realizar este movimiento tendrá que ceñirse a la subida del precio medio de los productos que consumen habitualmente las familias españolas.

El IPC es el Indice de Precios del Consumo, un í­ndice que marca el incremento en el coste de la vida ya que toma en consideración el conjunto de los alimentos y productos de consumo que compran las familias españolas a lo largo del año y su salario medio. Teniendo en cuenta la situación de crisis ecoómica en la que nos encontramos, el porcentaje que podrí­a subir la cuota Telefónica durante 2013 será casi con toda probabilidad bastante pequeño (por ejemplo, el IPC de 2011 alcanzó un porcentaje del 2,4%). Esta situación se repetirá año a año hasta 2016, y en todos esos posibles cambios Telefónica tendrá que tomar en consideración el IPC del año anterior.

En la actualidad, la cuota fija de la lí­nea telefónica se sitúa en los 13,97 euros, una cantidad que ha permanecido congelada desde el pasado año de 2008. La CMT argumenta la decisión de desregular esta cuota sobre la premisa de que el mercado ha cambiado de manera sustancial, y que Telefónica ya no tiene el mismo dominio sobre el mercado que cuando se tomó la decisión de fijar la cuota para que no siguiera subiendo. En concreto, la compañí­a de telefoní­a ha pasado de una cuota de mercado del 73% durante el año 2007 a un 54%, un cambio sustancial que ha generado la llegada de nuevos competidores en forma de operadores virtuales y en los últimos tiempos la decisión de dejar de subvencionar los aparatos móviles. En el campo de la banda ancha, el dominio de Movistar es de casi la mitad del mercado.

Telefónica

A pesar de esta decisión de la CMT, el organismo también ha confirmado que la compañí­a tendrá que seguir informando sobre los cambios que vaya a realizar en esta cuota y en otros servicios para asegurar que sus movimientos no van en contra de la libre competencia. Un consuelo pobre para los ciudadanos españoles que tienen que ver cómo constantemente se suben los precios de los servicios básicos, a pesar de las dificultades económicas que atraviesan muchas familias.

Sea como fuere, habrá que esperar a ver la decisión que toma Telefónica a partir de que se conozca el IPC de 2012, a mediados de enero. La compañí­a ha comenzado hace poco tiempo una oferta unificadora de móvil, teléfono fijo y ADSL muy competitiva, así­ que una subida ahora en el alquiler de lí­nea podrí­a provocar una corriente negativa que no ayudará al esfuerzo de la empresa por recuperar y fidelizar clientes.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.