windows 8

Ha pasado más de un mes desde la presentación oficial de Windows 8, tiempo suficiente para que aparezcan las primeras pruebas. Basta con darse una vuelta por Internet para ver cómo el nuevo sistema operativo de Microsoft funciona en equipos de lo más variado. De hecho, ha quedado comprobado que va bien incluso en ordenadores que no son demasiado modernos, incluyendo netbooks con procesadores Atom; el rendimiento es todaví­a mayor que con versiones anteriores de Windows. Y es que, como Windows 8 ha diseñado para poder trabajar en tabletas, también responde perfectamente en máquinas antiguas.

En principio, la idea tiene muchos detractores, porque implicarí­a desperdiciar las bondades de la nueva interfaz táctil de Windows 8. El hardware antiguo, incluso las tabletas táctiles con Windows 7 preinstalado, imposibilita el uso de la mayorí­a de los comandos táctiles que requieren realizar desplazamientos en los bordes de la pantalla. Los equipos especialmente diseñados para Windows 8 admiten un mí­nimo de cinco puntos de toque, y muchos llegan hasta diez. Por el contrario, las pantallas táctiles de generaciones anteriores tienen dificultades con muchos gestos. Algunas sólo captan dos toques simultáneos y muy pocas pueden reconocer los toques en los bordes derechos. Las operaciones táctiles están concentradas en el centro de la pantalla.

windows 8

De ahí­ el desperdicio. Sin embargo, no todos están de acuerdo, porque quizás el usuario se conforme con manejar el ordenador simplemente utilizando el teclado y un ratón o un touchpad. De esa forma, la experiencia no va a ser tan intuitiva como manipular directamente los contenidos del equipo mediante el roce de los dedos sobre la pantalla. Sobre todo, eso se pierde en las tabletas diseñadas para Windows 7. A su favor juegan las pruebas realizadas con ordenadores de generaciones anteriores que arrojan resultados de velocidad espectaculares. Según Microsoft, los requerimientos de Windows 8 son un procesador con una velocidad de 1 GHz o mayor; 1 GB de memoria RAM para 32 bits o 2 GB; una tarjeta gráfica compatible con DirectX 9 con un controlador WDDM; y entre 16 y 20 GB de espacio libre en el disco duro.

Dejando aparte las tabletas, parece que Windows 8 es adecuado para ordenadores PC antiguos. Ahora bien, aquellos usuarios que lo han probado también destacan que para conseguir esas mejoras de velocidad es necesario afinar mucho el sistema para que resulte productivo, y eso sólo es apto para usuarios avanzados y veteranos. Los periféricos no suelen ser un problema, porque el sistema suele reconocer la mayorí­a, y Windows 8 puede trabajar correctamente con las aplicaciones para Windows 7. Según los análisis, el arranque es muchí­simo más rápido, tanto con las aplicaciones como con la red, y el navegador Internet Explorer 10 vuela. Eso sí­, es recomendable que la máquina tenga 4 GB de memoria RAM como mí­nimo. Otros destacan que el PC no deberí­a ser demasiado antiguo, de hace cuatro años, como mucho. De todos modos, aquellos que tengan un ordenador con Windows 7 que va como la seda y no quieran complicarse la vida es mejor que se abstengan.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,