bateria

Es una de las mayores preocupaciones cuando compramos un ordenador portátil: la baterí­a. Muchos hemos pasado por malas experiencias, viendo como la baterí­a de nuestro ordenador aguantaba cada dí­a un poco menos, hasta que nos vimos obligados a comprar una nueva o dejarlo permanentemente enchufado. Con estos 10 consejos vamos a intentar alargar la vida útil de la baterí­a, así­ como conseguir que nos dure más aunque esté en perfectas condiciones.

Más allá de como afecten los distintos tipos de cargas, las baterí­as van perdiendo capacidad de almacenamiento de energí­a en cada uso. Por esto, reducir el gasto de energí­a de equipo no es sólo una manera de alargar la duración del tiempo de uso, sino también una forma de aumentar su vida útil.

1. El brillo de la pantalla

Empezamos por lo básico. La pantalla es uno de los elementos que más baterí­a consume del ordenador. Muchas veces dejamos el brillo fijo, independientemente del entorno. En muchas ocasiones, el brillo de la pantalla es mucho más intenso del necesario, ya que pocas veces utilizamos el ordenador a pleno sol. Para esto, hay que asegurarse de que el brillo no esté siempre al máximo.

2. El WiFi, cuando sea necesario

La conexión a Internet inalámbrica es una enorme comodidad, pero no siempre es necesaria. Si tenemos el router WiFi al lado del portátil, podemos ahorrar mucha energí­a conectándolos a través de un cable. Es muy sencillo, con los sistemas operativos actuales apenas hay que hacer nada. El enví­o y recepción de señales WiFi se lleva una buena parte de la baterí­a del ordenador, por lo que no sólo hay que conectar el cable, sino también apagar la señal.

bateria

3. Vigilar la ventilación

La partes móviles de ordenador son de las que más baterí­a se llevan. El procesador suele tener un sistema de enfriamiento que incluye un ventilador. Mantener este sistema limpio y despejado puede hacer que el ventilador tenga que trabajar menos, y por tanto gastar menos energí­a. Es muy habitual que se acumule polvo en las ranuras de ventilación. Además, estas pueden quedar obstruidas si no mantenemos el portátil en una base plana. Es habitual que suceda si lo ponemos sobre las piernas, encima de un cojí­n o de la cama.

4. Eliminar programas en segundo plano

Hay mucho software al que le gusta mantenerse activo en todo momento. Es importante estar atentos cuando descargamos programas, pues muchos se suelen quedar configurados para estar activos en segundo plano. Hay que echar un vistazo regularmente a los programas que están activos y eliminar o cerrar los que no necesitemos. De esta manera también reducimos la carga de trabajo del procesador.

5. Mantener el escritorio limpio

Puede parecer una cuestión de orden, pero en realidad es también unas forma de ahorrar energí­a. Mantener el escritorio limpio de iconos innecesario ayuda a facilitar el encendido del ordenador y evitar procesos innecesarios. Con un poco de orden, ahorramos tiempo y energí­a.

bateria

6. Eliminar el salvapantallas

Queda muy gracioso ver fotos o animaciones cuando dejamos el ordenador inactivo, pero la verdad es que es un gasto de energí­a completamente inútil. Lo mejor es configurar la pantalla para que se apague al cabo de un rato de inactividad. De esta manera, cuando dejemos el ordenador inactivo, este dejará de gastar mucha energí­a, sin entrar en suspensión o hibernación.

7. No es lo mismo suspender que hibernar

El proceso “suspender” mantiene la alimentación sobre la memoria RAM, mientras que el “hibernar” guarda esta información en el disco duro y deja de gastar energí­a. Por esto, el modo hibernar es mucho más práctico que el suspender. Es cierto que el ordenador tardará algo más de tiempo en volver a estar activo, pero el equipos nuevos esta diferencia será de apenas unos segundos, merece la pena.

8. No dejar enchufados periféricos innecesarios

Es muy habitual que cuando utilizamos, por ejemplo, una memoria USB, la dejemos enchufada al puerto mucho más de lo estrictamente necesario. El problema es que mientras esa memoria esté conectada, esta recibiendo alimentación eléctrica del ordenador, por lo que supone un gasto poco útil si no la estamos utilizando.

bateria

9. Revisar las opciones de energí­a

El equipo da la opción de evitar gastar demasiada energí­a. El modo “econominazador” lleva a cabo algunas acciones como reducir la carga de trabajo del procesador, reducir el brillo etc. Puede que no sea el modo de trabajo más adecuado si estamos jugando a un videojuego, o tenemos varias pestañas del navegar abiertas, pero si para otras situaciones. No hay necesidad de mantener el equipo a pleno rendimiento si estamos escribiendo un texto o viendo una pelí­cula.

10. Evitar las unidades ópticas

Como ya hemos señalado, las partes móviles del ordenador consumen una gran cantidad de energí­a. Otra de estas partes móviles es el lector de CD/DVD/Blu ray. En la medida de lo posible, hay evitar el uso sostenido en el tiempo de este componente, y sobre todo, no dejar discos dentro del lector que no se estén utilizando.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...