Interfaz de Windows 8

Windows 8 ya está a la vuelta de la esquina. El sistema operativo de Microsoft saldrá al mercado el próximo 26 de octubre, y ya se conocen la gran mayorí­a de las caracterí­sticas que veremos en la nueva versión del sistema más utilizado en el mundo. Desde junio, todos los usuarios pueden probar una versión previa de Windows 8 que cuenta con un gran abanico de funcionalidades nuevas. Hacemos un repaso sobre las principales mejoras que puedes encontrar en el caso de decidirte por este sistema operativo.

La interfaz. La nueva apuesta de Windows 8 supondrá una mejora considerable para aquellos usuarios que lo quieran utilizar a través de una pantalla táctil, aunque no resultará tan ventajoso para los que mantengan su acceso a través del ratón. Aún así­, el uso de los menús es bastante intuitivo y sencillo.

La velocidad de arranque. Uno de los primeros reclamos publicitarios que Microsoft ha hecho de su nuevo sistema es la velocidad de arranque que se consigue a través de Windows 8. Según uno de los primeros anuncios de la compañí­a, es posible llegar a arrancar el sistema en tan solo diez segundos a partir de un dispositivo de almacenamiento sólido (SSD), aunque habrá que ver cómo responde la versión final del sistema.

La tienda de aplicaciones. Todaví­a estamos en un estadio primitivo de esta puerta al mundo de las aplicaciones tan común entre los dispositivos móviles. No obstante, si la compañí­a consigue convencer a los desarrolladores para que acudan al sistema operativo y en general las aplicaciones alcanzan una complejidad mayor podrí­amos estar ante una ventaja muy interesante para acceder al software de manera centralizada.

Las apps. La forma en la que se colocan las aplicaciones en la pantalla y las notificaciones en tiempo real se convierten en una forma sencilla de poder acceder al contenido más importante del equipo con rapidez. Así­, podremos recibir alertas de los últimos correos recibidos o de la actividad de nuestros contactos en diferentes redes sociales.

Redes sociales en Windows 8

La integración con las redes sociales. Para aquellos usuarios que estén inmersos en este mundo social, Windows 8 puede suponer una piedra de toque importante ya que redes como Facebook, Twitter o LinkedIn se integran con las principales apps de Microsoft. Así­, podremos ver la información profesional de un contacto en la app con datos sacados de LinkedIn o ver la última actividad que hayan realizado nuestros amigos en Facebook.

Las mejoras de escritorio. Dejando a un lado la desaparición del menú de inicio (uno de los grandes ausentes de este nuevo Windows), se ha mejorado el rendimiento del escritorio en el manejo de las transferencias de archivos o en un remodelado admnistrador de tareas.

Las mejoras en la conectividad. A pesar de que en un uso normal es posible que no se note mucho el impacto de estas mejoras, Microsoft ha potenciado las herramientas disponibles para gestionar de mejor forma las redes disponibles (se deberí­a notar más este tipo de mejoras si estamos utilizando un dispositivo 3G).

El rendimiento de las aplicaciones. Sobre todo para usuarios que utilicen un equipo móvil o un portátil, se ha mejorado la gestión del uso de la RAM de las apps en segundo plano para que exista un menor gasto de energí­a, e incluso se puede terminar una aplicación en segundo plano que esté consumiendo demasiados recursos para mejorar el rendimiento.

Para llevar a cabo este artí­culo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, un portátil potente que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,