Cuentas falsas de Facebook

No es oro todo lo que reluce. Pese al entusiasmo por el mundo de lo social, el principal baluarte de este campo empieza a atravesar una situación complicada. Además de competir contra las dudas de los inversores por la rentabilidad de su negocio (sobre todo su negocio móvil) y con su mala valoración en la Bolsa, Facebook ha vuelto a dar una mala noticia al registrar en un estudio el número de usuarios falsos que existen en su red. Hasta 83 millones de cuentas serí­an falsas según el baremo de la compañí­a, una cifra que lastra notablemente las expectativas de crecimiento de Facebook y su intención de alcanzar los 1.000 millones de usuarios en poco tiempo.

Según un informe de la propia compañí­a, de los 955 millones de usuarios activos que se contabilizaron en la red a finales del segundo trimestre 83 millones son falsos. Existen tres supuestos para esta consideración. En primer lugar, se considera falso aquellos usuarios que estén duplicados, es decir, que pertenezcan a una misma persona. En segundo lugar, también se echa en este saco las cuentas que sean inclasificables, como por ejemplo empresas, objetos o animales. Por último (y más dañino), se encuentran las cuentas falsas que son utilizadas para el enví­o indiscriminado de spam (mensajes generalmente publicitarios no deseados por el usuario) o de malware.

Logo de Facebook

Por suerte, este tercer tipo de cuentas son las que menos proliferan dentro de la red, con solo un 1,5% de los usuarios activos. Las cuentas inclasificables de objetos o animales (quién no ha oí­do hablar del perfil de una mascota) crecen hasta el 2,4%, mientras que lo más habitual es encontrarse con cuentas duplicadas de usuarios que utilizan varios perfiles. Este tipo de cuentas ascienden al 4,8%. En total, cerca del 9% de las cuentas de Facebook son falsas, un porcentaje considerable que lastra las cifras de la compañí­a de Mark Zuckerberg.

A pesar de este gran número de cuentas falsas, Facebook sigue siendo con diferencia la red social más popular del mundo. Sus í­ndices de crecimiento siguen siendo muy altos, aunque la empresa es consciente de que pronto empezaran a decaer por la saturación de muchos mercados clave para la red social. La compañí­a debe encontrar nuevas ví­as para rentabilizar su negocio, un problema que sacude de forma especial a su plataforma móvil, de la que difí­cilmente se obtienen beneficios (y desde donde acceden ya más de 500 millones de usuarios de la red).

Por otro lado, la compañí­a se enfrenta al peor momento en la Bolsa desde que saliera al parqué el pasado mayo. A pesar del entusiasmo inicial, su valoración ha ido bajando de manera preocupante desde entonces, y tras un repunte tí­mido de un par de semanas, parece haber caí­do en una espiral muy negativa para la empresa. De los 38 dólares con los que salió al mercado, hemos pasado a los 20 dólares con los que se cerró la sesión de ayer. Una reducción de casi la mitad del valor en menos de tres meses que genera muchas dudas sobre el futuro de esta compañí­a en la Bolsa.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...