mydlink Cloud, cámaras IP para vigilar la casa por Internet 1

Dejar la casa sola o a nuestros hijos al cuidado de otros son cuestiones que inquietan a muchos. Poner cámaras en casa no es una solución nueva. Muchas empresas de seguridad ofrecen además la posibilidad de poder ver las imágenes en directo o diferido a través de Internet. Sólo hay un problema, estos servicios son caros, mucho más de lo que realmente puede valer la pena el servicio.

D-Link ofrece tres cámaras de vigilancia dentro de su gama de productos my dlink Cloud Services. Es básicamente la opción “hágalo usted mismo”. Obtenemos las mismas prestaciones que con un servicio de vigilancia de una empresa. Podemos ver las imágenes en directo de lo que sucede en nuestros hogares, pero el mantenimiento y la instalación la hacemos nosotros. Y es gratis claro.

Las cámaras son mucho más que una webcam. Son autónomas y no necesitan estar conectadas a un ordenador para funcionar. A través de nuestra conexión a Internet inalámbrica se conecta a la red. Así­, podemos acceder a las imágenes que están registrando con un ordenador, smartphone, tableta o cualquier otro dispositivo con conexión.

D-Link ofrece tres modelos con diferentes capacidades. Desde la más básica, D-Link DCS-930L a otras más avanzadas como la D-Link DCS-932L o la DCS-942L. La segunda incorpora grabación con infrarrojos, de tal manera que podamos saber que es lo que pasa cuando las luces están apagadas. La DCS-942L puede grabar las imágenes independientemente de un ordenador, en una tarjeta micro SD. La señal de ví­deo de las otras también puede ser grabada, pero se necesitará un dispositivo externo.

mydlink Cloud, cámaras IP para vigilar la casa por Internet 2

El funcionamiento es sencillo. Una vez conectada la cámara tenemos que descargar una aplicación en nuestro teléfono o tableta. Esta app es gratuita y la provee el mismo fabricante de las cámaras. A través de ella, y tras identificar nuestro dispositivo, podemos echar un ojo a lo que pase en el salón de casa desde cualquier parte. Las aplicaciones están disponibles para iPhone o iPad, así­ como para dispositivos Android.

Estas cámaras pueden dar mucha tranquilidad para ver lo que pasa en casa o segundas residencias. Otro de sus potenciales usos es la oficina, controlando que hacen los empleados o por si se producen robos fuera del horario laboral. Lo bueno es que hacen lo mismo que los servicios de vigilancia que proveen las empresas, pero sin cuotas de mantenimiento ni de instalación.

Los precios de las cámaras varí­an según sus capacidades. El modelo más sencillo, el D-Link DCS-930L, cuesta 100 euros. El modelo intermedio, D-Link DCS-932L con grabación nocturna, alcanza los 130. El más avanzado,  DCS-942L, que también graba por la noche y puede almacenar las imágenes, tiene un precio de 200 euros. Pueden parecer algo caras, pero es importante tener en cuenta que es lo único que pagaremos del servicio de vigilancia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,