Olympus TG-820 iHS, una compacta casi indestructible 1

El sector de las cámaras todoterreno no es precisamente nuevo, pero hay algunas novedades que merece la pena señalar. En este caso, la Olympus TG-820 iHS es una cámara compacta que llama la atención por las prestaciones que ofrece a pesar de tener que cargar con la lacra de un armazón a prueba de bombas.

Cuenta con un sensor CMOS de 12 Megapí­xeles. Nada del otro mundo y nada de malo tampoco. Ya hace tiempo que la carrera de los megapí­xeles terminó, y tamaños como este son más que suficientes para el uso normal de un aficionado. Esta resolución serí­a suficiente para imprimir fotos en máxima calidad (300 puntos por pulgada) de un tamaño de 33 x 25 cm, bastante más grande que una hoja DIN A4.

Además cuenta con una óptica respetable para una cámara de estas caracterí­sticas: un objetivo zoom de cinco aumentos que equivaldrí­a a un 28 – 140mm en fotografí­a tradicional. No serí­a nada destacable en una compacta normal, pero si en una cámara tan resistente como esta.

Olympus TG-820 iHS, una compacta casi indestructible 2

Y es que es de resistencia de lo que puede presumir la Olympus TG-820 iHS. Soporta caí­das desde dos metros de altura y una presión de hasta 100 kilos. Aunque quizá llame más la atención que se puede sumergir hasta 10 metros de profundidad. Esto la convierte en una buena compañera para las vacaciones en la playa, ya que su carcasa está sellada para que ni el polvo ni la arena nos arruinen las fotos. De hecho, cuenta incluso con un manómetro para asegurarnos de que no nos vamos a pasar de profundidad. Pero no sólo para la playa, también puede soportar temperaturas de hasta 10 grados bajo cero.

Como casi todas las compactas de hoy en dí­a, la Olympus TG-820 iHS también es capaz de grabar ví­deo en alta definición (1928 x 1080 pí­xeles, Full HD). Eso si, siempre recordamos que la grabación de ví­deo en las cámaras compactas tiene aun mucho que mejorar, y la mayor parte de los ví­deos que grabemos con ellas quedarán un poco deslucidos en una televisión de alta definición. Para esto, lo mejor es dejar la cámara apoyada en algún sitio cuando vayamos a grabar para evitar esa incómoda sensación de “tembleque”.

El almacenamiento de las fotos lo lleva a cabo gracias a una memoria interna de 50 MB, y sobre todo a la ranura para tarjetas SD, SDHC y SHXC. Son los formatos más habituales hoy en dí­a en cuando a tarjetas de memoria, y no resultan demasiado caras ni difí­ciles de encontrar.

Olympus TG-820 iHS, una compacta casi indestructible 3

Como detalle, podrí­amos señalar que también cuenta con los habituales modos de “retoque” para añadir efectos como el blanco y negro o el sepia a las imágenes. También detector de rostros automático para mejorar el enfoque o un curioso modo de “maquillaje”. En definitiva, es una cámara estándar, como cualquier compacta básica que podemos encontrar en el mercado, pero con una resistencia fuera de lo normal.

La Olympus TG-820 iHS estará disponible a partir del mes de marzo y de momento sólo conocemos su precio en dólares, 300, que en euros son unos unos 220 euros. También sabemos que se venderá en varios colores.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,