Olympus OM-D E-M5 1

Hací­a años que no nos encontramos con una cámara que se pareciera tanto a aquellas que nos hemos visto obligados a guardar en los estantes para ponernos al dí­a. La torreta, el recubrimiento rugoso, la protuberancia que hace las veces de empuñadura, todo tiene el sabor de las viejas cámaras, y desde luego de aquellas añoradas de la serie OM de Olympus. La E-M5 es una renovación del viejo diseño, pero metiendo dentro la electrónica actual. Y esto genera una extraña paradoja. Por delante parece una cámara de hace 30 años, mientras que por detrás podrí­a ser cualquiera de las cámaras que ofrece la competencia. Está visto que casi 40 años no pasan en vano.

Es un trabajo bien hecho con un sistema de estabilización de imagen que trabaja hasta en cinco ejes. Tiene un visor electrónico, imprescindible desde el momento en que no tiene espejo, pero también permite componer las fotos en la pantalla táctil situada en la trasera. La pantalla de tres pulgadas, por cierto, puede inclinarse para hacer fotos mirando desde arriba, como en muchas cámaras de formato medio, pero también para colocarla por encima de la cabeza. Tiene un cuerpo realmente duro es aleación de magnesio, perfectamente sellado frente al polvo y a una cierta humedad. Hacer fotos bajo la lluvia no será problema porque no se “resfrí­a”. El rango de temperaturas en que puede trabajar va desde los desiertos más calurosos a lo más crudo del invierno. Como buena réflex, el cambio de los objetivos es un juego de niños.

Olympus OM-D E-M5 2

Tiene un sensor Micro Cuatro Tercios con una resolución de 16 Mpx, con muy buen rendimiento tanto a la hora de tomar fotos como cuando se graba ví­deo en alta definición. El procesador de imagen es el TruePic VI, rápido y muy eficaz. El equipo no deja nada al azar. Dispone de 12 modos de balance de blancos, y puede trabajar con sensibilidades de entre ISO 200 e ISO 25600. El sistema de enfoque automático es uno de los más rápidos del mercado, y trabaja sobre escenarios en tres dimensiones. Puede mantener a los sujetos enfocados incluso durante ráfagas de nueve disparos por segundo. Puede trabajar con hasta 35 puntos de enfoque.

Las prestaciones son muy elevadas. Un simple vistazo a la lista de escenas automáticas muestra que hay hasta 23 disponibles con algunas para luces altas y luces bajas, fotografí­a nocturna, fotografí­a en tres dimensiones o panorámicas de naturaleza. Los filtros artí­sticos también resultan muy interesantes se ahorran parte de trabajo. Puede grabar ví­deo Full HD 1080i en formato MPEG-4 AVC/H.264. La lista de ópticas y de complementos disponibles para esta cámara la convierten en una adquisición sumamente valiosa para fotógrafos avanzados y exigentes, pero también para muchos profesionales. Incluso incorpora una función de control inalámbrico. En este momento no hay precio para el mercado español, pero todo apunta a que saldrí­a en el entorno de los 800 euros, solo el cuerpo, que está disponible en negro y en plateado.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,