iphone 5 concepto 04

¿Llevarle la contraria al mismí­simo Steve Jobs? Esto es lo que podrí­a ocurrir si el equipo de Apple ejecuta el proyecto que actualmente tiene entre manos y que pretende dar forma al nuevo iPhone 5. Y es que las nuevas informaciones apuntan a que el próximo teléfono móvil inteligente de Apple podrí­a contar con una pantalla multitáctil de hasta cuatro pulgadas que contrastará con las 3,5 pulgadas que actualmente se apuntan dispositivos como el iPhone 4 o el iPhone 4S. En las últimas semanas hemos conocido un detalle revelador sobre la cuestión de la herencia de los móviles de la compañí­a de Cupertino. Como sabes, el iPhone 4S era uno de los menos esperados en la fiesta del pasado mes de octubre, justo cuando Tim Cook, actual presidente de Apple, subió al escenario para presentar el nuevo retoño de la empresa.

Los auténticos fanáticos de Apple tení­an en mente otra cosa: un iPhone 5 que cambiara la numeración – y por ende la serie y la categorí­a – de la saga iPhone. Se esperaba una nueva generación mucho más equipada, con un rediseño evidente, capaz de escalar posiciones por encima de grandes piezas como el Samsung Galaxy S2, por ejemplo. Lo que hizo Apple fue presentar un teléfono con un diseño prácticamente idéntico al del iPhone 4 (su antecesor) que únicamente contaba con dos mejoras importantes: un procesador A5 de doble núcleo (que ya vimos en el iPad 2 a principios de año) y un asistente en versión beta llamado Siri que sigue nuestras instrucciones a través de comandos de voz. ¿Y por qué contamos todo esto? Pues porque el hecho de que el iPhone 5 no saliera a la palestra tiene mucho que ver con la decisión final que tomó Steve Jobs.

iphone 5 011

El fundador de Apple no querí­a sacar un teléfono móvil con una pantalla de 4 pulgadas, de dimensiones muy superiores a las que hasta la fecha se habí­an presentado. Jobs creí­a que el lanzamiento de este nuevo terminal provocarí­a una fragmentación innecesaria en el sistema de la compañí­a, algo que según él, no podí­an permitirse. Steve Jobs supo transmitir muy bien la filosofí­a de Apple a todos sus productos. El directivo querí­a que los dispositivos de su gran familia funcionaran de manera normalizada, sin estridencias y de la forma más discreta posible. Seguramente por eso, Jobs se negó en rotundo a dejar salir al iPhone 5 del rebaño. Steve no querí­a ovejas negras en su cortijo.

No cabe duda de que el hecho de que ahora se extiendan rumores sobre un cambio radical en los postulados de la compañí­a podrí­a tener una relación clara con la desaparición del lí­der de Apple. De hecho, nuevos rumores esparcidos por fuentes muy cercanas a Apple confirmarí­an que el iPhone 5 contará con una extensa pantalla de 4 pulgadas, lo que le otorgarí­a la posibilidad de equipararse a terminales como el Samsung Galaxy S2 o cualquier otro terminal avanzado que actualmente funciona con Android.

iphone 5 concepto 01

Por ahora, se sabe que el teléfono será probado internamente antes de ponerlo en circulación. El equipo de Apple quiere comprobar que los nuevos diseños y espacios más amplios puedan surtir efecto entre una audiencia que cada vez pide más. El rediseño radical de esta nueva era – con Tim Cook al mando – llevarí­a a la compañí­a de la manzana a innovar en otros aspectos: se apuesta por una edición fabricada en materiales metálicos como el aluminio, además de una ampliación interna con un procesador de hasta cuatro núcleos, muy superior a la media y equiparable a los pronósticos ideados para el Samsung Galaxy S3.

Ahora te toca opinar a ti. ¿Crees que una pantalla de 4 pulgadas favorecerá la experiencia de los usuarios que siguen apostando por el iPhone? ¿Consideras absolutamente necesario este cambio? ¿Crees que cumplirá con las expectativas y con la lí­nea de actuación que hasta ahora ha querido plantear Apple?

Otras noticias sobre...