45 aniversario de Star Trek, 10 gadgets que ya son realidad 1

Uno de las grandes virtudes de la serie creada por Gene Roddenberry es la credibilidad de muchas de las tecnologí­as que utilizan sus personajes. Tan plausibles, que no ha habido que esperar al siglo XXIII, marco temporal de la primera entrega de la serie, para que muchas de ellas se hagan realidad.

45 aniversario de Star Trek, 10 gadgets que ya son realidad 2

Casi toda la acción transcurre en una nave que recorre el espacio, y en la superficie de los planetas que visitan. El viaje  entre ambos escenarios se lleva a cabo mediante el teletransporte. La ciencia todaví­a no ha logrado desintegrar a las personas para integrarlas en el lugar de destino, pero una de las condiciones para que este sistema sea posible ya se ha hecho realidad. El teletransporte es posible porque la computadora de a bordo sabe en todo momento la localización geográfica de cada uno de los integrantes de una expedición. Hoy dí­a tenemos nuestro equivalente en el GPS instalado en los automóviles y en la mayorí­a de los teléfonos que llevamos en el bolsillo.

La localización también se puede llevar a cabo dentro de la nave Enterprise, o de cualquiera otra nave de la flota estelar. La computadora sabe en qué dependencias se encuentran cada uno de los tripulantes, y no es muy distinto de lo que ocurre en la actualidad con las tarjetas de identificación inteligentes basadas en RFID y en otras tecnologí­as, que permiten saber en todo momento donde están los empleados de una empresa con una precisión de centí­metros.

45 aniversario de Star Trek, 10 gadgets que ya son realidad 3

En ocasiones el capitán James Tiberius Kirk saca del bolsillo una pequeña cajita, la despliega, y mantiene una conversación con cualquiera de sus oficiales. Cuando salió el primer teléfono plegable o “clamshell” de Motorola, muchos supimos que el destino nos hací­a un guiño. Sabí­amos que era la versión actual del comunicador de Star Trek, aunque en la serie nadie hablaba de nada tan vulgar como pagar la factura a fin de mes. Todaví­a dentro del campo de las comunicaciones, la imagen de la Teniente Uhura estará ligada para siempre a una vertiginosa minifalda, pero sobre todo a un extraño y voluminoso auricular inalámbrico que portaba en una oreja para comunicarse. No es demasiado diferente de los microauriculares Bluetooth que utilizamos en la actualidad.

La tableta de datos o PADD (personal access display device) que llevan muchos tripulantes de la nave, sin controles ni botones, parece un hermano un poco anticuado de las tabletas actuales. Al extremo, que CBS Interactive ha creado una app que convierte el iPad en uno de estos dispositivos. A lo largo de las diversas entregas de las serie, y de las pelí­culas que las acompañaron, los tripulantes manejaban los ordenadores de bordo simplemente con la voz, igual que ahora. Aplicaciones como Dragon Naturally Speaking permiten manejar todas las funciones del ordenador personal sin mover un solo dedo, sólo mediante comandos vocales. De igual manera, es posible marcar un número de teléfono, o arrancar un coche mediante reconocimiento de voz. Las voces sintéticas, casi naturales, que aparecen en la serie y en las pelí­culas también existen en estos momentos. Creadas en un inicio para que usuarios invidentes pudieran manejar ordenadores, cada vez son más comunes, y no sólo en los ordenadores. Nos acompañan en ascensores, y en todo tipo de aplicaciones comerciales y de banca telefónica.

45 aniversario de Star Trek, 10 gadgets que ya son realidad 4

En la serie original, los datos se almacenan en pequeños cuadrados de plástico. La Nueva Generación utiliza chips isolineales. En el primer caso, es una tecnologí­a, los disquetes, que ya hemos dejado atrás. El segundo, tiene muchos puntos en común, por lo menos en cuanto funciones y capacidad, con las llaves de memoria USB que todos llevamos en el bolsillo. Otras tecnologí­as, bien presentes en la serie, se están convirtiendo poco a poco en realidad, como esas fastuosas camas de la sección médica, capaces de diagnosticar desde una gripe hasta una mutación genética provocada por un virus aliení­gena. En los hospitales más avanzados ya hay equipos de diagnóstico como el TAC o el PET, que se parecen bastante. De todas formas, ninguna máquina puede sustituir la pericia del médico humano, sobre todo a la hora de reconocer cuándo se ha acabado el contrato de cualquiera de los figurantes con frase. DeForest Kelley, alias Doctor McCoy lo resumí­a magistralmente con la sentencia “está muerto, Jim”, que debió de pronunciar centenares de veces en tan sólo tres temporadas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...