Samsung Galaxy Z, análisis a fondo y opiniones del Samsung Galaxy Z 5

Mientras se rumorea la presencia de un nuevo Samsung Galaxy S II a partir de septiembre, con un procesador más potente y quizás alguna otra novedad, con vistas a plantarle cara al iPhone 5, nos ha sorprendido la presentación de un nuevo terminal para la familia Galaxy. Se ha dejado ver en la web sueca del operadora Three, y se llama Samsung Galaxy Z.

Echando un vistazo a sus prestaciones, da la impresión de que se trata de un Samsung Galaxy S II de caracterí­sticas algo más livianas y ligeras, aunque con algunos interesantes retoques en la carcasa. Por el momento se desconoce cuándo aterrizarí­a esta edición en el resto de Europa, así­ como el precio que alcanzarí­a.

Samsung Galaxy Z, análisis a fondo y opiniones del Samsung Galaxy Z 6

Diseño y pantalla

El Samsung Galaxy Z conserva el mismo aspecto que su predecesor, aunque con ligeras modificaciones. En lo tocante al formato, aunque repite en las formas, este Samsung Galaxy Z es un poco más grueso, aunque sigue siendo muy delgado (sólo nueve milí­metros). No obstante, ahora incorpora una carcasa trasera acabada en aluminio, muy en la lí­nea de los Samsung Wave. Quizás por eso sí­ que gana un poco más en peso, llegando hasta los 135 gramos.

En cuanto a su pantalla, repite con casi 4,2 pulgadas de panel capacitivo (multitáctil). No obstante, en este caso no se andan con dualidades e instalan una pantalla Super LCD, con lo que no tendrá los márgenes de luminosidad y calidad de color que sí­ que hace gala su hermano mayor con el panel Super AMOLED Plus.

Conectividad

Las conexiones del Samsung Galaxy Z se centran, en primer lugar, en la posibilidad de entrar en Internet desde el propio teléfono a través de 3G, así­ como desde redes Wi-Fi (incluyendo las normas 802.11 b/g/n). No le va a faltar tampoco el conector microUSB 2.0, así­ como el puerto inalámbrico Bluetooth 3.0, muy útil para vincular el Samsung Galaxy Z a otros dispositivos, como manos libres sin cables o auriculares Bluetooth.

Donde se ahorra otro extra este Samsung Galaxy Z es en el puerto MHL que sí­ que tiene el Samsung Galaxy S II. Se trata de esa conexión que, mediante un adaptador, consigue que lancemos la señal de alta definición desde el móvil al televisor o monitor que disponga de entrada HDMI. No obstante, por desgracia, esta versión light del pata negra de Samsung se ha ahorrado esa caracterí­stica.

GPS

Donde no ha recortado el Samsung Galaxy Z es en la conexión GPS, de modo que el chip de geolocalización está presente entre la circuiterí­a del terminal. El móvil ofrece también soporte A-GPS (localización asistida), que nos va a ir muy bien con todas las aplicaciones compatibles que tengamos instaladas en el Samsung Galaxy Z, pero especialmente con una: Google Maps. Y es que la suite de mapas de la firma responsable de la plataforma que lleva el Samsung Galaxy Z va a hacer que no echemos de menos un dispositivo GPS dedicado cuando planeemos nuestras rutas. Y además, de forma gratuita.

Samsung Galaxy Z, análisis a fondo y opiniones del Samsung Galaxy Z 7

Multimedia

Donde no hay variaciones es en el potencial de reproducción multimedia de este Samsung Galaxy Z respecto a la gama alta de los Galaxy con Android. Prácticamente todos los formatos de audio y ví­deo están presentes entre los tipos de archivos compatibles con este móvil, incluyendo MP4, DivX, XviD, MKV, WMV, H.264, H.263, MP3, WAV, eAAC+, AC3 o FLAC, entre otros. Además, también ofrece un sintonizador de radio FM, aunque, como de costumbre, no funciona con auriculares Bluetooth (ya que los cascos con entrada de 3,5 milí­metros hacen las veces de toma de antena).

La cámara sí­ que cambia, y este Samsung Galaxy Z pasa a tener un sensor de cinco megapí­xeles con función de grabación de ví­deo 720p como calidad máxima. Además, integra un flash LED para iluminar fotos, lo cual es una mejora significativa respecto a la generación anterior de los Galaxy S.

Sistema, potencia y memoria

El Samsung Galaxy Z apuesta por Android 2.3.3 Gingerbread, la versión más avanzada del sistema de Google. Con ello, no sólo se integra una plataforma muy potente y solvente, sino que además nos da la opción de instalar más de 300.000 aplicaciones desde su tienda online, la Android Market, que nos permitirá personalizar las caracterí­sticas prácticas del móvil con ese vasto catálogo de programas descargables.

En cuanto al rendimiento que asegura el Samsung Galaxy Z, sabemos que vendrá equipado con un chip de doble núcleo con una velocidad de un GHz de potencia, así­ como con una memoria de un GB de RAM, que en principio garantiza un funcionamiento muy fluido. Además, equipará una memoria de 16 ó 32 GB, en función de lo que elija el usuario, que también podrá ampliarla con hasta 32 GB adicionales instalándole una tarjeta microSD.

Autonomí­a

De ser cierta la información que aporta el fabricante, y a tenor de lo expuesto parece que así­ es, la duración en carga máxima del Samsung Galaxy Z promete ser uno de los fuertes más interesantes de este móvil. Y es que a pesar de que se ha bajado el listón de caracterí­sticas de este Samsung Galaxy Z respecto al Samsung Galaxy S II, la baterí­a sigue siendo la misma: una unidad de iones de litio con una capacidad de 1.650 milamperios. Con esto, según datos de Samsung, el Samsung Galaxy Z podrí­a aguantar, a plena carga, hasta nueve horas en uso y 620 horas en reposo.

Opiniones

La sorpresa que ha supuesto la irrupción de este Samsung Galaxy Z en el mercado de smartphones de gama alta queda mitigada cuando se entiende que el fabricante coreano buscar rellenar huecos de su extenso catálogo creando grandes terminales para todos los públicos. Y es que, a falta de conocerse el precio de este Samsung Galaxy Z, seguro que será más asequible que su referente, el Samsung Galaxy S II, y eso a pesar de integrar grandes caracterí­sticas (especialmente, en lo tocante a la autonomí­a, la potencia y el diseño basado en aluminio).

Sigue siendo un móvil delgado y muy manejable, aunque en el camino haya ganado algo de peso y haya perdido potencia en el apartado multimedia. Pero esto quedarí­a compensado con un precio un tanto más accesible. Quizás haya quien eche de menos la presencia de la pantalla Super AMOLED Plus del Samsung Galaxy S II, pero también hay que recordar que en algunas regiones este móvil llega con el mismo panel Super LCD que lleva de serie este Samsung Galaxy Z.

Samsung Galaxy Z, análisis a fondo y opiniones del Samsung Galaxy Z 8

Ficha técnica

Estándar GSM 850/900/1800/1900
HSPA+ 21 850/900/1900/2100
Peso y dimensiones 125 x 66 x 9 mm y 135 gramos
Memoria 16 ó 32 GB  de memoria interna
Ampliables con hasta 32 GB con tarjetas microSD
Pantalla
Super LCD capacitiva
4,27 pulgadas (480×800 pí­xeles)
16 millones de colores
Cámara Sensor 5 megapí­xeles
Grabación de ví­deo HD (720p 30 fps)
Flash LED, geoetiquetado, autoenfoque, detector de rostros
Cámara secundaria frontal 2 megapí­xeles
Multimedia Reproducción de música, ví­deo y fotos
Formatos compatibles: MP4, DivX, XviD, MKV, WMV, H.264, H.263, MP3, WAV, eAAC+, AC3, FLAC.
Grabación de voz
Soporte JAVA
Soporte Adobe Flash Player 10.3
Controles y conexiones Sistema operativo Android 2.3 Gingerbread
Samsung TouchWiz
Procesador dual-core de 1GHz
GPS integrado con soporte A-GPS
Acelerómetro, sensor de rotación
Salida de 3,5 mm para auriculares
Ranura para tarjetas microSD
Visualizador de documentos
HSDPA 14,4 Mbps, HSUPA 5,76 Mbps
Wi-Fi 802.11 b/g/n
Bluetooth 3.0
Autonomí­a Baterí­a 1.650 mAh / 9 horas en uso / 620 horas en reposo
+info Samsung

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,