torrente_4_1

A pocas horas del estreno mundial de Torrente 4, Santiago Segura habla para los lectores de tuexperto.com sobre su última pelí­cula. El guionista, director y actor principal no puede ocultar un cierto nerviosismo. ¿Será un taquillazo? “Si la pelí­cula es un fracaso, a lo mejor me dedico a la crí­a del caracol”, dice Segura. Y es que se juega mucho con una cinta que además produce a través de Amiguetes Entertainment. “Es la primera comedia europea en 3D. Hemos sufrido mucho para conseguir un resultado tan bueno”, asegura.

El hecho de rodar Torrente 4 utilizando una tecnologí­a estereoscópica ha incrementado el presupuesto de la pelí­cula entre un 25 y un 30 por ciento, debido al mayor tiempo de rodaje, al alquiler de equipos más caros y a más horas de postproducción. “Todo tiene un proceso que se ralentiza porque son dos cámaras”, explica Segura, que añade: “El calibrado y el equilibrado de las cámaras requerí­a mucho tiempo; incluso para cambiar los objetivos”. Si en un rodaje normal esa operación puede llevar veinte minutos, en tres dimensiones requerí­a más de una hora.

torrente_4_santiago_segura_2

Si el plazo de rodaje en las dos primeras entregas fue de unas ocho semanas, y en la tercera de nueve semanas y media, ésta ha necesitado doce semanas de rodaje. “Hay que estar pendiente de muchas cosas. Todo es más complicado. Todo se dificulta técnicamente”, explica Santiago Segura. Han utilizado cámaras “C35 para la mayorí­a del metraje, excepto para el steady, que por cuestiones de peso elegimos la P1, pero a mitad del rodaje no estábamos satisfechos con la calidad, por lo que la cambiamos por una Silicon“, apostilla Segura.

En algunas escenas de acción llegaron a tener montados hasta cinco grupos de cámaras, aunque algunas eran en 2D. El equipo técnico tuvo que afrontar algunas dificultades; por ejemplo, la Tecnocrane, la cabeza caliente, no podí­a con los ochenta kilos de las dos cámaras y tuvieron que adaptarla para que aguantara el peso. El director de Torrente 4 comenta que “es un lí­o impresionante, porque hay que igualar la colorimetrí­a de las cámaras. Cuando hablé con James Cameron en Nueva Zelanda, me dijo que lo ideal era que las cámaras fueran incluso de números de serie consecutivos para que fueran lo más parecidas posible. Cualquier diferencia de color, de brillo, significa luego gastarse mucho dinero en postproducción para que la visión de los dos ojos sea la misma”.

torrente_4_3

Santiago Segura ha quedado muy contento con el trabajo del estereoscopista, que es Vince Toto. Casi al dí­a siguiente de concluir el rodaje de Torrente 4, Toto voló a Sudáfrica para rodar la nueva versión en 3D del Juez Dredd. Y el asistente de estereoscopista, Dan Venti, habí­a trabajado en Avatar a las órdenes de James Cameron. De todos modos, para Segura, el 3D no es más que otra condición técnica, como el color: “Me gusta el 3D, pero en las pelí­culas lo más importante sigue siendo la historia”.

En este caso, el 3D contribuye a que las imágenes en pantalla se parezcan más a la realidad. “Torrente es una comedia, pero siempre tiene un componente de realismo sucio, y el hecho de que esté en tres dimensiones ayuda a aumentar ese realismo”, comenta Segura. En algunas escenas de la pelí­cula, Santiago Segura ha sacado partido narrativo al 3D. Como cuando Torrente está en unos futbolines y apunta con un bastón, y el bastón parece que se sale de la pantalla.

torrente_4_4

En otro momento, el villano, interpretado por Kiko Matamoros, señala a Torrente de modo agresivo, y el dedo parece que va a tocar a los espectadores de la sexta fila. El equipo técnico de Torrente 4 se ha enfrentado a un compromiso. Como la pelí­cula también se va a exhibir en dos dimensiones, los efectos en tres dimensiones no podí­an ser demasiado extraños; no podí­an alterar las imágenes demasiado.

La aportación del 3D a este Torrente 4 es un plus para atraer espectadores a las taquillas. Al fin y al cabo, Santiago Segura es consciente de que ahora el cine doméstico es muy sofisticado y está al alcance de todos los bolsillos. “Tengo que luchar contra eso. Tengo que hacer que mi pelí­cula sea un espectáculo, que la gente vaya a verla. Por eso pongo gente variopinta, y famosos haciendo cosas raras (”¦) que pienses, esto no lo puedo ver así­ en casa”, señala Segura, que agrega: “Las comedias disfrutadas en masa tienen una nueva dimensión. Hay que arrastrar a la gente para que vaya al cine, y el 3D es un motivo más“.

Torrente 4: Lethal Crisis (Crisis letal) se estrena en las salas de cine españolas mañana viernes dí­a 11 de marzo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,