cine_palomitas_1

El número de espectadores que acude a las salas de cine no solamente no aumenta al mismo ritmo que la población, sino que está estancado e incluso disminuye en algunos paí­ses. La experiencia comunitaria de ir al cine no acaba de convencer a muchas personas, que prefieren disfrutar de las pelí­culas en su propio hogar, ya sea en el televisor, en su sistema de cine en casa o en Internet.

La industria del cine culpa a la piraterí­a de la falta de ingresos por taquilla. Hechos como la recaudación de 2.800 millones de dólares (unos 2.000 euros) de Avatar durante un solo año ponen en duda la mala salud de la industria cinematográfica. Desde un blog del diario Telegraph, Adrian Hon, sugiere una explicación alternativa: la culpa no es de la piraterí­a, sino de las palomitas.

cine_palomitas_2El modelo de negocio de la industria del cine tradicionalmente viene descansando casi todo su peso sobre la recaudación de taquilla. El objetivo es atraer al máximo número de espectadores a las salas de cine. Ahora bien, los dueños de los cines consiguen gran parte de sus ingresos de la venta de bebidas y palomitas, más que del precio de las entradas, argumenta Adrian Hon.

Así­, los propietarios de salas de cine demandan pelí­culas que llenen a tope las butacas con espectadores jóvenes que se atiborren de palomitas, que dejan muchas ganancias. Esto acaba con carteleras repletas de pelí­culas de dudosa calidad. Si los dueños de los cines se hubieran concentrado en mejorar toda la experiencia de ir al cine, poniendo butacas más espaciosas y modernas, por ejemplo, delante de pantallas correctamente instaladas, seguramente tendrí­an más espectadores.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.