niñosverano1

Llega verano y con él las vacaciones de nuestros pequeños, cada vez más atareados con los cuadernos de caligrafí­a, los cursillos de natación y las lecciones de inglés. Aun así­, chicos y chicas tienen mucho más tiempo para el ocio y acceder a Internet se convierte de nuevo en una de sus ocupaciones favoritas. Aunque accedan desde la casa familiar, niños y niñas deben disponer de unos sistemas de control que garanticen su seguridad a través de sistemas informáticos de control parental. Aun así­, lo más importante es que sus progenitores tengan claro cómo deben aconsejar a sus hijos y controlarles en el uso de Internet.


niñosverano2

Se sabe que el 96% de los jóvenes utiliza habitualmente Internet y que el 71% de los menores de diez años, accede a la Red a través de una conexión doméstica. Lo dice el último estudio del Instituto de la Juventud (INJUVE) de manera que es muy importante que los padres empiecen a ponerse las pilas para que sus hijos no sean ví­ctimas de engaños, estafas u otras experiencias más dramáticas. En primer lugar, los padres tendrán que barajar la posibilidad de instalar algún control parental en su ordenador. Esto les permitirá establecer tiempos de uso limitados, controlar el uso en ciertas franjas horarias, bloquear contenidos inapropiados, establecer listas de sitios seguros y hasta registrar cualquier infracción que haya podido realizar el niño.

niñosverano3

Aparte, los padres tendrán que hacer otro control riguroso. Éste pasa por fijar unos horarios lógicos para los hijos, además de instruir a los peques para que no crean todo lo que Internet les cuenta a través de anuncios, correos electrónicos con spam, phising (estafas bancarias) y hasta estafas online que prometen grandes sumas de dinero. Al mismo tiempo, conviene alertar a los niños de que no deben suministrar información personal (teléfonos, direcciones de contacto y otros datos de interés para estafadores o ciberdelincuentes) además de indicarles el peligro de hacer pública cualquier información a través de redes sociales, chats o foros de Internet.

No hay que convertirse en un espí­a. Lo más importante es transmitir a los hijos estas instrucciones de seguridad, además de enseñarles a crear contraseñas seguras o de evitar introducir contraseñas y datos personales en ordenadores de uso público. A éstas indicaciones cabe añadir la recomendación de situar el ordenador en un sitio público como el salón o la sala de estudio, compartida con alguno de los dos progenitores. Los expertos no recomiendan, bajo ningún concepto, dejar que el niño acceda solo a la Red en su dormitorio.

Fotos de: San Jose Library, paul goyette y SugarPond

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...