perdidos1

Lost o Perdidos, la serie de televisión ya mí­tica, ha terminado. Esta noche los seguidores han podido seguir en directo la emisión desde Estados Unidos del último capí­tulo de la sexta temporada. El final. Mientras la mayorí­a optaba por verlo cómodamente sentados desde su casa a través de la problemática emisión de Cuatro, otros se acercaron a algunos cines para verlo en pantalla grande. En tuexperto.com hemos querido saber de primera mano cómo transcurrió la noche Lost en el Cine Yelmo Ideal de Madrid. Y tenemos el testimonio directo de Carlos Risco, joven periodista, autor de las fotografí­as que acompañan este artí­culo y quien nos narra la experiencia de la siguiente manera:

La cadena Cuatro se volcó desde el principio con Perdidos. Para conmemorar el final de la serie decidieron realizar una serie de acontecimientos por toda España. Concretamente en Madrid el lugar elegido fue los Cines Ideal, situados en el centro de la capital. Al mediodí­a ya se encontraban los primeros fans haciendo cola. ¿El objetivo? Una de las entradas que se regalarí­an para el público general y que se repartirí­an a las 23:30. A las 2 de la tarde se encontraba un grupo aproximado de 30 personas, los más devotos de la serie y cuyo objetivo era lograr el mejor asiento.

perdidos3

Sobre las 6 de la tarde, el grupo de seguidores aumentó. Los forofos asentaron sus posiciones y la calle Doctor Cortezo comenzó a llenarse, lo que hizo que tanto los viandantes y las personas que se disponí­an a entrar al cine se quedaran sorprendidos. Eso hizo que más de uno preguntase a quienes esperaban el motivo de tanto alboroto. Y es que no todos los dí­as uno asiste a la emisión del final de una serie de televisión en el cine.

En esos momentos los fans mataban el tiempo jugando a las cartas, tomando refrescos y hablando con otros forofos sobre las posibles “teorí­as” que se destaparí­a al final de la serie. Sobre las 7 de la tarde ocurrió algo inesperado. En el Teatro Hí¤agen-Dazs de Madrid se desprendió parte de la cornisa, lo que produjo que aparecieran los bomberos para evitar males mayores. Circunstancia que también consiguió mover de sus lugares a los fans de Perdidos. Y, de paso, amenizó la espera durante un breve espacio de tiempo.

Tras esta pequeña anécdota la hora esperada se iba acercando. Los asistentes que estaban haciendo cola fijaron sus posiciones ante la proximidad a la hora deseada. Cada vez más gente se acercaba al lugar y los nervios crecí­an tanto por la hora como por la posibilidad de que llegara algún “listillo” que buscase saltarse la cola. Algo que harí­a inútil el tiempo que muchos habí­an empleado para tener un lugar privilegiado.

perdidos2

La organización en esos momentos brilló por su ausencia. No habí­a nadie en la calle organizando la espera, ni dispusieron ninguna valla que proporcionase la seguridad a los que más tiempo llevaban para evitar los colones de turno. Esto hizo que la gente se pusiera más nerviosa, ya que el tiempo pasaba y todo seguí­a igual.

Ante ello los organizadores decidieron abrir una entrada para prensa, invitados y ganadores de los diversos concursos realizados. Por otro lado, dispusieron una parte para el público en general. La tensión crecí­a y los organizadores decidieron numerar las entradas para evitar problemas después a la hora de acceder al recinto.

Tras mostrar carteles avisando con los cambios de última hora, la gente querí­a que llegase el momento. Tras unos últimos problemas, la apertura de puertas se retrasó media hora. Finalmente, antes de medianoche entraron los afortunados a recoger su invitación para la Final. Tras tener el preciado tesoro en sus manos, la próxima parada era a la 1:30 con el inicio del maratón. Los capí­tulos que se pudieron visualizar fueron los pilotos 1×01 y 1×02, el 3×23 “Through the looking glass”, 5×17 “The incident”, 6×16 “What they died for” y los esperadí­simos 6×17 y 6×18 “The end”. Pero para eso todaví­a quedaba mucha noche por delante, muchas palomitas, bostezos, tertulias en los pasillos…

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.